Blogs

Escritores y opinadores de nuestro partido

¿La igualación chavista es socialismo o solo una gran estafa?

La igualdad. Con esta palabra suelen engañar tirios y troyanos a la gente en procesos electorales, promesas de cambio y expectativas de futuro a una población esperanzada. Pero el más grande engaño latinoamericano y de nuestra historia reciente, lo constituyó el chavismo y de manera más personalizada, Hugo Chávez.

Conversemos sobre el tipo de cambio

La primera cuestión que salta a la vista es que mantener bajo el tipo de cambio con base en el drenaje de dólares a la banca no es posible en el mediano plazo. Y esto se debe a que provienen de las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela, que para nada está boyante en divisas.

Legislación o prevención: el verdadero dilema del acoso escolar

Lo punitivo sirve para corregir conductas equivocadas que socavan el ejercicio de los derechos de las personas, cuando quien agrede tiene un nivel de conciencia sobre el papel que juega en la sociedad. Los NNA están en proceso de desarrollo y de lograr identificar qué hacen en el mundo y cómo debe ser su forma de actuar en relación con otros y otras.

¿Hastío de la política o invisibilización de la lucha de clases?

Cada momento histórico se considera a sí mismo el final del desarrollo, del que todas las anteriores formaciones sociales han sido su antecedente lógico y en el que solo resta el perfeccionamiento del funcionamiento procedimental del presente. Cualquier idea de continuidad evolutiva resulta ofensiva y hasta criminal.

Un dilema del estudiante universitario: ¿gratuidad o privatización?

Hace más de siglo y medio, el 27 de junio de 1870, el presidente Antonio Guzmán Blanco dicta el Decreto de Instrucción Pública Gratuita y Obligatoria para todos los venezolanos, con lo que se anticipa a los países europeos más avanzados y se impulsa la educación en el país. Aunque Juan Bautista Dalla-Costa se le adelantó a Guzmán unos dos años, al publicar una circular en la que en el Estado de Guayana se obligaba a dar educación gratuita y obligatoria a todos sus ciudadanos.

El G4 nombra a Barboza y estampa la ruta escogida por...

El anuncio referido a “un proceso de reunificación” de las fuerzas opositoras en torno de la jefatura de este grupo es más preciso. Lo condensa la lapidaria frase que el propio Barboza expuso al periodista Gustavo Ocando Alex para el medio La Voz de América: la oposición “estará abierta a la participación de otras fuerzas o sectores de la sociedad civil que compartan nuestros objetivos”. Esto es, no se trata de unificar a los adversarios del enemigo principal, el régimen de Maduro y su camarilla, para desplazarlos del poder, sino de unificar a los que compartan los objetivos previamente definidos por este grupo.

El oscuro plan detrás del «rescate de las universidades»

El deterioro no es solamente de la planta física. Tardará un tiempo esa restauración. Pero lo más lamentable de la situación de las máximas casas de estudio no es la infraestructura. Es la que sufre su comunidad y la institución en su esencia y razón de ser. El objetivo de la dictadura es acabar con las universidades en su sentido universal y crítico.

¿Los trabajadores tendrán que ir a huelga por salarios dignos?

El gobierno a lo que más le teme es a la paralización de actividades. Sobre todo en el sector educativo y de la salud. Es allí adonde se debe ir apuntando. El chavismo busca una paz social basada en el engaño, mientras cercena derechos de los trabajadores. Hay que avanzar. No hacerlo es perder una buena oportunidad.

Camino al enriquecimiento o de cómo un policía sobrevive en Venezuela

¿Habrá acaso oportunidad de conocer a un funcionario que, con un salario miserable, esté dispuesto a arriesgar la vida por hacer cumplir leyes que nadie respeta, mucho menos quienes las hacen y le pagan el infeliz salario?

Luchas sociales imponen agenda a la lucha por cambio de Gobierno

El gobierno sigue apuntalando la política de crecimiento sin desarrollo. Cuenta con recursos extraordinarios procedentes del aumento de precios del crudo y de los minerales, aunque no alcanzan para tantas demandas. Es que, mientras mantengan la idea de la honra del compromiso con la gran banca, con el capital financiero internacional, no alcanza como para estimular de mejor manera el crecimiento económico, que podría apuntalar algo de desarrollo. Mucho menos para cumplir con las demandas de los trabajadores por salarios, prestaciones y pensiones.