Presidente Petro, la izquierda y el terror de una falsa dualidad

La oligarquía colombiana puede estar tranquila. Son los 11 millones de colombianos que sueñan con haber cambiado la historia, los que tendrán ahora el reto de la desilusión, como lo tuvimos 20 años después, los venezolanos.

El fascismo de la microverdad

La verdad está hoy sujeta y limitada a la posibilidad de que sea expuesta, masiva y eficientemente, ante el mundo. Quienes tienen a disposición esa posibilidad pudieran preferir mentir. Este es el increíble reto para los mortales, sin poder ni recursos, al defender la verdad del interés político y/o económico imperante.

Venezuela asegura más ingresos extra para 2022 ¿y los salarios?

No hay forma de que una familia pueda sobrevivir con dignidad y saludable con estas condiciones de ingreso, tanto en el sector público como en el privado. Urge una política de organización de los trabajadores, una plataforma y un pliego de demandas que abarque salario mínimo, pensiones y jubilaciones y tablas salariales acordes con las necesidades de la población trabajadora.

¿La igualación chavista es socialismo o solo una gran estafa?

La igualdad. Con esta palabra suelen engañar tirios y troyanos a la gente en procesos electorales, promesas de cambio y expectativas de futuro a una población esperanzada. Pero el más grande engaño latinoamericano y de nuestra historia reciente, lo constituyó el chavismo y de manera más personalizada, Hugo Chávez.

¿Hastío de la política o invisibilización de la lucha de clases?

Cada momento histórico se considera a sí mismo el final del desarrollo, del que todas las anteriores formaciones sociales han sido su antecedente lógico y en el que solo resta el perfeccionamiento del funcionamiento procedimental del presente. Cualquier idea de continuidad evolutiva resulta ofensiva y hasta criminal.

El G4 nombra a Barboza y estampa la ruta escogida por...

El anuncio referido a “un proceso de reunificación” de las fuerzas opositoras en torno de la jefatura de este grupo es más preciso. Lo condensa la lapidaria frase que el propio Barboza expuso al periodista Gustavo Ocando Alex para el medio La Voz de América: la oposición “estará abierta a la participación de otras fuerzas o sectores de la sociedad civil que compartan nuestros objetivos”. Esto es, no se trata de unificar a los adversarios del enemigo principal, el régimen de Maduro y su camarilla, para desplazarlos del poder, sino de unificar a los que compartan los objetivos previamente definidos por este grupo.