Algunos amigos me han preguntado acerca de las «elecciones» del 6D. Muchos, he de decirlo, con una genuina preocupación por el hecho de que ganen los candidatos de Maduro (si no salen a votar). A otros les he escuchado decir, o he leído, que “en dictadura no se vota.”

Algunos de estos amigos, a pesar de declararse opositores, de reconocerse como tal, se encuentran desorientados respecto al evento convocado por el régimen para este próximo domingo, otros han sido presa fácil de quienes convocan esta estafa, y otros simplemente, cual oportunistas, ven solo su ombligo e intereses particulares y se prestan a participar.

Lo primero que hay que señalar es que el 6D no hay ninguna elección, lo que se ha montado es una trampa, un fraude, para legitimar el asalto de la dictadura a la Asamblea Nacional. Es el único poder público declarado en rebeldía y que, no obstante los errores que puedan haberse cometido, es la única ventana democrática que, con la fuerza popular, ha puesto en jaque al régimen.

Sí, no hay elección porque todos los competidores, TODOS, están alineados con los interese del régimen o su accionar lo favorece. En consecuencia, si usted va a votar, votará (en la tarjeta que sea), por candidatos afectos a Maduro y a la dictadura y por candidatos que facilitan la estrategia dictatorial.

Sepa amigo, amiga, que una buena parte de las tarjetas que encontrará como opción, son de partidos que ejercen el poder junto a Maduro. Sepa también que otra parte de esos partidos se constituyeron o legalizaron bajo el amparo del CNE y del TSJ, por instrucciones de Maduro, en virtud de la posición colaboracionista de sus líderes, quienes le sirvieron la mesita a cambio de prebendas, de unos dolaritos pues.

Hay otros partidos, no tan nuevos, tampoco viejos, que han sido habituales colaboradores del régimen, algunos incluso actúan en nombre Dios (embaucando a sus creyentes). También hay otros  con una larga tradición de oportunismo político, de aprovechamiento de las coyunturas, que hacen política en función de sus intereses grupales.

Y si me dices que también AD, COPEI, Voluntad Popular y otros partidos de oposición tienen sus candidatos, te cuento que no es verdad. Pues el TSJ, por instrucciones de Maduro, intervino en las decisiones de esos partidos, destituyó a sus verdaderas autoridades y colocó a dirigentes que son parte de la tramoya montada por Maduro, autorizándolos a inscribir candidatos.

Entonces, si decides votar este 6D, estarás votando por los candidatos escogidos por Maduro. Falcón, Fermín, Fernández, Bertucci, Zambrano, Puchi, Gutierrez, todos, absolutamente todos, hace rato largo que son piezas de este régimen y facilitan su estrategia de enquistarse en el poder. A ellos se sumaron unos cuantos diputados y dirigentes (que eran de oposición), que se vendieron al régimen. Se les conoce como los alacranes, a quienes les entregaron la administración de las tarjetas de los partidos de oposición para montar esta burla. Toda una canallada.

Así que si no votas por los de Maduro, votas por los que se disfrazan de oposición y favorecen la estrategia política de la dictadura. Esas son las opciones que tienes. Si no votas ganan los de Maduro y si votas también.

En cambio, si no votas ayudas a que este fraude quede al desnudo frente al mundo, frente a los organismos internacionales y a los países que apoyan a Venezuela en su lucha por la democracia. Supongo que no te querrás sumar a quienes avalan este fraude electoral.

No te ilusiones con esa estafa de que si gana la oposición Maduro se va. Ya el juego está cantado.

Finalmente, en dictadura votamos y ganamos. En dictadura, en este país y en otros, se ha votado y se ha ganado, haciendo de esos triunfos razones para rebelarse y terminar con las tiranías.

En dictadura todas las formas de lucha hay que combinarlas. Pero en esta ocasión no se le permitió a la oposición participar, se le cerraron los caminos, prefirió Maduro robar las tarjetas a los partidos de oposición, con la complicidad de unos alacranes, para simular que lo del 6D es una elección.

Por todo ello amigo, amiga, si te opones a este régimen, no te prestes para validar su trampa. Prepárate para la consulta y la rebelión popular.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.