Presentamos la intervención de nuestra compañera Belsaí Yanez, miembro de la Plataforma Nacional de Conflicto ((PNC), en una reunión virtual con Juan Guaidó, realizada el 9 de junio de 2020.


La PNC tiene como objetivo estratégico organizar un Poder Social en Rebelión, con un alto nivel de conciencia y cuyas acciones conduzcan a poner fin a la dictadura y construir una nueva democracia.

Los métodos democráticos requieren, al inicio, un gran esfuerzo y tolerancia, pero es la vía en la que se consolida un poder social que participe y luche, en lugar de una movilización de masas, que luego de una gran avanzada, se diluya en la nada y la desilusión.

El pueblo venezolano ha protestado de todas las formas posibles, ha demostrado enorme brío y valentía, seguir protestando es necesario. En rebelión todas las protestas parecieran fallar… hasta la última, la que precede a la victoria. Pero, en tantos años de lucha no nos hemos organizado para una decidida rebelión popular y la conquista de un cambio político. Las formas de organización que se han convocado tienen un patrón electoral, son como un 1 x10 que tenemos que hacer una y otra vez, sin verdadera participación, ni acción colectiva, las más duradera quedan a la espera de una orden, en lugar de seguir activas y en movimiento. Así no se derrota una dictadura.

La organización del Poder Social en Rebelión es un proceso distinto, implica fortalecer los líderazgos naturales para construir desde las bases estructuras democráticas, participativas, amplias e inclusivas, capaces de activarse y articularse ante diversas condiciones de lucha. En Venezuela se realizan diariamente decenas de protestas, hay millones de personas aspirando un cambio, solo que no hay vinculación orgánica, ni estructuras de organización de base con funcionamiento permanente.

Este plan no se trata de ir a los sectores populares de visita, ni de formar comités efímeros e instantáneos, se trata de involucrarlos en el proceso de cambio, con sus propios movimientos, fortaleciendo sus luchas sociales, sus protestas por agua, gas, etcétera, promoviendo la organización y participación de todos los sectores (trabajadores, estudiantes, vecinos, etcétera) con sus reales y cercanos líderes, no con los impuestos.

En consideración de todo ello, el Plan Estratégico de la PNC en marcha, parte de la estructuración de ese Poder Social para la organización de la Rebelión Popular. Es una presión interna que no es accesoria, ni auxiliar, sino protagonista.

La conformación de Plataformas de Lucha o Plataformas de Conflicto se fundamentan en las Asambleas Populares, pero con un método completamente distinto a las asambleas mítines en las que algunos, se matan para estar en la tarima. No, es otra cosa, es ejercer la democracia y desarrollar debates abiertos para arribar a acuerdos con la participación de todos. Así se forman y operan las plataformas… así funcionan, realizan jornadas de lucha y otras acciones de formación, solidaridad, etc. Las plataformas constituidas se ramifican y también se articulan para desarrollar luchas simultaneas y unificadas,

El Plan estratégico que desde la PNC ejecutamos implica esos métodos de construcción del Poder Social, porque la Rebelión no se decreta… se organiza. Se apuntalan las jornadas de lucha sectoriales, tanto de tipo política, social como reivindicativas, en confluencia con el objetivo estratégico. Ahora, no se trata de luchas aisladas, erráticas, compulsivas sino articuladas y concatenadas, por eso el énfasis en campañas y protestas estratégicamente organizadas, para ir ascendiendo a niveles superiores de lucha, en intensidad y alcance. Es un proceso de acumulación de fuerzas, que ha de confluir en un movimiento popular generalizado que va avanzando hacia acciones mas definitivas como lo es la Acción Cívica Nacional.

Para ir concluyendo, hay 3 elementos que deben estar presentes: 1) Clara estrategia y esclarecida dirección política 2) Poder Social activo, consciente de su papel histórico y del objetivo estratégico 3) Jornadas de lucha en ascenso, estratégicamente organizadas, propias de la Rebelión Popular. Queremos trabajar con usted Presidente para lograrlo.

Desde la PNC seguimos desarrollando ese plan estratégico que aprobamos en una gran asamblea de lucha, creciendo y organizando desde las bases en todo el territorio nacional. Redimensionaremos para impulsar con más fuerza. Se requiere entonces el respaldo de la Presidencia como liderazgo que encarna esa fuerza de rebelión y lucha. Y preguntamos: ¿Es posible que nuestro Presidente Encargado se comprometa con esta ruta de rebelión, vinculándose con los sectores populares, fortaleciendo sus naturales formas organizativas y manteniéndose al frente de nuestras luchas? Tenga la confianza en que el pueblo venezolano organizado, una vez que asuma un plan y vislumbre una estrategia de salida, se unificará en rebelión, hasta conquistar un cambio político y una nueva democracia,

Presidente, acompáñenos en este plan y en nuestra consigna: Todas las luchas una sola lucha. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.