La desvergüenza del «máximo» organucho jurídico del país no conoce límites. Faltando apenas un día para cesar las postulaciones, el tsj (minúsculas bien ganadas) en un acto de prestidigitación habilita a un señor que desde 2013 ha sido financiado por el régimen para postular con la tarjeta electoral de Bandera Roja.

Lo que para algunos es una novedad (Primero Justicia, Voluntad Popular, Acción Democrática, PPT, Tupamaro, entre otros) para nosotros —militantes de la lucha contra la dictadura y denunciantes desde 1998 de la estafa chavista, incluso antes de que llegaran al poder— la intromisión ilegítima e ilegal del régimen contra nuestra organización política ya dura siete años. Copei ha vivido similar situación y casi por el mismo tiempo.

En un largo proceso de procedimientos para nada jurídicos y sí muy amañados, en los que Indira Alfonzo y Arcadio Delgado Rosales —integrantes de las salas electoral y constitucional del tsj (todo en minúsculas)— siempre metieron sus manos como verdugos del régimen, el “excelso y autónomo” poder electoral le permitió a Pedro Véliz Acuña y sus compinches «quintacolumna», hacer uso de nuestros símbolos y nuestras siglas, pues era el tipo de «oposición» que necesitaba el régimen para medio cubrir las apariencias. Potestad que tuvo desde las elecciones municipales de 2013 hasta el evento llevado a cabo en mayo de 2018, en el cual dieron apoyo a Henri Falcón.

Posterior a esa decisión, los organuchos de la dictadura han utilizado a este grupete en cada proceso eleccionario o de legitimación popular, para lo cual los convocan -pago mediante- y luego los desechan tras su conveniente uso. No hacen política de ningún tipo salvo el uso comercial que les da el régimen para manchar nuestra tarjeta electoral en la legitimación recurrente de la estafa gobernante.

Pero, pese a tener financiamiento directo de las arcas del Gobierno, la ineficacia, inoperancia y falta de destreza de ese señor y sus acólitos, les impidieron llenar lo mínimo de exigencias de la oficina de partidos políticos del cne (minúsculas merecidas), y a comienzos de 2019 fue cancelada la vigencia de esta tarjeta por no haber cubierto el respaldo del 0,5 % de firmas de venezolanos inscritos en el REP.

Ya en 2016-2017, la posición de la rectoría del cne —en un acto de contrición proveniente principalmente del conocimiento histórico que mantenían en la oficina mencionada— había respaldado la acción jurídica que incoaron los compañeros Gabriel Puerta, Carlos Hermoso y Pedro Arturo Moreno, a nombre de nuestro Comité Central. Pero la decisión, como siempre, venía de arriba, es decir, de la mismísima camarilla que rodea a Maduro, y lo argumentado sesudamente no tenía ninguna validez.

La desesperación y el espíritu arrogante y bravucón —propio de la camarilla hamponil que dirige los destinos del país— es lo que los lleva a tomar a troche y moche esta decisión, a todas luces inmoral, aparte de ilegal e inconstitucional. No hay suficiente barniz en el mundo para encubrir la farsa del 6-D.

El pueblo organizado y la ciudadanía toda sabrán responder tamaña alevosía. La sublevación frente a la hambruna y la represión de este régimen no podrá ser detenida con este tipo de argucias que muestra claramente las costuras de la ignominia, el atropello y la felonía.

En todas esas luchas nobles y necesarias estará Bandera Roja al frente del combate, pues nuestra existencia no está determinada por algún cenáculo de tramposos en el tsj o en el cne, sino por tener claro nuestro derrotero, el cual no se restringe a derribar la dictadura y revalidar la Constitución —que ya de por sí ameritan un gran esfuerzo—, sino que persistiremos en nuestro ideal de construir una Venezuela donde imperen los valores democráticos, la solidaridad, la justicia social, y donde el desarrollo de todas nuestras capacidades productivas vaya de la mano con la felicidad y prosperidad de las mayorías nacionales.

Abajo la dictadura

Desechar las ilusiones, prepararse para la lucha

La rebelión es el camino

 

Dirección nacional de Bandera Roja (resistencia)

Lea también:

Unidad y más unidad para derribar la dictadura

¿Quieres saber la verdad detrás del caso Bandera Roja?

.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.