Ante las simpatías y apoyo popular que estaba recibiendo el Referéndum Revocatorio, derecho constitucional de los venezolanos, la dictadura ordenó a su CNE que tomará medidas para abortarlo. Como era de esperarse, el postrado organismo electoral viola un derecho constitucional de manera flagrante. Es que el impulso del revocatorio se estaba convirtiendo en un claro peligro para seguir manteniendo al usurpador Maduro en el poder.

No sorprende esta medida, anunciada entre gallos y media noche por parte de los rectores de la dictadura en el CNE. Recoger firmas para activar el Referéndum Revocatorio sin el tiempo suficiente, sin la debida información e imponiendo cuotas por estado cuando el proceso Revocatorio es nacional, es otra muestra más de que la dictadura cerrará todas las vías para evitar que el pueblo ejerza su soberanía a plenitud para sacarlo constitucional y democráticamente del poder. Las «facilidades» iniciales no fueron sino una mascarada para dar confianza a la gente, que ya se empezaba a entusiasmar para activarse y revocar a quien usurpa actualmente el poder.

Ante el cercenamiento de un derecho constitucional, no puede haber duda que el discurso de la dictadura de que respeta la constitución es solo demagogia para mantener una fachada democrática.

Es tiempo de desechar las ilusiones. A este régimen hay que derrocarlo con base  en el ejercicio soberano, legítimo y constitucional de la rebelión, de forma decidida y firme. Esto es posible con unidad real y verdadera de la dirigencia dispuesta a tal responsabilidad y con la fuerza organizada del pueblo, guiados por una estrategia que combine todas las formas de lucha en una dirección común: derrocar la dictadura.

Exhortamos a todos los factores opositores, a las organizaciones sociales, a los trabajadores, a los sindicatos, a los centros de estudiantes, a los gremios, a los campesinos, a los pequeños y medianos productores, a construir una fuerza real, un gran movimiento unitario y decidido, que esté dispuesto a desplazar del poder a la dictadura para finalmente reconstruir a Venezuela.

¡La rebelión es el camino!

¡Con fuerza, pueblo y unidad derrocaremos la dictadura!

Bandera Roja, 22 de enero 2022

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.