La Unión de Jóvenes Revolucionarios (UJR) conmemora su 34 aniversario continuando con lo que ha sido un legado de luchas por edificar un país pleno de libertades democráticas, de prosperidad, desarrollo, progreso, bienestar y justicia social. Seguimos con el mismo espíritu de combate político que inspiró nuestra fundación en honor a los héroes caídos en la Masacre de Cantaura, y a sus aspiraciones de cambio y transformación social. Luchamos por una democracia popular, como estadio de tránsito hacia formas más avanzadas e igualitarias de organización social. Para salir del atraso, de la dependencia y de la sumisión a potencias imperialistas, propugnamos la urgencia de una revolución científica y tecnológica en Venezuela.

Esos ideales de redención social continúan intactos y dan sentido a la lucha que hoy libramos para lograr el cambio político, tan necesario para salir de esta catástrofe y abrir los caminos a la reconstrucción nacional. Es insoportable la vida de miseria a que nos condena la cúpula mafiosa, corrupta, indolente, mentirosa y sanguinaria que usurpa el poder.

La hambruna y todas las condiciones de miseria que padece la mayoría nacional exigen actuar con la prontitud que demanda esta tragedia. Son décadas de expoliación y destrucción de nuestra economía, confiscación y violación de derechos constitucionales, pulverización del salario y depauperación de los trabajadores. Años de rapiña y entrega de nuestras riquezas a los imperialismos chino y ruso. Todo este desastre debemos pararlo con urgencia.

Es necesario unificar todos los esfuerzos para salir de la dictadura. Los jóvenes tenemos la importante tarea de coordinar nuestras luchas, organizarlas y darles direccionalidad desde una plataforma que nos aglutine a todos sin exclusiones, sectarismos, mezquindades ni conductas hegemónicas. Una unidad incluyente y esperanzadora con claridad estratégica en el objetivo de derrocar el régimen dictatorial es lo que clama Venezuela.  Las diatribas, discusiones y ambiciones personalistas y partidistas solo contribuyen a alejarnos de esta demanda urgente del pueblo venezolano.

Impulsar un movimiento asambleario desde la base de la sociedad permitirá fortalecer el potencial que tiene el pueblo venezolano como principal protagonista de esta gesta emancipadora. Hacerlo dándole organicidad y capacidad real de decisión es lo que va permitir construir la fuerza social para producir la anhelada victoria de la rebelión popular.

En estas tareas fundamentales seguiremos trabajando, haciendo nuestro generoso aporte y alzando nuestra voz en defensa de los derechos que nos corresponden. Una educación pública democrática, gratuita, obligatoria, científica y popular; condiciones dignas para el estudio, el trabajo y el ascenso social. Los jóvenes reclamamos un futuro pleno de oportunidades para crecer y desarrollarnos.

Conmemoramos 34 años de fundación refirmando nuestro compromiso y firme disposición para defender los intereses de los explotados y los oprimidos. Seguiremos luchando por el socialismo científico y entretanto, continuamos enfrentando y desenmascarando a esta dictadura de mafias que engaña al pueblo venezolano con su disfraz falso de socialismo.

Formar cuadros y dirigentes juveniles verdaderamente revolucionarios seguirá siendo una de nuestras tareas fundamentales. Así continuaremos esforzándonos por educar generaciones de jóvenes en el marxismo-leninismo. Enseñando las doctrinas del pensamiento filosófico, económico y político que conduzcan a la superación radical del orden actual para sustituirlo por otro de mayor desarrollo de las fuerzas productivas y nuevas relaciones sociales de producción. La incapacidad demostrada por el sistema capitalista para satisfacer las necesidades más básicas inherentes a la vida humana exige su transformación. Por un mundo más libre, con mayores oportunidades, más justo, más humano. Por una sociedad de productores libremente asociados.

Nos proponemos darles conciencia y organización a las juventudes que se agrupan en los más variados sectores del país. Continuar la lucha ideológica para construir una vanguardia consciente y comprometida con la lucha por el cambio político. Hacer de la juventud un destacamento de militantes para lograr el cambio revolucionario en nuestro país y realizar las tareas de la solidaridad del internacionalismo proletario.

Llamamos a las juventudes a incorporarse a nuestras filas para seguir luchando por una vida decente. Demostremos que los jóvenes podemos ser ejemplo de desprendimiento, solidaridad, probidad y voluntad al servicio de la mayoría nacional, de la democracia, el desarrollo, el bienestar, la soberanía, independencia y libertad de Venezuela. Demostremos que podemos brindarle fuerza y vigor a la lucha que libra el país para liberarse de las cadenas que hoy lo esclavizan y condenan al más ruin atraso.

A desechar las ilusiones y rebelarnos contra la dictadura.

Salgamos a luchar para derrocar al dictador.

Unión de Jóvenes Revolucionarios – UJR

4 de octubre 2020

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.