El año viejo deja lecciones que en el nuevo año 2022 servirán para avanzar en el camino de la victoria sobre la dictadura.

Sin embargo, el año comienza con los venezolanos en circunstancias lamentables en sus condiciones de vida. Los bajos salarios junto al desempleo y la economía informal, resumen algunas de las mayores afectaciones de la política de la dictadura. Aún así, está situación permitirá, producto del descontento creado, la posibilidad de construir una fuerza alternativa para el cambio que demanda el país y las grandes mayorías.

Por ello, la unidad para enfrentar la dictadura debe ser entendida como el espacio para configurar una dirección política capaz de liderar el descontento y ponerlo a andar contra la dictadura hasta su derrocamiento, para la edificación de una nueva democracia en una Venezuela productiva, de trabajo y bienestar.

Los venezolanos de bien aspiran que quienes se asumen como dirigentes, hagan valer su condición y asuman el compromiso de derrocar a Maduro sin dejar de defender el interés nacional frente a las potencias imperialistas que encuentran en Venezuela un gran botín a repartir; que quienes tratan de dirigir a Venezuela tras salir de la dictadura, se identifiquen con una salida genuinamente democrática y popular; que sean ejemplo de sacrificio y abnegación por el interés colectivo. Para ello, la prepotencia debe dar paso al espíritu democrático, de cooperación y solidaridad; el sectarismo dar paso a la inclusión. Así, hasta configurar una dirección integrada, en la que brillen los más capaces, dispuestos y claros, en la idea del cambio por el interés nacional y popular.

El pueblo no está abatido, pero no confía. Le desilusionan los vaivenes y el mal ejemplo. Pero su fuerza telúrica está incólume. Falta despertarla y orientarla. A eso debemos disponernos quienes en verdad tenemos el compromiso de dirigir para cambiar el país.

Con el pueblo haremos la fuerza para salvar a Venezuela. Una y otra vez la historia nos lo indica. Allí está anidada. Falta sembrar en su conciencia las ideas del cambio. El camino a seguir, con todo y los riesgos. La confianza en que sí podemos salir de la dictadura y edificar un mundo mejor.

En este 2022 les deseamos a los venezolanos el mejor año posible, en la convicción de que se darán pasos hacia una estrategia cuyo objetivo sea el derrocamiento de la dictadura y el inicio de la edificación de una democracia, asentada en la participación ciudadana en la toma de decisiones.

Ese es el deseo del partido Bandera Roja al pueblo venezolano. Esa es la aspiración de quienes contamos con el aval que brinda una historia llena de compromiso y entrega por la causa democrática y popular.

Estaremos celebrando junto a todos los venezolanos de bien el inicio de un nuevo año. Y deseamos que, en la lucha por la paz y la esperanza de un país mejor, no se borre la alegría que nos caracteriza, aún en medio de las condiciones más adversas y tristes que vivimos. Ese espíritu venezolano que han tenido la oportunidad de conocer en todo el mundo. Sello que nos distingue, junto al indoblegable espíritu de lucha por un mundo mejor.

¡¡¡ Salud a todos los venezolanos de bien !!!

¡¡¡ Unidad y rebelión !!!

Abajo la dictadura

Solo la fuerza del pueblo salva a Venezuela

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.