Raquel Figueroa, dirigente sindical nacional del
Colegio de Profesores y coordinadora de Educadores Simón Rodríguez, sostiene
que en Venezuela hay una “crisis de ingobernabilidad”.
Frente a los problemas que está atravesando el país en
materia social, económica y política, Figueroa manifiesta que el hecho de hacer
en este momento una consulta por la calidad educativa “es un trapo rojo
que busca debilitar las luchas sociales” que están ocurriendo desde el
pasado 12 de febrero.
En su opinión es una estrategia política “bien
diseñada de altas esferas para centrar a todo la ciudadanía en una situación
que no existe realmente. Aquí no existe calidad educativa, lo que existe es un
fracaso de la educación bolivariana.”, expresa Figueroa.
Manifiesta que la figura gobernante del presidente
Maduro está debilitada, por lo que cree que a través de la vía de la consulta
educativa buscan formalizar un currículo educativo que abandere la figura
“mesiánica” del expresidente Hugo Chávez.
En su análisis indica que desde el año 2007 se ha
venido diseñando lo que se quiere aprobar a través de esta consulta en el
currículo educativo, “Hay modificaciones de normativas legales, el
gobierno necesita en este proceso de transición implantar su visión
fundamentalista de la política y por supuesto necesita un instrumento que es el
currículo educativo, porque es la línea política que va regir la educación. Esa
es su filosofía, su arranque”.
Destacó que en la nueva propuesta, la utilización de
Bolívar como figura principal le da paso a las ideas de Chávez, las cuales
serían ahora el eje fundamental de lo que se estaría intentando definir como
una visión filosófica de la educación venezolana.
“Estos cambios abarcan aspectos que van más allá
del orden jurídico a fin de afectar y reorientar la cultura y las
manifestaciones artísticas en esa dirección, tal como hemos podido apreciar en
la Constitución ilustrada y en los textos entregados al inicio del año
escolar”.
PREGUNTAS MANIPULADORAS
La sindicalista agrega que las preguntas que realizan
en dicha consulta son prediseñadas, para una manipulación, “es como el
conductismo: Estímulo-respuesta. Yo te doy un estímulo y tú me das una
respuesta.
Acotó que se encuentran actualmente evaluando la
consulta que se lleva a cabo en las escuelas. El pasado martes estuvieron en el
colegio La Gran Colombia. Explica que las preguntas realizadas a los niños son
subjetivas y no tienen nada que ver con la realidad del país.
“Es una consulta falsa, manipulada, para poder
formalizar lo que ya está diseñado. Y ¿por qué ya está diseñado?, bueno allí
tenemos una Constitución ilustrada, unos libros que alaban la figura de Chávez
y una Resolución 058 que modificó las estructuras de las escuelas, sin pasar
primero por la consulta, quieren implantar cosas a través de resoluciones y no
a través de leyes”, explica Figueroa.
También sostiene que el proceso de consulta es
contradictorio, ya que se habla del tema de calidad y que dicho proceso tendría
como objetivo profundizar esta área.
Frente a esto muchos docentes y representantes del
gremio educativo se preguntan por qué desde el 2009 no se discutió ni se aprobó
ninguna ley especial que rija la política del sistema educativo venezolano.
Subrayó que esta sería una de las razones por las que
el diseño curricular propuesto, “tiene una alta deficiencia del
pensamiento científico y pedagógico.
No se trata de buscar la calidad del hecho educativo y
la sociedad de justicia sino de la reducción de la capacidad crítica del niño
en función del proyecto del culto a la personalidad de Chávez”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here