Desde el año 2009 hemos estado alertando la progresiva política oficial de desprofesionalizar la carrera docente. Este año escolar 2013-2014 la tendencia es mayor, hasta el punto que la educación venezolana tiene una déficit de 17.300 docentes especialistas en las áreas de matemática, física, química y biología. 
Presentamos algunos rasgos que caracterizan el estado en que se encuentra la profesión docente: 
  1. Desde el 2011 dejaron de existir los supervisores de carrera profesional. En este nuevo año escolar podemos decir que todos los planteles oficiales y privados están bajo la supervisión de docentes que no tienen la experiencia, ni cumplen con los requisitos profesionales para el desarrollo de una organización gerencial para el cambio y  la calidad educativa. Este nuevo personal tiene exclusivamente la característica de un funcionario colocado a dedo por el MPPE o Zonas Educativas. 
  2. La Resolución 058 en vez de contribuir con el fortalecimiento de la relación escuela comunidad, se ha convertido en un instrumento que agrede los principios de la educación democrática y de la autoridad pedagógica, académica y gerencial que tiene el docente en el plantel escolar. Es el caso de la UEN Meregone, de Cagua, Estado Aragua, en la cual la Zona Educativa incidió para que el tren directivo del plantel, con 6 años de encargaduría, renunciaran al cargo para que una instancia denominada “colectivo” y con la representación del Consejo Comunal decidieran llevar a votación la distribución de los cargos jerárquicos gerenciales educativo. 
  3. Las cifras oficiales indican que de 22.051 planteles oficiales, sólo el 5% tienen directores titulares, es decir, que el 95% de los planteles oficiales tienen directores encargados que vienen nombrados ha dedo  y  designados con criterios políticos partidistas. Todos los planteles que están dentro del Proyecto Escuela Bolivariana tienen directores encargados.
  4. La educación tiene 14 años en un proceso de transición, funcionando con base en Resoluciones Ministeriales y no sobre la base de las Leyes Especiales que establece la Ley Orgánica de Educación del 2009. Es el caso que desde hace cuatro años el magisterio espera que se apruebe un Reglamento Provisorio de Ingreso y Ascenso en la Docencia.
  5. Mencionamos la Ley Especial que permitirá los programas de formación docente, pero de igual manera ha tenido el mismo destino de todas las Leyes Especiales que exige la LOE, brillan por su ausencia. Lo que debería ejecutar el Estado algunas Federaciones y sindicatos regionales del magisterio lo han logrado haciendo convenios con Universidades para ofrecerle a sus agremiados cursos y posgrado. 
Hablar en Venezuela de la educación de calidad es requerir que el Estado le ponga el foco a las políticas de la profesión docente, de lo contrario nuestras escuelas serán un espacio para la simple repetición acrítica de contenido de materias, para la práctica de políticas partidistas y no para el encuentro del conocimiento científico y formación de hombres y mujeres en democracia y productividad. 
Profesora Raquel Figueroa
Secretaria de Organización Nacional del Colegio de Profesores
Coordinadora Nacional del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez
0414 1230118- 04160128013

@raquel_fig

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here