En principio, el Movimiento de Educadores “Simón
Rodríguez” felicita a todos los educadores activos, jubilados,
pensionados, nacionales, estadales y municipales que participaron valiente y
decididamente en el Paro Nacional de 24 horas convocado por la coalición
sindical de las 8 federaciones del magisterio (excepto el sindicato esquirol y
patronal) el pasado jueves 14 de mayo por un URGENTE y decente Ajuste de
Sueldos, previo a cualquier negociación contractual que compense la gravísima
pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y de los docentes en
particular, ante la escalada del alto costo de la vida, producto de las medidas
económicas anticrisis del gobierno nacional que afectan fundamentalmente a la
clase obrera, asalariados y pueblo en general. 
Tiene un gran significado esta acción de Paro, por el
hecho de ser la primera gran jornada de protesta unitaria y de fuerza realizada
por el magisterio nacional en estos últimos 16 años y por haberse rebelado este
glorioso magisterio contra la política de chantaje y psicoterror impulsada por
el patrono con el fin de amedrentarlo y someterlo a sus políticas hambreadoras
y de control social. 
Si a este exitoso Paro Nacional le sumamos las
restantes actividades y movilizaciones realizadas anteriormente en muchas
entidades con el empuje de los docentes y dirigentes de base, nos
encontramos frente a un despertar esperanzador y alentador que nos recuerda las
grandes luchas históricas por sus reivindicaciones realizadas por este
magisterio que no estaba dormido y que sorprende al Ministro y su gobierno al
punto de lanzar éste, una jugada política en conjunto con su sindicato patronal
que intenta “resolver” por la vía rápida un conflicto que apenas
comienza  y con tendencia a profundizarse.
En efecto, a las ya acostumbradas descalificaciones
agresivas, irresponsables y reaccionarias de la patronal al intentar negar no
sólo el éxito, cosa que obviamente no pretendemos que admita, sino incluso
negar el que se halla llevado a cabo el paro mismo y muestra la catadura
antidemocrática y caradurismo de un funcionario, que en nada contribuye al
clima de diálogo que debe prevalecer entre las partes sindical y patronal en un
Estado Democrático cualquiera, para resolver los conflictos que se
presenten. 
¿Cuál es la jugada del Patrono-Estado y su servil sindicato.
Buscan dividir al magisterio y sus organizaciones
sindicales cuando arbitraria, unilateral y  autoritariamente, el patrono pretende imponer
su criterio de adelantar las discusiones de un contrato colectivo aún no
vencido (el vigente se vence el 18-10-2015) el cual es totalmente desconocido
por los trabajadores de la docencia y avalado por el sindicato ilegítimo y patronal
que ya todos conocemos, cuyo objetivo  es
negar la propuesta del magisterio venezolano.
Trata el patrono con esta maniobra, imponer cualquier
e insignificante ajuste de sueldo en el marco de unas discusiones contractuales
adelantadas y que no tienen fecha de culminación, porque como debe saber el
trabajador, una convención colectiva se rige por unos procedimientos
establecidos en la Ley Orgánica del Trabajo que pueden llevarse meses para su
aprobación definitiva por lo que el patrono estaría comprando tiempo para
acercarnos al mes de julio, mes de inicio de vacaciones escolares y por tanto
diluir y acabar con la creciente protesta y organización de los educadores
desde las bases y  una nueva forma de
reencontrarse en sus luchas reivindicativas.
El Ajuste de Sueldos Ya, previo al contrato, es punto de honor de esta
lucha del glorioso magisterio venezolano.
El magisterio tiene, y
la coalición sindical debe mantener, su propia y ya definida estrategia de
solicitud de UN AJUSTE DE SUELDOS INMEDIATO previa a cualquier discusión
contractual  equivalente a 5 salarios
mínimos como el sueldo base de un Docente 1 base 36 horas. La misma está
sustentada en la drástica y grave caída de nuestro poder adquisitivo, en la
discriminación salarial del que somos objeto con respecto al resto de los
empleados y obreros de la administración pública, quienes con el último ajuste
decretado, tienen sueldos y salarios muy por encima de los docentes
venezolanos, como queda evidenciado en la nueva
escala salarial de empleados y obreros de la administración pública publicada
en la Gaceta Oficial N° 40.660 que
circuló este viernes 15.
Esta
propuesta, debe ir acompañada del desenmascaramiento del Ministro de Educación
y sus dirigentes y federación oficialista quienes manipuladoramente repiten que
ya el magisterio recibió un incremento general en sus sueldos del 20% con
ocasión del decreto de ajuste del salario mínimo, cuestión que es falsa de toda
falsedad, por tanto y en cuanto lo que hizo el MPPE fue acabar con las
diferencias porcentuales en las distintas categorías docentes existentes, por
ende con la antigüedad y meritocracia, ya que los docentes base 36 horas
categorías 1 al 4 fueron homologados con el mismo sueldo(en este caso al mínimo
de 6.746,97), cuyo incremento fue en orden ascendente de 8,95%, 13,23% y 17,91%
respectivamente y solamente el docente I recibió el 20%. Solo los docentes V y
VI están por encima del SM y no recibieron incremento.
Los
docentes 33,33 horas fueron igualmente homologados desde la categoría 1 al 5
con el salario mínimo de 6.746,97, cuyos incrementos fueron en orden ascendente
de 2,16%, 17,67% y 20% las tres primeras categorías. La única categoría que
está por encima del SM es el de docente 6 en unos 878 Bs.
Se
destruyó arbitraria, irresponsable y autoritariamente, de una quincena para
otra la carrera docente y el tabulador de sueldos establecido en las
convenciones colectivas que como tal es un derecho adquirido y forma parte del
patrimonio económico, social y académico del magisterio venezolano. Eliminar
las diferencias de sueldos contenidas en las diferentes categorías docentes, (a
pesar de que eran mínimos) es una flagrante violación a la legalidad que rigen
las relaciones obrero-patronales de acuerdo al principio laboral establecido en
la Ley Orgánica del Trabajo y la convención colectiva vigente.
Y como
para profundizar más aún la brecha entre los sueldos de los docentes y los
obreros, bachilleres, TSU y otros profesionales universitarios, tenemos que de
acuerdo al nuevo tabulador antes mencionado, el sueldo máximo de un Obrero No
Calificado es superior en 36,27% al de los Profesionales de la Docencia categorías
del 1 al 4 y el de un Obrero Supervisor está 28,48% por encima de un
Profesional Docente categoría 6.
Las
diferencias se profundizan en el sueldo máximo de un Bachiller, al ser superior
en un 53,20% al de los Profesionales de la docencia de las categorías 1 al 4;
el de un TSU es superior en 53,67% al de un Profesional Docente 5 y el de un
Profesional Universitario con una diferencia por encima al de su par Docente 6
en un 50,39%.
Con
esta realidad salarial y argumentos irrebatibles, que contrastan con el
discurso oficialista, tenemos las razones suficientes para mantener la protesta
en la calle, diversificando la misma con las asambleas por centros de trabajo y
generales, tomas propagandísticas, visita a los medios de comunicación,
elaboración de comunicados para los padres y representantes, clases
magistrales, pupitrazos, etc., todas ellas enmarcadas dentro de la Constitución
y las leyes para que el patrono entienda la urgente necesidad de ajustarnos el
sueldo antes de iniciar cualquier discusión contractual, pues a todos los
sectores laborales del país, incluyendo a los militares se les incrementaron
los sueldos y salarios por vía ejecutiva y sin necesidad de adelantar
negociaciones contractuales, en el entendido que éstas deben contener el resto
de los beneficios sociales, económicos, sindicales y académicos los cuales
llevan un tiempo para ser acordados.
Además
sorprende el subrepticio interés del patrono en plantear un adelanto de
discusiones sobre un contrato colectivo vigente violado en más del 75% su
contenido, por lo que debería más bien es cumplir con las cláusulas violadas a
lo largo de estos dos años, como por ejemplo el ajuste de la póliza del seguro
de HCM a la realidad de los costos de la salud en Venezuela, la cancelación
completa y oportuna de las prestaciones sociales, fideicomiso e intereses de
mora a los educadores jubilados, el suministro de las medicina, prótesis,
lentes etc. a los mismos, la realización de los concursos de ingreso y ascenso
que ya tienen 15 años eliminados, entre otras, y que han sido letra muerta al
no dársele cumplimiento. Es clara pues la evidente maniobra distraccionista que
busca frenar la protesta docente y retardar el ajuste de un sueldo decente para
el magisterio nacional. El mismo debe beneficiar por igual a los nacionales,
estadales y municipales, extensivo en las mismas proporciones a los Pensionados
y Jubilados.
La Unidad es garantía del triunfo en
esta justa lucha.
La base
magisterial está moralizada con las últimas acciones, las grandes
demostraciones de calle en Barinas, Táchira, Lara, Cojedes, Portuguesa, Aragua,
Caracas, Sucre, entre otros estados, demuestran que la justeza de la actual
demanda salarial, que el conflicto está planteado y se hace más fuerte. Pero
para garantizar un desenlace favorable es requisito INDISPENSABLE mantener la
unidad de propósitos, de objetivos y de acción desde la coalición sindical
hasta la base de los docentes, activos y jubilados. Inclusive debemos procurar
unir las luchas de los educadores estadales y municipales porque al final es la
misma lucha y es el Estado quien debe otorgar los recursos para cualquier
incremento de sueldos, esta unidad de todo el espectro magisterial sería
definitiva para juntar una gran y descomunal fuerza para alcanzar el triunfo en
esta lucha por la reivindicación social de nuestra profesión. Es necesario
uniformar la propuesta salarial ante el patrono y en ese sentido debe mantenerse
la solicitud del ajuste inicialmente planteado por la Coalición Sindical Nacional
en el orden de los 5 salarios mínimos como base para el docente 1, base 36 h.
De la misma manera, mantener la acción de calle y las movilizaciones ya
anunciadas independientemente de que el patrono y las Federaciones se reúnan
para discutir nuestra exigencia, en esto no debe haber confusión ni
contradicción alguna. Se puede mantener la acción sindical y la protesta al
mismo tiempo que se conversa, no se puede caer en la trampa patronal y su
sindicato esquirol de desmontar la protesta sin antes haber recibido una
respuesta satisfactoria y que nos lleve con una base mínima a discutir, en su
momento, la nueva convención colectiva, cuyo contenido sea producto de una
amplia y democrática participación, discusión y aprobación de sus
beneficiarios: Los educadores. No se puede aceptar un proyecto de la VIII
Convención Colectiva clandestina, el cual no conocemos.
Vamos
magisterio valiente y victorioso a la conquista de este ajuste de sueldos
decente. Vamos a combinar la clase en el aula con la clase en la calle, porque
el maestro en la calle también está educando. Somos trabajadores y merecemos
igualmente los beneficios de acuerdo a nuestra elevada misión. Vamos a dar una
lección de dignidad y a ejercer el sagrado derecho a vivir con dignidad. Vamos
al encuentro de los que aún no luchan pero que están descontentos, convirtámonos
cada uno de los docentes en esa vanguardia urgente y necesaria; vamos
dirigentes sindicales y magisterio unido hasta el final en esta heroica lucha
por la reivindicaciones  y el rescate de
la más hermosa de todas las profesiones: La docencia.
¡POR UN AJUSTE DE SUELDO DECENTE NO
MENOR A 5 SALARIOS MINIMOS YA!
¡POR EL RESCATE Y LA DEFENSA DE LA
PROFESION DOCENTE!
¡POR  LA TRANSFORMACION DE NUESTRAS ORGANIZACIONES
SINDICALES!
¡INCORPORATE A LA JORNADA DE PROTESTA
NACIONAL ESTE MIERCOLES 20 FRENTE AL MPPE!
¡SOLO LA LUCHA DA LO QUE EL PATRONO
NOS NIEGA!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here