El Movimiento de
Educadores Simón Rodríguez una vez más denuncia que los maestros estamos
cansados de tantos atropellos por parte del gobierno
nacional. En primer lugar  porque cada
vez que devalúa la moneda nos roba el salario, lo deteriora aún más. La
inflación galopante pulveriza cada día nuestros ingresos, que no alcanzan para
cubrir la canasta alimentaria, (que ha aumentado un 122% en un año, ubicándose
en Bs. 19.958). Asimismo, el gobierno con su ineficacia y corrupción deteriora
nuestro sistema de salud incumpliendo un conjunto cláusulas de la VII
Convención
Colectiva. Del mismo modo vemos como el ámbito académico viola descarada y
reiteradamente el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente
instrumentando un conjunto de resoluciones que en nada han contribuido con mejorar
la calidad educativa. No contento con esto, el gobierno convierte al IPASME
(institución mantenida con los descuentos salariales que le hacen a los
maestros) en un gran elefante rojo, sin prestar servicios de ningún tipo. Y
para el colmo relegan sus funciones al IVSS. Esto es una clara muestra de la
ineptitud y la corrupcion de un gobierno seudorevolucionario.
Por
estas razones y un sin fin de arbitrariedades más, hacemos un llamado a todos
los maestros para que nos sumemos a la JORNADA NACIONAL DE PROTESTA del día 18 de marzo
denominada paro activo,
que consiste en estar en la escuela con  los
estudiantes que asistan, administrativos, obreros, padres y representantes,
para  explicar  la problemática que afronta en la actualidad
el educador a los fines de informar y explicar toda la situación precaria en la
que esta sumida el magisterio del país, producto de las políticas hambreadoras
de este gobierno que no respeta la importancia de la labor que tenemos , y que por
el contrario, vemos como en días pasados el Ministro de Educación se jacta de
decir que los maestros tienen buenas remuneraciones y que por lo tanto no está
contemplada ningún aumento salarial.
Frente a la situación que hoy día vive nuestro país, los
maestro decimos con fuerza: ¡el maestro luchando también está educando!,
puesto que las circunstancia nos obligan a activarnos y ser más beligerantes
frente a las políticas que implementa este régimen, que busca a toda costa
distraer la atención de los venezolanos frente a la crisis que vive Venezuela.
Por eso el papel que juega el docente en el 
aula debe ser la de orientar a los estudiantes en torno a la verdadera
lucha por una educación científica democrática, popular y de calidad. Venezuela
demanda una reconstrucción nacional  con un nuevo gobierno que se plantee
la reconquista de nuestra soberanía nacional y el verdadero amor a la patria.
Hacia la Gran Protesta Nacional del
Magisterio en Caracas!
Movimiento de Educadores Simón
Rodríguez
@MESR2014

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here