Muchos rumores y especulaciones corren sobre la leche que el gobierno venezolano importa desde México y distribuye a la población a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), porque existe la duda sobre si se trata realmente de leche o no, o de si es un producto apto para el consumo humano ya que el paladar no la tolera, da fatiga y ganas de vomitar.

Esta leche la podemos encontrar en una caja grande de cartón junto con otros alimentos, todos importados, como granos, pasta, arroz, aceite vegetal, harina de maíz nixtamalizada, azúcar, atún, salsa y mayonesa. La propia caja del CLAP indica impreso su contenido. Entre otros, se puede leer que posee 2 kilos de “Leche en polvo enriquecida con vitaminas”, y esa es la denominación del producto al que hacemos referencia.

Algunas marcas colocan en el empaque de presentación “Leche entera en polvo” o “Leche en polvo enriquecida con vitaminas y minerales”. Otras dicen “Producto lácteo fortificado con vitamina A y D”. En los ingredientes se puede leer: suero de leche en polvo, maltodextrina, permeado en polvo, sabor artificial, dióxido de silicio y dióxido de titanio; otras contienen sólidos de maíz y grasa vegetal. Pero el sabor al paladar de este producto es algo que ni el más glotón tolera. Asimismo, su olor no es común al de cualquier leche.

Al revisar algunos artículos de prensa y foros virtuales podemos encontrar que muchas personas denuncian que la leche de los CLAP no es leche, sino harina grasosa con sal. Otros dicen que sabe a una mezcla de harina, mucha sal y azúcar, con un sabor realmente horrible que produce vómitos a quien la toma.

Por otro lado, he comprobado personalmente que esta leche no se homogeneiza, queda un agua amarillenta en el centro, con una nata en la superficie y en el fondo un residuo harinoso. Tampoco se corta con el ácido, pues lo comprobé en un intento de hacer queso con ella, tal y como lo he hecho con otras leches en polvo, por lo que desde mi perspectiva, dudosamente se trate de leche.

También en muchas conversaciones sobre el tema, uno puede escuchar a las personas dando testimonios de que esta leche mexicana “provoca fuertes diarreas”, tanto en niños como en adultos.

Particularmente, cuando tuve la oportunidad de probar esta leche que me llegó en una caja del CLAP, fui con los dos kilos a la Jefatura Civil de mi parroquia Naiguatá, en el Estado Vargas, ya que el Jefe Civil participa como uno de los responsables del CLAP. Ahí me sugirieron que hiciera yogur con esa leche, argumentando que ellos no podían hacer nada, que eso era importado por el gobierno nacional, que venía en container y que no estaba vencida, por tanto, no me la podían cambiar. Luego de eso, al mes siguiente me volvió a llegar ese mismo producto pero en otro empaque y ya es conocido que esa leche, en distintas marcas, se distribuye no solo en Vargas, sino a nivel nacional y las quejas son similares.

Por las razones antes expuestas, se hace necesario que el gobierno tome cartas en el asunto, específicamente el Ministerio de Salud, ya que por lo visto no existe un adecuado control de calidad. De igual forma, la Asamblea Nacional debería abrir un investigación seria sobre los componentes de este producto. Si se comprueba que la calidad de esta leche proveniente de México pone en riesgo la salud de las personas y que no es apta para el consumo humano, sería pertinente prohibir su importación y distribución. Si las instituciones correspondientes se hacen la vista gorda ante esta denuncia, serían cómplices de una estafa a la nación, de un engaño a la gente, pues se juega con la necesidad y el hambre de los niños y de la población más pobre con este producto de pésima calidad.

4 Comentarios

  1. PUES LES CUENTO QUE ES CIERTO FRPTENLA POR IN RATO Y EN LAS MAJOR TE QUE OLOR FEO, U SE BUELVE HARINA A MI ME OCURRIO XPN LA LECHE MILK…. Y RESULTA QUE A MI BEBE DE 22 MESES LO TAPONEO…. SI ESTUVO 10 DÍAS SIN EVACUAR CASA ME LE DA ALGO MALO Y TODO POR QUE POR CONFIAR EN LA PORQUERIA QUE NOS METEN EN LA MALDITA CADA DEL CLAP… MADRE pendiente…. Desde Mérida vzla

  2. Muy buena redacción y opinión. Es el primer artículo de BR que leo y me ha encantado. Creo que lo que están haciendo, es lo que se debe hacer, investigar, opinar, denunciar e informar. Esa leche es un asco. Solo me pregunto ¿cuantos de los políticos que dicen ser socialistas, Chavistas, Maduristas, y los de oposición, les dan a sus hijos esa porquería?

  3. En entes publicos cercanos a plaza bolivar venden bolsas de comida con un incremento de casi el 25% por gastos administrativos, la ultima que vendieron se elevaba el gasto administrativo a 24500 bs por trabajador. en total mas de 400 millones de sobreprecio

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here