La dictadura está actuando como salvadora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), patrimonio cultural de la humanidad. Reparando buena parte del daño causado durante más de dos décadas, busca redimirse. El deterioro sufrido, es el resultado del cercenamiento del presupuesto universitario que incluye lo que debe ser destinado a mantenimiento. Pero el mayor daño lo constituye, sin duda alguna, la eliminación de sueldos, salarios, becas y seguridad social de la comunidad universitaria durante más de un lustro. El chavismo, como los gobiernos anteriores, nunca cumplió con lo establecido. Siempre fueron presupuestos deficitarios. No cumplieron con lo establecidos en leyes y convenios colectivos en materia salarial y de servicios estudiantiles. Ha sido la peor etapa de la Universidad.

Luego, la destrucción de la UCV no solamente se reduce al saqueo al que ha sido sometida por las bandas delincuenciales vinculadas al chavismo. Pesa mucho la falta de mantenimiento, ciertamente. Pero lo que más afecta hoy es la deserción estudiantil, profesoral, de empleados y obreros. Muchos han emigrado. La mayoría no cuenta con los recursos para asistir a las aulas. Es el resultado de la grave crisis a las que nos llevó la política chavista que, en los últimos siete años al menos, ha pauperizado a la población para hacerse de recursos y poder honrar la sacrosanta deuda pública. Que se traduce -para la universidad en la eliminación de los sueldos, salarios, becas y el desmantelamiento de los servicios estudiantiles como comedor universitario, transporte, entre otros.

Simultáneamente, se ha producido un quiebre del espíritu crítico en algunos sectores universitarios, basado en el miedo e intimidación. Pero lo fundamental es que la idea chavista de colocar los llamados saberes a la misma escala de las ciencias, coincide con las ideas posmodernas. Así, el posmodernismo chavista y el de sectores opositores, han creado una hegemonía que castra el espíritu crítico y la búsqueda de la verdad en la universidad. Aleja el espíritu universitario del enfrentamiento al régimen desde su raíz filosófica y doctrinaria, hasta confundir un gobierno de rasgos fascistas con uno comunista. Nada más alejado de la verdad. Confunde liberalismo chavista con socialismo. De allí que no encontremos resonancia crítica a su política económica, que afianza el extractivismo orientado por las grandes potencias apuntalando el papel de Venezuela en la división internacional del trabajo.

Esta circunstancia del refaccionamiento de la planta física de la UCV, para muchos sectores, se haya tornado incómoda. Es que, para enfrentar la dictadura, ante todo, hay que partir de la condición crítica que debería reinar en la conciencia universitaria. En primer lugar, debemos denunciar como nunca que el patrimonio de la humanidad está en tan lamentables condiciones como resultado de la política de la dictadura de asfixiar presupuestariamente a las universidades. En segundo lugar, debemos alertar que las reparaciones de las instalaciones están inscritas en una nueva política de intervención de la universidad que solo busca violar, una vez más, la autonomía universitaria.

Querrán los chavistas, seguramente, luego de afianzado el proceso restaurador, hacer un acto de júbilo por la obra física de manos gubernamentales, desde el Aula Magna. Por lo que la voz crítica debe hacerse fuerte para:

  • Debatir la maniobra de intervención y el futuro de la UCV.
  • Iniciar la discusión de la renovación universitaria necesaria.
  • Organizar y luchar por cuestiones elementales para la presencia de la comunidad en los espacios físicos de la universidad (salarios, providencias estudiantiles, seguridad social, medidas de bioseguridad y vacunas para la comunidad).
  • Promover la unidad de acción de los universitarios, que pasa por la creación de puntos de encuentro para el debate.
  • Construir una estrategia para enfrentar la ofensiva que no cesa y que encuentra una nueva forma de intervención.

A eso convocamos, a la unidad, al debate y a la lucha contra el peor enemigo que ha encontrado la universidad en su historia republicana. Sin dejar a un lado la exigencia constante de recuperar la Universidad, los sueldos, salarios, providencias y seguridad social.

¡Unidad para Rescatar la Universidad!

Comité Político Local UCV
Partido Bandera Roja
Ciudad Universitaria, 17 de octubre de 2021

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.