Conmemoramos el 34 aniversario de la Unión de Jóvenes Revolucionarios (UJR) convocando a la organización de la rebelión popular para salir de la dictadura. El cambio político sigue siendo un anhelo del pueblo venezolano, ante las dramáticas condiciones de vida que han alcanzado las mayorías nacionales, debido a políticas antipopulares que las someten al hambre para honrar deudas y compromisos con el imperialismo chino y ruso. Ya no se aguanta la política de miseria que eliminó el salario, acabó con los servicios públicos, destruyó la educación y la salud, y continúa acabando con el país.

Es momento de enfrentar a la dictadura con firmeza, convicción y determinación. De encauzar el descontento social y la disposición de lucha hacia la victoria. El momento histórico exige una nueva estrategia unitaria de la oposición, sin sectarismos, hegemonismos, ni exclusión. Es necesario construir desde las bases, un gran movimiento de cambio que finalmente dé al traste con la dictadura. Urge crear nuevas bases de participación democrática para el desarrollo y el bienestar colectivo. Que conciba la unidad superior como un principio estratégico para desalojar a la dictadura Chavista del poder y dar paso a un proceso de reconstrucción nacional.

Los jóvenes militantes de la UJR seguimos comprometidos con los sueños de los jóvenes del Frente Américo Silva (FAS), asesinados cobarde y vilmente en la Masacre de Cantaura, en la cual participó un flamante dirigente del PSUV, Roger Cordero Lara. En honor a nuestros caídos surge la UJR. Cantaura fue un episodio de muerte que desnudó el talante criminal y sanguinario del régimen bipartidista, buscando borrar las ideas de cambio y transformación de los valientes fusiles de Cantaura. Sin embargo, la lucha de estos jóvenes aguerridos encuentran plena vigencia en la necesidad que hoy tenemos de acabar con una dictadura disfrazada de socialista, para construir una democracia popular. Seguiremos enfrentado y desenmascarando al régimen revisionista que engaña al pueblo venezolano con su falso socialismo, mientras entrega todas nuestras riquezas y profundiza nuestra dependencia.

Seguiremos aglutinando las fuerzas juveniles, necesarias para que sea una realidad el país de oportunidades que claman los venezolanos. En esta etapa nuestro trabajo seguirá siendo la organización de la juventud en todos los espacios para el combate por reivindicaciones estudiantiles y condiciones que permitan una educación pública democrática, gratuita, obligatoria, científica y popular. Por el trabajo decente para el desarrollo y el ascenso social. Por servicios básicos y condiciones dignas de vida. En la construcción junto al pueblo de un movimiento asambleario que permita labrar la participación de las grandes mayorías en las luchas por el cambio político y enarbolar una fuerza social que dé al traste con la salida de la dictadura.

En estos tiempos de crisis histórica, reafirmamos nuestro compromiso con la lucha por el socialismo científico. Haciendo los esfuerzos necesarios para honrar el legado de los héroes caídos en Cantaura, que fueron inspiración de nuestra fundación como organización juvenil y revolucionaria. Seguiremos trabajando en la formación de cuadros juveniles en el marxismo leninismo y las ideas que nos permitan liberarnos de la explotación y la expoliación que sufre la humanidad, bajo las relaciones sociales de producción imperantes.

En este nuevo año aniversario seguiremos gestando la conciencia de una juventud que propugne el cambio revolucionario en Venezuela y estreche lazos solidarios con los demás pueblos del mundo que sufren la explotación y la opresión. Una juventud que le dé un nuevo rostro a la política, y no siga siendo asociada a negociados y ausencia de ética en el manejo de los bienes nacionales.

Los jóvenes revolucionarios llamamos a la juventud a incorporarse a nuestras filas para luchar por un país que nos garantice un futuro de bienestar y en el que podamos hacer realidad nuetros anhelos. A luchar juntos para liberarnos de las cadenas que esclavizan nuestro futuro, nos condenan a la miseria y nos impiden vivir en libertad y con iguales posibilidades para ser y vivir. A reconstruir nuestro país en todos los sentidos, desde el ámbito económico, social, cultural, político y ético. A luchar por un mundo más justo y más humano. Seamos ejemplo del espíritu combativo que reclama la hora menguada de nuestro país.

¡Rebelados y unidos, derroquemos al dictador!

¡Contra la dictadura, unidad y rebelión!

¡Abajo la Dictadura!

Unión de Jóvenes Revolucionarios – UJR

4 de octubre 2021

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.