Los trabajadores son vanguardia para el cambio social 

Este 1° de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, nos convoca a todos quienes vivimos de un salario, un sueldo o una pensión a protestar y exigir que la crisis económica y social lapaguen sus responsables: el gobierno de Maduro, la oligarquía financiera, los corruptos y la boliburguesía parasitaria.Con más de una década de altos ingresos por concepto de renta petrolera y exacción fiscal, han construido la más grande y desastrosa catástrofe económica y social en el país. Sin embargo, las medidas anticrisis anunciadas ―provenientes de la conchupancia del gobierno de Maduro con los colaboracionistas― apuntan sus peores consecuencias sobre la espalda de los trabajadores y en general sobre la población más pobre.Salarios miserables, aumentos de tarifas y servicios; encarecimiento, escasez y alto costo de la vida; cierre de fuentes de empleo y quiebra de la industria y la agricultura; irrespeto y desconocimiento de la contratación colectiva y la libertad sindical; criminalización de la protesta y enjuiciamiento de los luchadores sociales; junto con la consolidación de un régimen represivo, autoritario, militarista y dictatorial, que viola los derechos humanos y conculca las libertades democráticas y republicanas, todo ello conforma una situación que nos obliga a entender que las mejoras reales en los aspectos sociales y económicos del pueblo trabajador solo podrán producirse si logramos un cambio de gobierno que vaya en la dirección de la reconstrucción nacional.

Es hora de construir el futuro. Vamos este 1º de Mayo a demostrar a este gobierno estafador y dictatorial que los venezolanos somos un pueblo valiente que exige un cambio general del rumbo de la nación. Que ya no nos vamos a calar a gobernantes culpables del actual desastre, a quienes con un falso discurso de “socialismo” han engordado sus cuentas personales en dólares, a quienes dicen gobernar a favor del pueblo y destruyen las fuentes de empleo productivo, a quienes hablan de soberanía y nos hacen cada día más vulnerables y dependientes de la importación de bienes esenciales, a quienes han convertido a nuestra nación en área en disputa entre potencias extranjeras solo para mantenerse en el poder, en fin, es la hora de dejar a un lado la división y el odio estimulados con falsas banderas de redención social.Se trata de construir una gran fuerza social y política que deje a un lado a estos estafadores con ínfulas dictatoriales y comience a edificar una nueva esperanza de desarrollo, prosperidad y justicia social junto a una democracia de nuevo tipo. Que revalorice la amplia participación de los ciudadanos y estimule el desarrollo de un amplio movimiento asambleístico como expresión de un nuevo poder, de una democracia de pueblo y no de élites. ¡Unidad contra el paquete neoliberal de Maduro!¡Luchamos por el cambio y la reconstrucción nacional!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here