Hisvet Fernández /
Comité Central de Bandera Roja
Venezuela ha vivido en los últimos años un “proceso” que engañosamente tiene como finalidad la construcción del socialismo y, para hablar con exactitud, “socialismo del siglo XXI”. Esto sólo es creíble desde la perspectiva de la fe o desde sectores seguidores del proceso que han creído en las promesas, ofrecimientos y autodefiniciones de quienes se han proclamado marxistas y [email protected]
Sin embargo, hay otra perspectiva de partidos que han enarbolado banderas de verdadero socialismo y que se caracterizan por tener mayor claridad teórica, filosófica y política sobre el socialismo; socialismo sin adjetivos. 
A propósito de los 43 años de Bandera Roja, a celebrarse hoy 20 de enero, recuerdo a Noel Rodríguez, quien fue mi primer jefe en la UCV cuando le tocó asumir la dirección del trabajo estudiantil y de toda Bandera Roja en Caracas. Llama poderosamente la atención que este partido que se define en sus estatutos como “un partido de vanguardia de la clase obrera (…) que asume en su Programa las aspiraciones inmediatas de las demás clases explotadas y oprimidas” y que es “la unión consciente y combativa de [email protected] que luchan por la transformación socialista de Venezuela”, no hayan apoyado jamás a este “proceso”. 
Cuando una trata de contrastar las prácticas reales con los discursos de los supuestos socialistas engobiernados, contradicciones profundas afloran en los resultados. No existen logros muy halagadores luego de 14 años de manejo absoluto del poder y de una multimillonaria renta petrolera.
Estos lamentables resultados y la ausencia del único liderazgo que ha sostenido esa esperanza, nos indican que este falso socialismo es insostenible porque no se ha basado en la construcción de nuevas relaciones de producción, sino de “alucinaciones sociales”.
Este enorme engaño no me hace perder esperanzas. Podemos voltear la mirada y buscar; se puede revisar la práctica de Bandera Roja, de sus cuadros dirigentes, y constatar una conducta constante para anteponer los intereses del país y de sus postulados éticos ante los intereses personales. Ni un rico le conozco a Bandera Roja. Ni un enriquecido, ni un boliburgués.
Ayer la Fiscal expuso el hallazgo de los restos de Noel Rodríguez. Se le olvidó mencionar que es el alma y cuerpo de Bandera Roja. Figuras como Noel, Jesús Márquez Finol, Sor Fanny Alfonso (asesinados), Gabriel Puerta, Carlos Hermoso y [email protected] que viven, nos muestran una cara diferente de construcción verdadera del socialismo. 43 años de lucha ininterrumpida y una perspectiva genuina de socialismo que más temprano que tarde encarnará La Alternativa y una renovada esperanza de verdadera revolución.
Psicóloga social.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here