Tres jóvenes mujeres acaban de dar una derrota a un protegido del déspota. Las dirigentes del movimiento Identidad Universitaria, encabezado por Sairam, Kelly y Génesis, acaban de ganar el Centro de Estudiantes de Trabajo Social de la UCV con una ventaja de 59 votos. Derrotaron al fascismo de Kévin Ávila, quien luego de cometer sus desmanes en nuestra Alma Mater y sirviendo como lacayo de la sombra, fue llevado a Miraflores, donde el Presidente Chávez le levantó la mano, evidenciandose así que es el autor intelectual de las agresiones a la UCV. La valentía, la convicción en los principios de la autonomía universitaria y el coraje demostrado al enfrentar sin ambages al fascismo, convirtió un proceso electoral en un acto heróico, sin precedentes en la gloriosa Universidad Central de Venezuela.
Les corresponde ahora a los y las integrantes de Identidad Universitaria y al nuevo Centro de Estudiantes a enrumbar a la Escuela de Trabajo Social de la UCV hacia senderos de democracia, autonomía, transformación y tolerancia, para ponerla al servicio de los intereses de la gente, de la patria y la universidad publica, democrática, científica y popular.  Le deseo éxitos a mis futuras colegas y mis mas sinceras  felicitaciones

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here