La falta de viviendas para los tuyeros sigue siendo un problema no resuelto, son muchas las causas de esta terrible situación, por un lado, la falta de una política habitacional seria, sostenida y responsable por parte del gobierno nacional, por otra parte, la ineficacia, la desidia y la corrupción que reinan en el ministerio de habitat y vivienda, y sumado a esto, la decisión del gobierno de Chávez de quitarle la competencia en la construcción de vivienda a la gobernación del estado Miranda.
Es casi imposible para las familias tuyeras conseguir un lugar digno donde vivir, las pocas construcciones habitacionales por parte del Estado han sido asignadas casi en su totalidad a los damnificados de otros estados y subregiones de Miranda, también la mayoría de las construcciones privadas han sido adquiridas por el gobierno nacional, otras están intervenidas por cometer estafas contra los usuarios y las pocas que pudieran quedar, sencillamente no están al alcance de la capacidad presupuestaria y crediticia de los trabajadores, pues los  créditos por concepto de política habitacional apenas cubren un 40% del costo de las viviendas, que están por encima de los 250 mil bolívares.
De igual manera es imposible conseguir dónde alquilar una casa o apartamento, bien porque la demanda es mucha y no hay disponibilidad, o porque los costos de alquiler son impagables para un humilde trabajador. El precio mínimo de alquiler de una vivienda está alrededor de los Bs.700 lo que representa un 50% del menguado sueldo de supervivencia decretado por Chávez.
El crecimiento poblacional en el Tuy continúa, y con este, el desespero y angustia de la gente al no conseguir respuesta ni solución a su problema habitacional. Se incentiva la invasión de terrenos y la construcción de miles de ranchos donde la constante es la falta de los principales servicios públicos, que al sumarle la falta de planificación  y la ineficiencia gubernamental, ha creado un colapso en todos los servicios: falta de agua potable, fallas eléctricas, escasez de gas, problemas con la recolección de basura, caos en el transporte público y la vialidad, por sólo nombrar algunos.
Ante el fracaso, la corrupción y la ineficacia del régimen en materia habitacional hasta ahora, la respuesta ha sido la creación de la Misión Vivienda Venezuela, que se propone la construcción de 2 millones de viviendas en 6 años, una respuesta desesperada del gobierno ante el creciente descontento popular y el desmoronamiento de las bases de apoyo de Chávez de cara a las próximas elecciones presidenciales.
Son muchos los elementos de juicio sustentados en realidades inocultables los que hacen pensar que difícilmente el régimen logre cumplir las metas, la demagogia, la manipulación, el juego con las esperanzas de la gente, de tener una vivienda propia, es lo más resaltante en esta etapa. 
La permanencia de este régimen es sinónimo del continuismo de la demagogia, la corrupción y el fracaso.

Marlon Quintero
Dirigente del Comite Politico Municipade Valles del Tuy
Bandera Roja

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here