Este martes 19 de noviembre sucedieron dos hechos propios de mafias que delatan el miedo de los gobernantes ante las elecciones municipales del 8 de diciembre: primero, vuelven a inhabilitar a David Uzcátegui y segundo, aprueban de manera fraudulenta la Ley Habilitante, supuestamente para combatir la corrupción y es lograda con el voto de un suplente comprado con dinero sucio y con el allanamiento de la inmunidad del principal.
Descaradamente dejan al descubierto su podredumbre. Pero esto lejos de amilanar templará la voluntad de luchar para salir de esta pesadilla. Maduro no ha dado la talla. Venezuela no encontrará salida a la crisis bajo esta conducción política. El país requiere de un cambio polItico. La salida a la crisis reclama un nuevo rumbo para reconstruir a Venezuela. Ahora más que nunca, conquistar una Constituyente Plenipotenciaria desde la calle y la movilización, es la gran tarea en esta ruta democrática. Y si cierran el paso: preparados para derribar todos los obstáculos. 
Acogemos el llamado que ha hecho Henrique Capriles de protestar contra este gobierno abusador. Todos a la calle este sábado 23 de noviembre para demostrar el descontento que existe en Venezuela. 
Y el 8 de diciembre a concentrar el voto en la tarjeta de la MUD para convertirla en la primera victoria nacional de la construcción del poder constituyente.
¡Desechar las ilusiones y a empujar duro para echar a estas mafias del poder!
Gabriel Puerta Aponte
Secretario General de Bandera Roja
Caracas, 18 de noviembre de 2013

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here