¿SE PUEDE O NO SE PUEDE desarrollar la unidad superior, como en efecto se ha venido configurando a partir de la organización del Frente Amplio Venezuela Libre y la Plataforma Nacional de Conflicto, como instrumentos estratégicos de dirección política colectiva para enfrentar y derrocar a la dictadura?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE articular todas las fuerzas democráticas venezolanas en un plan, que ponga en marcha todas las formas y métodos de organización y de lucha para derrocar a la dictadura, a través de la rebelión democrática?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE desarrollar un movimiento asambleístico nacional que vincule orgánica y políticamente a toda la sociedad venezolana con la dirección política nacional, a través del ejercicio de la democracia directa, para organizar a las bases del pueblo y ponerlas en acción permanente contra la dictadura hasta su derrocamiento definitivo e iniciar la reconstrucción nacional?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE, a partir del impulso del movimiento asambleístico, (diseminado en todo el territorio nacional y en todos los espacios comunitarios, sociales, gremiales, sindicales, campesinos y estudiantiles) lograr el surgimiento de miles y miles de liderazgos nacionales, regionales, locales y sectoriales que asuman la dirección orgánica y política de las luchas de las mayorías contra la dictadura y por la reconstrucción nacional?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE atraer y aglutinar a todo ese pueblo chavista, estafado, engañado, desilusionado y descontento ante tanta corrupción, incapacidad, chantaje, manipulación, que el régimen de Maduro ha conjugado para empobrecer y condenar al hambre y la miseria a millones de personas?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE sumar y canalizar todo el descontento de las fuerzas militares y policiales, articularlas a las luchas ciudadanas en un solo plan cívico-militar que amparados en los artículos 333 y 350 de nuestra Carta Magna marchen juntos en dirección de la rebelión democrática?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE, basado en el inmenso descontento social, en la gran capacidad de convocatoria y movilización, en la aspiración de cambio que anida en las mayorías, en la disposición de lucha mostrada por el pueblo venezolanos en los últimos años, organizar, convocar y dirigir una poderosa huelga nacional indefinida con movilizaciones de protestas y estallidos de rebelión en todo el país hasta que la dictadura caiga hecha añicos?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE desarrollar un movimiento de rebelión democrática de carácter, nacional, nacionalista, soberano, independiente, autónomo y sin tutelajes foráneos, que deponga la usurpación, asuma la transición y cree las condiciones para celebrar elecciones libres y transparentes?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE concitar y conciliar todo el apoyo internacional, toda la presión política y económica del mundo y sus naciones para rescatar nuestra democracia sin intervencionismo militar, ni transgresión a nuestra soberanía territorial e independencia política?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE poner en marcha un programa de desarrollo y reconstrucción del país con sentido nacional, basado en una nueva democracia, desde el protagonismo social y asambleístico, que impulse una revolución industrial y agrícola productiva, soberana e independiente, que ponga todos los esfuerzos del estado y las instituciones al servicio de la producción nacional, un programa de carácter popular, que beneficie a las mayorías, desposeídas, empobrecidas y depauperadas, que se avance en el marco de una nueva ética ciudadana que valore el trabajo y el esfuerzo, la honestidad y el cuidado de los recursos públicos?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE?

¡CLARO QUE SE PUEDE!

Todo el poder para las Asambleas Populares, embrión de la nueva democracia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here