La situación que se vive en la ciudad de San Juan de los Morros, estado Guárico, tiende agravarse. Los focos de saqueos a camiones y establecimientos son más recurrentes, por no decir diarios. La comunidades pauperizadas se han venido levantando por la falta de alimentos, pues en algunos casos tienen hasta tres meses sin percibir la bolsa que vende el régimen. De igual forma, las protestas se dan por la falta de efectivo y los altos costos de los pocos productos de primera necesidad que se consiguen. Los sanjuaneros, como en el resto del país, sufren una HAMBRUNA jamás vista en la era republicana.

Lo más preocupante es que el transporte de alimentos se ve amenazado por los saqueos, cuestión que empeora la situación para todos, ya que esto limita la llegada de la comida a distintas poblaciones, casi siempre las más necesitadas. Se puede entender la desesperación de la población y las acciones que se vienen practicando. Sin embargo, los saqueos no son la solución, esto solo incrementa el problema.

En este sentido es necesario abrir el debate en el seno de las comunidades para orientar sobre el objetivo y las formas de lucha a desarrollar, y simultáneamente ejercer la presión popular en la calle. Las Asambleas Populares o Asambleas de Ciudadanos, como se les denomina en el artículo 70 de nuestra Carta Magna, permanentemente violada por el PSUV y sus aliados, son el perfecto instrumento para desarrollar dicho debate, pero también para acordar las acciones de presión para exigir al estado que cumpla con su deber de garantizar la alimentación como derecho humano.

Los señores Maduro, Cabello, El Aissaimi, Isturiz, Allup, Barbosa, Borges y otros dirigentes políticos de seguro tienen sus tres papas garantizadas, pero el pueblo no aguanta más la hambruna, ni puede esperar que ellos disfruten de unas negociaciones en Punta Cana, República Dominicana. El pueblo debe TOMAR LA CALLE de forma organizada y con la clara visión de que el causante de todos nuestros males se resume en la dictadura de Maduro.

Rebélate o nos matarán de hambre
Abajo la dictadura

Reynaldo Cortés
Dirigente vecinal de San Juan de Los Morros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here