El país marcha de mal a peor, camino del abismo, hacia el hundimiento total.

Resalta la mezcla de caradurismo, de idiotez, de indolencia, de falta de sensatez y de carácter con la que una dirigencia decadente asume esta crisis general que vive la sociedad venezolana.

Las elecciones parlamentarias son usadas para generar ilusiones, para afianzar la creencia de que con marcar unas teclas se van a resolver todos los problemas.

Los oficialistas se han dado a la tarea de meter miedo, de señalar que el triunfo de la oposición será el fin de los programas sociales de atención a los más necesitados. Han amenazado con salir a la calle a protestar los resultados, reafirmando así la idea de que ellos son dueños del poder y Venezuela es su botín. Reafirmando asimismo que para ellos los ciudadanos solo son un objeto de manipulación para mantenerse en el poder.

Para la MUD la polarización al extremo se ha convertido en la posibilidad de victoria, de allí que se condene como si fuera un crimen participar desde la oposición con otras candidaturas. La unidad que no lograron por sectarismo y sentido de “viveza” ahora quieren forzarla por la vía de engañar a la gente. La verdad es que la alternativa independiente ha venido cobrando fuerza y amenaza a este nuevo bipartidismo.

Las elecciones no son una solución mágica. Hay que desechar esa ilusión y prepararse para la lucha. En definitiva el cambio político será el resultado de la decisión política del pueblo venezolano.
Estas elecciones son una oportunidad que no debemos desaprovechar. Las encuestas y las expresiones de descontento presagian una contundente derrota para el oficialismo. Hay que disponerse a votar, a castigar a los que le han fallado a Venezuela y relegarlos a un tercer lugar, para negar de esa forma el afianzamiento de un nuevo tipo de bipartidismo.

Nos lanzamos a esta contienda para evidenciar nuestro compromiso con el cambio político y nuestra voluntad de abrir caminos para la reconstrucción de nuestro país.

Es hora del protagonismo social, del surgimiento de miles de líderes de todas las comunidades, de una nueva plataforma unitaria que impulse con determinación la conquista de una Venezuela de grandeza, soberana, de paz, industrializada, de ascenso social y de amplia participación democrática.

A quienes ejercen su derecho al voto en el circuito 4 y en el estado Miranda los convocamos a unirnos en esta lucha, a votar por Electores Libres en la lista y por circuito.

¡Apuéstale a Venezuela! 
El tiempo es propicio para superar adversidades y luchar hasta vencer. 
¡No hay otra opción!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here