En el Estado Vargas el gobernador García Carneiro y el gobierno dictatorial de Nicolás Maduro parecen haber inaugurado un nuevo camposanto en Carmen de Uria. Esta vez, presuntamente para enterrar comida. Una nueva especie de Pudreval como el de Puerto Cabello retumba como rumor en el litoral, y se hace a voces.

La zona despoblada al parecer ha comenzado a servir como botadero de alimentos, que según versiones que le dieron a quienes fueron a la zona, son restos del incendio ocurrido el 27 de febrero en los galpones del Puerto de La Guaira, donde se encontraban almacenados los alimentos, algunos presuntamente vencidos, que iban a ser repartidos entre la población varguense por medio de las cajas CLAP.

Desde el día 12 de marzo pobladores de zonas adyacentes descubrieron la circulación hacia un terreno de decenas de camiones tipo volteo, con los supuestos alimentos camuflados con restos de basura, escombros, troncos, entre otros.

Al difundirse la información decidimos verificar directamente la versión de la gente, y en diversos recorridos por la zona efectivamente observamos circular en varias oportunidades los camiones ingresando por un paso custodiado por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana en la entrada de Carmen de Uria, en una Zona Militar. Iban adentrándose por una vía hasta llegar a una especie de vertedero de basura no planificado.

En la zona de Tanaguarena, en los alrededores del puente, decenas de personas están a la expectativa del paso de estos camiones para intentar abordarlos y hurgar su contenido en busca de la comida.

De igual forma, los días 13 y 14 de marzo grupos de personas se han congregado en los alrededores de Carmen de Uria, una zona deshabitada y comúnmente no transitada, a la expectativa de conseguir un acceso para procurar abastecerse de los supuestos alimentos arrojados en el improvisado vertedero.

El día 13, frente a la entrada de Carmen de Uria, nuestros dirigentes en Vargas conversaron con cuatro señores a quienes les habían permitido ingresar hacia el botadero en horas de la mañana, pero que luego los funcionarios militares prohibieron el acceso. Estos señores tenían varios sacos de comida que dijeron haber recogido en el lugar, y pudimos detallar que llevaban efectivamente una gran cantidad de paquetes de pasta, arroz, leche, harina de maíz, entre otros productos.

Presuntamente esta acción viene ejecutada bajo órdenes directas del Gobernador del Estado Vargas, Jorge Luis García Carneiro. Son enviados a botar miles de kilos de comida de manera disimulada en esta zona deshabitada, pero los más necesitados han logrado percatarse e intentan incluso pasar por las montañas desde El Tigrillo, población adyacente a este vertedero.

Varias de las personas de la zona hablan de detenidos por querer ingresar sin permiso, pero esto no ha sido confirmado.

Es urgente que periodistas y medios de comunicación investiguen esta situación, pero principalmente hacemos un llamado al presidente encargado Juan Guaidó y a los diputados de la Asamblea Nacional a investigar lo antes posible esta situación, en la que pudiéramos estar frente a un nueva demostración de la corrupción y el despilfarro que esta mafia kleptocrática ha producido en Venezuela tras 20 años de entrega, saqueo y estafa.

#AbajoLaDictadura

#RebeliónPopular

#HuelgaGeneral

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here