La Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) hizo un llamado a los gobernadores que resultaron electos el pasado 15 de octubre, y que en su mayoría han sido juramentados, a respetar los derechos de los trabajadores y la estabilidad laboral. El secretario ejecutivo de la central obrera, Pedro Arturo Moreno, recordó lo previsto en el artículo 145 de la Constitución Nacional y en los convenios internacionales suscritos por la República, relacionados con el derecho al trabajo sin discriminaciones por razones políticas, religiosas, sexo o raza.

“Hoy más que nunca daremos la pelea junto a los compañeros que pretendan ser desalojados de sus puestos de trabajo”, advirtió Moreno. Informó además que en la Gobernación del estado Miranda, ahora en manos del oficialismo, “se está practicando una cacería de brujas contra los trabajadores” de ese organismo e instituciones adscritas, de acuerdo con las conversaciones sostenidas con los dirigentes sindicales.Expresó que “aquí se ha hecho un abuso excesivo de los llamados trabajadores de confianza”. Y agregó que “solo los Directores deberían ser modificados, para que vayan acorde con el nuevo tren gerencial, porque son los encargados de ejecutar el plan que ese gobernador va a llevar adelante en su gestión”.

Por otra parte, exhortó a los nuevos mandatarios a revisar, junto a los sindicatos, los casos de los empleados y obreros que se encontraban en calidad de contratados pero que “hacían funciones no tenían ninguna vinculación con el funcionamiento del ente gubernamental”. “Tampoco apañamos que se siga incrementando de manera grosera el sostenimiento del funcionamiento de los partidos con estos trabajadores, que no prestan servicio a la colectividad”, enfatizó.

La Confederación de Trabajadores de Venezuela, reitera el compromiso con los empleados y obreros de las gobernaciones y sus derechos, sin distinción de sus intereses políticos. “Llamamos al pueblo venezolano a seguir luchando por el rescate de la democracia y la reconstrucción nacional. Basta de que sigan engañándonos con nuevas y falsas promesas, que se burlen de los humildes y sus necesidades, que jueguen con la dignidad de los empleados públicos y sus reivindicaciones, que violenten el trabajo decente, la libertad sindical y la contratación colectiva”.

Fuente: La Patilla

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here