El partido Bandera Roja de Caracas manifiesta su repudio más enérgico al atentado perpetrado la tarde de este sábado 25 de marzo contra la alcaldesa metropolitana Helen Fernández y su equipo de trabajo.

De acuerdo con la información suministrada por la propia alcaldesa, fueron detenidos en Casalta III (Catia) en una alcabala ilegal instalada en la zona por un grupo paramilitar de unos 20 hombres identificados como colectivos afectos al régimen de Nicolás Maduro. Los agresores portaban armas cortas y largas, y bajo amenazas los obligaron a subir a una montaña cercana, procediendo luego a tirotear los vehículos en que se trasladaban. Algunos trabajadores fueron golpeados por estos colectivos armados.

Hacemos nuestras las palabras de la alcaldesa Helen Fernández cuando expresó, minutos después del atropello, que el gobierno no nos va a amedrentar con estas acciones, que tenemos la suficiente firmeza y determinación de lograr un cambio para Venezuela.

El régimen no podrá detener con grupos paramilitares ―ni con ninguna de las prácticas fascistas que viene adelantando― la decisión de cambio del pueblo expresada en las luchas que se están librando y en las que están por venir. Históricamente, ningún pueblo se cruza de brazos a ver cómo lo destruye tanta barbarie.

Estas acciones terroristas, propias de regímenes dictatoriales, no podrán disminuir la aceptación que tienen los demócratas en vastos sectores populares, pues anhelan un cambio político ante la estafa que ha significado el oficialismo para el país.

Para Bandera Roja, ese cambio requiere poner fin a la dictadura de Nicolás Maduro, lo cual permitirá impulsar la necesaria reconstrucción nacional, la restitución de la democracia y el bienestar para Venezuela.

¡Abajo la dictadura!
¡Ahora le toca al pueblo!

Partido Bandera Roja
Comité Político Regional “Tito González Heredia”

Caracas, 25 de marzo de 2017

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here