AMÉRICO  SILVA
Américo  Silva  nació  el  16  de  marzo de  1933 en Campo  Alegre, población  cercana  a Aragua  de Maturín,  capital  del  otrora Distrito Piar  del  estado Monagas.  En Venezuela.
Al  morir  su  padre,  Alberto  Tirado, Américo,  con apenas 12  años, toma una  trascendente decisión: dejar  la escuela para  poder  trabajar. Con  su madre, Marcolina  Silva,  y  sus hermanos,  Alberto,  Juan José, Antonio,  Italo  y  Fernando,  encara  la subsistencia con firmeza  y dignidad. Trabaja  de  bedel  en el  comedor escolar  de  Aragua y  luego como vendedor  de productos del  campo en los  portones  de  las
compañías  petroleras  de  Caripito  y  Jusepín.
Así,  desde  muy  joven, enfrenta  la  desigualdad social, la  dominación  extranjera  y  la  necesidad  de  cambiar tal  realidad.
En  la  Escuela  Cacique  Taguay,  de  Aragua,  culmina su  primaria. Desde  los  15  años discute  la  política  nacional  con  Simón Sáez Mérida,  Joaquín  Blanco  y Trino Barrios.
Constituyó  una  familia  con  Argelia Velázquez  de Silva,  educadora, periodista  y  luchadora  social  con quien  tuvo  tres  hijos:  Hildemar Antonio,  Italo Américo  y  Víctor Ricardo.
Para  1953,  con  20  años,  lucha  contra  la dictadura de  Pérez  Jiménez, en  San  Félix  y Ciudad  Piar, estado Bolívar.  También  en  Aragua de Maturín,  donde  es perseguido  por  la  Seguridad  Nacional.  A los  23
años  vive  en  San  Félix  y es  miembro  de  la resistencia  clandestina  de trabajadores.  Al  iniciarse la  industrialización  del  hierro  trabaja  como conductor  de  ferrocarriles  de  la  Orinoco  Mining Company,  OMC.  Allí siente,  con   mayor  fuerza,  la explotación  capitalista  y  la discriminación  hacia  la  clase  obrera.
Un luchador por la revolución socialista
 Junto  a  otros trabajadores  progresistas  fomenta  las ideas revolucionarias,  defiende  y  organiza a  los obreros  para  rescatar el Sindicato  del  Hierro,  bajo  el dominio  de  los  intereses  patronales.  Esa lucha  se extiende  hacia  la defensa  de  las  familias campesinas  del Cerro  de  La  Parida,  hoy  Cerro Bolívar,  desalojados  por  la  OMC y  la Guardia Nacional.
El  23 de  enero  de 1958  cae  la dictadura perejimenista,  Américo Silva profundiza  su accionar  político  en  la Ciudad  Piar  en  la Orinoco Mining  Company,  OMC aquí  se  hace dirigente obrero al ser  electo  como secretario  de  reclamos en  el sindicato de  la  zona, se  convierta  en un  gran agitador y  en  vanguardia de  las  luchas reivindicativas  llevadas  a cabo  por  los obreros.
Para  esta época  Américo  Silva es  militante  de  AD y como  tal, logra  ser  miembro de  la  delegación
agraria  del  para entonces   Instituto Agrario  Nacional, I.A.N. en  Monagas  (este  sería  el único  cargo  oficial
que  tendría  en  su  vida ) . Allí  reparte  tierras  a campesinos, organiza  sindicatos  agrarios,  activa luchas por  el  derecho a  la tierra.
En  1960
después  de  una
serie  de  luchas
ideológicas  que  se
venían  librando  en
el  seno  de
A.D.  Esta  se
divide  y  surge
el  M.I.R.   Movimiento  de  Izquierda  Revolucionaria
Américo  Silva  se
constituye  en  cofundador
de  este  movimiento,
dando  inicio  así
a  su  ininterrumpida  actividad
como  revolucionario,  de
ahora  en  adelante
va  a  estar
dedicado  a  tiempo
completo  a  esta.
En  este
mimos  año  ( en
abril  y  mayo )
participa  en  el
campamento  de  la
juventud  del  MIR
en  culantrillar,  cerca
de  san  Antonio
de  Maturín,  Monagas.
es  instructor  de  más  de
60  jóvenes,  con
los  cuales,  habría
de  iniciarse  la
penetración  en  el
campo.
Todavía  no
se  tenía  objetivos
insurreccionales.  Este  campamento
fue  clausurado  por
la  policía  civil
del  estado  para
finales  del  60
una  vez  que
se  incrementa  la
represión  betancurista,  A.S.
Asume  la  vanguardia
de  la  resistencia.
Para  1961  se
ocupa  de  las  guerrillas  urbanas  de  oriente.  Cuando  tiene  30
años, es  responsable  de  la  Retaguardia  y  Logística
del  Frente  Guerrillero  Ezequiel Zamora  asentado
en  los  estado
Miranda  y Guárico. En  el
oriente  de  Venezuel
el  auge  de
masas  se  hace
cada  vez  más
intenso
En  noviembre
de  1962  es
apresado  Américo  por segunda
vez  en  la
Cruz  (  la  primera  vez
había  sido en  Maturín,
y  solo  duro
preso  varios  meses )
Transcurren   los
años  en  medio
de  vicisitudes que  van
sucediendo  en  la
lucha  de  clases
en  el  país.  Se
dan  el  Carupanazo
y  el  porteñazo. Como  también
los  reveses  que
comienza
a  recibir  los
revolucionarios  y  socialistas
en  el  país
por  parte  del
gobierno  Américo
tiene  la  oportunidad
de  viajar  dos
veces  a  cuba.
Regresa  al  país
el  8  de  mayo  de
1967  con  el  llamado  Desembarco de Machurucuto,
y  se  dedica  exclusivamente  a
preparar  la  retaguardia guerrillera  en
el  campamento del  Bachiller
que  dirigía  Trino
Barrios.
Un proletario guerrillero
Destruido  el
campamento  del  cerro
el  Bachiller por  la
represión  militar,  y
con  la  muerte
de
Trino  Barrios,  Soto
Rojas,  y  otros
camaradas,  y
además  de  la
inseguridad  de  la
zona,
propone  la  fundación
del  Frente  “Antonio
José  de  Sucre”
en  el  Oriente,
Américo  llega a  ocupar
la  tercera  comandancia
en  dicho  frente. A  partir
de  allí,  fue
buscado  infatigablemente por  los
cuerpos  represivos.
Entre  tantos
combates  que  llevo
a  cabo  el
frente “Antonio  José  de
Sucre”  se  destaca
la  toma  de
un  sector  en
Cumanacoa  en  el
año  de  1969,
año  de  la
“pacificación”  copeyana,  y
en  septiembre  dirige
en  pleno  llano
la  emboscada  a
la  alcabala  del
Km.  70,  cerca
de  Anaco. Defiende  la  lucha  armada
y  cuestiona  la  “pacificación”
propuesta  por  el  Gobierno  de  Rafael  Caldera,  política denominada  por el  pueblo
“La  paz  de  los  sepulcros”.
Tras  la  división  del  MIR,
el
20  de  enero
de   1970  se
crea
el  partid  Bander  Roj
y Américo  Silva  está
entre  sus  fundadores.
Como  parte  del
Comité  Político  Nacional  de  Bander
Roj,  y  miembro  de  la  Comandancia  del  Frente  Guerrillero  Antonio  José  de
Sucre  y  responsable político-militar
En  el
año  de  1971
se  traslada  a   Guayana  para
hacer  trabajos   políticos
entre sectores  de  barrios,
campesinos,  obreros  y  estudiantes.
Sabía  que
el  gobierno  lo
conocía  muy  bien,
no  óbstate,  siempre
se  mantuvo  relacionado
con  sus  familiares,
y  con  sus
hijos,  para ellos  nunca
dejo  de  ser
el  guía  moral.
El  31
de  marzo  de
1972  la  muerte
le  sorprende  esa
noche  en  el
Km.  27 de  la
vía  Pto.  Ordaz,
El  pao, San  Félix,  estado
Bolívar. Cuando  el
enemigo  le  monto
una  emboscada.  Esta
vez  iba  de
visita  a  una
escuela  de  combatientes
que  estaba  organizando
en  la  zona
el  partid  BR  para  ese
momento  virgen  y
con  grandes  capacidades
de  crecimiento  y
recursos..
“La lucha de los oprimidos, por
el socialismo, contra el capitalismo y su máxima expresión imperial, es diversa
y arriesgada y no termina ni con la traición de un desclasado ni con la muerte
de un guerrero”.
Américo
Silva, Comandante Guerrillero
Si  bien
su  muerte  constituyo
una  fuerte  baja
para  el  movimiento
revolucionario,  no  óbstate,
otros  hombre  y
mujeres  ocuparon  su
puesto  de  combate,
otros  empuñaron  su
“AK-soviética”  que  acostumbraba
llevar  debajo  del
brazo,  y  otros,
la  fe  en
el  triunfo  final,
reflejada  en  la
sonrisa,  que  siempre
iluminara  Américo  Silva
Fundador de BR
 La  primera  reunión  del  Comité  Político Nacional  electo  en  el  IV Pleno de Cuadros,  acordó  que  el  Frente  Guerrillero
a  reconstruir  por el  Partido  se  llamara FRENTE  AMÉRICO  SILVA,  rindiendo  de  esta
forma  homenaje  a  quien
fuera comandante  fundador  del  FGAJS  y
uno  de  los  fundadores  y  más  destacados dirigentes  de  nuestro  Partido.
El
14  de  agosto
de  1977    Por 
ordenes  del
COMITÉ
 POLÍTICO  NACIONAL
del  Partid,  el
FRENTE  AMÉRICO  SILVA
(FAS)  procedi
ó
 a
ejecutar  una  operaci
ón  de
rescate  de  13
prisioneros  pol
íticos  que
se  encontraban  recluidos
en  la  C
árcel  Nacional
de  La  Pica,
en  Matur
ín,  estado
Monagas. 
 
Honor y gloria al camarada Américo Silva
Viva el marxismo leninismo
Viva la revolución socialista  

Viva Bander Roja. 

Reseña histórica 2002

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here