Todos los seres humanos somos «animales simbólicos». Es algo natural. Lo podemos ver desde los niños que dibujan nubes, animales o cosas, sin saber qué cosa es exactamente. Una línea o letra bastan. La palabra símbolo viene del latín Symbolum y significa «juntar», «reunir juntos», «pasar uniendo». Son abreviaciones constituidos por letras o en ocasiones son signos no alfabetizables. La sociedad le ha dado significado y los símbolos no solo reflejan un fragmento o representación de la realidad perceptible, también pueden resumir en su diseño una historia, filosofía y/o ideología.

En los movimientos y organizaciones revolucionarias, socialistas o comunistas, los símbolos o insignias más conocidas en el mundo, son variables en sus diseños ya que algunos también utilizan rostros o figuras reconocidas en el campo del socialismo o del comunismo como Carlos Marx, Engels, Stalin, Lenin, el Che, Sandino, entre otros.

En este material trabajaremos en cuatro de los símbolos más utilizados, conocidos y antiguos de la historia: La bandera roja, la hoz y el martillo, la estrella roja de 5 puntas y el puño cerrado y en alto.

La bandera roja

Es sin duda el símbolo o la representación más longeva del movimiento revolucionario en general. Es una referencia de rebeldía, desafío, batalla y lucha desde hace siglos. La bandera roja se utilizó en varios intentos de rebelión de los esclavos en Roma y en algunas revueltas realizadas por los pobladores de Europa de principios del siglo 14 y 15 en contra de la monarquía. En los países del Medio Oriente también se izó la bandera roja como un símbolo de lucha y rebelión.

Pero fue durante la revolución francesa cuando la bandera roja invadió toda la simbología del cambio, la revolución y el socialismo, que hoy se asume en todo el mundo luego de ese proceso revolucionario. Lafayette, comandante de la Guardia Nacional francesa durante la Revolución, izó una bandera roja sobre el Champ de Mars, en París, el 17 de julio de 1791, como símbolo de la ley marcial, advirtiendo a los alborotadores que se dispersaran. Esta acción dejó unos cincuenta manifestantes antimonárquicos muertos en los combates que se realizaron. Los jacobinos protestaron por esta acción enarbolando una bandera roja en honor a la «sangre de mártires» que habían sido asesinados; crearon sus propias banderas rojas para declarar «la ley marcial del pueblo contra la revuelta de la corte». Luego los jacobinos gobernaron Francia durante -1793 a 1794- e hicieron de la bandera roja un emblema nacional no oficial. Sin embargo, el tricolor nunca perdió su estatus oficial y recuperó popularidad con la llegada de Napoleón.

De allí en adelante la bandera roja representa y es parte de toda lucha que tenga como propósito una revolución en cualquier parte del mundo. La bandera roja fue parte de los levantamientos y revueltas de París de 1848, también en la Comuna de París en 1871 y en tantas otras rebeliones, revueltas y revoluciones en todo el mundo, en las que los pueblos del mundo asumieron como suya la bandera roja.

Esta referencia popular no desapareció a pesar de las persecuciones y muertes que los opresores realizaban contra quienes se atrevieran a levantar la bandera roja, hasta la revolución Rusa en 1917, cuando la bandera roja alcanza a ser un símbolo de carácter planetario y se convierte en el símbolo de los comunistas de todo el mundo, que nos recuerda la sangre derramada en tantas luchas y peleas en todo el mundo por la libertad, la democracia de los trabajadores y el comunismo.

La Hoz y el Martillo

Otro símbolo reconocido en todo el planeta, aunque la mayoría no conoce sus orígenes o qué representa.

Cuando la revolución rusa toma el poder necesita construir una simbología que represente la filosofía e ideología de los comunistas. En 1917 Lenin y Lunacharski lanzaron una competencia a nivel nacional para crear un emblema ruso soviético adecuado. La obra ganadora fue una hoz y un martillo (colocados frente a la tierra, que está iluminada por el sol), rodeados por una guirnalda de espigas, con una estrella de cinco puntas colocada arriba. Hay seis idiomas (ruso, ucraniano, bielorruso, georgiano, armenio, azerbaiyano) que expresan el lema «¡Proletarios del mundo, uníos!». El diseño original también incluía una espada, pero Lenin desaprobó enérgicamente esta connotación bélica y la quitó. Fue el moscovita Yevgueni Kamzolkin quien presentó la versión en la que se combinaba la hoz y el martillo.

Kamzolkin ya era un artista de renombre en la época de la Revolución de Octubre en 1917. Se hizo partidario de la movimiento bolchevique y se le encomendó, posterior al concurso, diseñar un emblema que representara (e inspirara) por igual tanto al proletariado industrializado como a los trabajadores campesinos. Reunió a tres compañeros artistas (todos pintores) para formar un grupo de estudio. Estos expertos eran Sergei Gerasimov, Nikolai Chernyshev, Dmitry Sobolev y ayudaron a Kamzolkin con todas sus necesidades de diseño. Extendieron una tela amplia en el suelo (que parecía un lienzo muy grande) cada mañana y procedieron a experimentar con varios objetos materiales y símbolos pintados o dibujados (usando carbón). Kamzolkin instruyó a su grupo que debían pensar de una manera completamente «nueva» y «soviética», que fuera única y diferente a cualquier expresión artística o de diseño que se hubiera desarrollado en el pasado. Finalmente, Kamzolkin tuvo la idea de que los campesinos podrían ser representados colectivamente por una hoz (que cosecha las cosechas y expresa su trabajo), mientras que los trabajadores industrializados podrían expresar su trabajo a través de la forma de un martillo. Una vez que el grupo estuvo de acuerdo con este esquema, el siguiente paso fue el arreglo y la ubicación. Kamzolkin decidió que la mejor orientación era un martillo con la cabeza hacia arriba a la izquierda (colocada en diagonal en el suelo) y una hoz colocada en diagonal (arriba) y cruzando el martillo, con la hoja curvada hacia la derecha. Kamzolkin y su equipo de artistas se sorprendieron cuando Lenin y el gobierno soviético adoptaron este diseño como el emblema permanente de la Unión Soviética, y cómo se extendió posteriormente por todo el mundo (¡tanto dentro de los países capitalistas como de los comunistas)! Kamzolkin terminó el diseño el 29 de abril y el emblema de la hoz y el martillo ondeó en las banderas el Primero de Mayo. Tras este éxito, durante julio de 1918, el Congreso de los Soviets de toda Rusia aprobó el diseño como el símbolo del Estado.

Representa, además, los sectores sociales que participaron en la revolución Rusa, los obreros y los campesinos. Después, a la hoz y el martillo se les colocó una estrella roja y ambos símbolos se colocan sobre una bandera roja. El martillo representa a todos los trabajadores y obreros del mundo, la hoz a todos los campesinos o agricultores. Este símbolo se popularizó porque todos los movimientos, organizaciones y  partidos comunistas del mundo lo utilizaron de diferentes maneras. También lo vemos en diferentes esculturas, pinturas o murales realizados por artistas alrededor del mundo. Por lo general el martillo lo sostiene el hombre, que se asocia a la industria, maquina, ciudad y futuro; y la hoz, que la sostienen la mujer, que se asocia a la alimentación, fertilidad, justicia y democracia, y que uno esté entrelazado al otro representa la unidad del proletariado y el campesinado del mundo.

Yevgueni Kamzolkin, decorador, fotógrafo, autor del símbolo de la hoz y el martillo, provenía de una familia acomodada y religiosa y no era comunista en su juventud. Formó parte de la sociedad artístico-mística Leonardo Da Vinci y comprendía perfectamente el significado de los símbolos, por lo que dijo en aquel entonces: «En abril de 1918 los camaradas del Ayuntamiento de Moscú me preguntaron si era posible organizar e integrar imágenes de un martillo, un arado y un yunque en un símbolo inspirador. Se me informó que el distrito Zamoskvorechye de Moscú fue uno de los más importantes, dentro de los cuales vivían unos 300.000 trabajadores, y que este proyecto debe ser completado antes de mayo 1st. Decidí (bajo mi propio riesgo y riesgo) experimentar con varias opciones diferentes, antes de decidir si los campesinos serían representados con una hoz y los trabajadores con un martillo (sin yunque). Hice una serie de bocetos experimentando con la disposición y decidí que la expresión más poderosa era una hoz cruzada sobre un martillo. Me pareció que tal arreglo, aunque simple, era profundo y estaba lleno de un significado profundo (revolucionario). Entonces decidí poner este diseño en pancartas y banderas del Primero de Mayo».

Alekséi Losev, un filósofo ruso, valoró este símbolo como «un signo que se mueve con las masas populares, no constituye simplemente un signo, sino un principio constructivo y técnico para las acciones humanas, así como sus aspiraciones volitivas. […] Aquí, ante nosotros, está el símbolo de la unión de los obreros y de los campesinos, el símbolo del Estado soviético».

La hoz y el martillo, combinados con un par de alas estilizadas, eran usadas por la aerolínea bandera de la Unión Soviética Aeroflot que todavía existe en la Federación Rusa y continúa usando el símbolo de la hoz y el martillo. También en muchas edificaciones que fueron parte de la URSS prevalecen hoy los símbolos de esa época.

La estrella roja de 5 puntas

La estrella ha tenido también una participación en las rebeliones y revoluciones desde hace siglos. En la Comuna de París se levantaban las banderas rojas y en las paredes rayaban una estrella roja. También la estrella apareció como símbolo en varias protestas de obreros.

Simbolizaba, para los primeros rebeldes y revolucionarios, el futuro, el cambio y la lucha. Este símbolo toma relevancia cuando es colocado, junto a la hoz y el martillo, en la bandera roja de la URSS. Desde entonces es históricamente reconocida como parte de los símbolos de los comunistas. Unos años antes, en 1908, el escritor Alexander Bogdanov  escribe la novela Estrella Roja, en la que ya dicho símbolo está reconocido como parte del movimiento comunista internacional. Aunque es una novela de ciencia ficción en la que un viaje a Marte se convierte en una alegoría sobre la creación de un Estado soviético.

Los ideales y principios comunistas que están reflejados dentro del símbolo de la estrella roja de cinco puntas, son varios. El primero es que las cinco puntas son los cinco continentes; la mano, que tiene cinco dedos, son las manos de todos los trabajadores del mundo; también las cinco puntas son los cinco grupos sociales que posibilitaran el tránsito del capitalismo al comunismo: la juventud, los militares, los obreros, los campesinos y los intelectuales. Todo se relaciona con el internacionalismo de Carlos Marx de convocar ¡Proletarios de todos los países, uníos!.

Otros ideales y principios que también refleja la estrella roja de cinco puntas, están vinculados con la filosofía e ideales de los comunistas: la equidad, la justicia, la libertad, el progreso y democracia. Además, semánticamente denota humanismo, tanto por el número de sus segmentos -cinco dedos, cinco sentidos- y el color rojo de la estrella, que es el color de la sangre -vida, vitalidad- y sangre victoriosa.

La estrella roja se colocó sobre las cúpulas del Kremlin y sobre los edificios gubernamentales y de importancia de la URSS. También está en uso en muchas banderas o símbolos en todo el mundo y se usa en movimientos y organizaciones de todo tipo y en muchos ejércitos o frentes subversivos y guerrilleros.

El puño cerrado y en alto

Este es de seguro el más antiguo de los símbolos utilizados por la humanidad. En toda la historia, aparece en diversas pinturas e historias relatadas como un símbolo de lucha o victoria. El puño en alto utilizado como saludo consiste en alzar el puño cerrado y tendrá distintos significados dependiendo del contexto, pero según los historiadores, ese símbolo tiene su origen en Asiria, la cual fue una antigua región del norte de Mesopotamia, que data de 2.600 a.c. Ciudad fundada a orillas del río Tigris, el puño simbolizaba la resistencia de ese pueblo contra los invasores.

El puño en alto también es reconocido por los pueblos como un símbolo de solidaridad y apoyo, que a menudo también es usado para expresar unidad, fuerza o desafío. Por tanto, decir que el puño cerrado y en alto es un símbolo o un emblema exclusivo de los socialistas o de los comunistas, es difícil ya que es usado por diferentes tendencias filosóficas e ideológicas en todo el mundo.

Pero no fueron los rusos quienes le dieron la relevancia que hoy tiene. Yo diría que en la URSS poco o casi nunca se uso. En donde más se ve es en Alemania, Inglaterra, Italia y España, en donde los comunistas lo usan para diferenciarse de los socialdemócratas en la época de 1912, aproximadamente. Para 1918 ya hay algunas fotos de la Rotfrontkämpferbund -RFB, Liga de Combatientes del Frente Rojo- que era el grupo armado y uniformado que hacía de brazo armado del Partido Comunista de Alemania (KPD), que se enfrentaban al naciente fascismo. También el puño se populariza en España por las mismas razones que en Alemania y con el comienzo de la guerra civil española, el 17 de julio de 1936 el puño, la estrella, la bandera roja, la hoz y el martillo, se convirtieron en todo un conjunto simbólico de los Republicanos, que se agrupan o se unifican en el Frente Republicano, en el que estaban anarquistas, socialistas, comunistas, sindicatos, socialdemócratas, en fin, todos los que estuvieran en contra del fascismo. El puño cerrado y alzado se convirtió en un saludo antifascista y el ejército de la República, incluso, adoptó una variante que mezclaba el saludo comunista y el saludo militar, llevando el puño cerrado hasta la frente en la mano derecha.

En 1910 en EEUU la organización de los Trabajadores Industriales del Mundo –IWW-, utiliza en sus reuniones y actividades el puño cerrado, en alto, en la mano derecha. Para el año 1917 el puño en alto fue utilizado como logo oficial por la organización, que era un sindicato seguidor de la teoría sindicalista revolucionaria, democracia laboral y autogestión obrera, y que tiene su origen en Estados Unidos. Aunque también está presente en otros países como Alemania, Austria, Suiza, Bélgica, Grecia, Islandia, Lituania, Canadá, Australia, Irlanda y el Reino Unido, y también estuvo en México, Chile y Japón, sus años más famosos e influyentes van desde 1905 hasta que fueron fuertemente reprimidos por los ataques gubernamentales conocidos como los «Palmer Raids», en la década de 1920. Fue reactivado décadas después, cerca de 1960 y ha tenido un importante crecimiento.

Otras organizaciones que también popularizaron el puño cerrado en alto fueron los movimientos por los derechos civiles en EEUU en los años sesenta, después de que el artista y activista Frank Cieciorka produjera una versión simplificada para el Comité Coordinador Estudiantil No Violento -Student Nonviolent Coordinating Committee-. Esta versión fue usada más tarde por Students for a Democratic Society y el Black Power movement. Estas y otras organizaciones y movimientos utilizaron el puño cerrado y en alto como símbolo o emblema de su lucha por los derechos civiles en EEUU. Uno de los mas reconocidos o recordados es el saludo del poder negro de los Juegos Olímpicos de México en 1968, cuando los corredores afroamericanos Tommie Smith y Jon Carlos, de EEUU, estando en el pódium escuchando el himno de EEUU, levantan la mano con el puño cerrado y después de eso el comité organizador les quita las medallas.

Otro impulso importante que tuvo el símbolo fue en 1948, realizado por el taller de Gráfica Popular, una imprenta en México, que usaba el arte para hacer avanzar causas sociales revolucionarias. El puño alzado pudo reconocerse también en carteles de propaganda producidos durante las protestas de los estudiantes conocidas como El Mayo Francés de 1968, La Lutte Continue, en el que aparece una chimenea de fábrica coronada con un puño cerrado. El icono del puño cerrado también aparece de manera prominente como símbolo feminista en la portada de dos grandes libros de Robin Morgan, Sisterhood is Powerful, y Sisterhood is Forever, publicados en 1970.

Es hasta mediados de los años 90 que el puño cerrado y en alto era señal de irreverencia, rebelión y revolución contra el sistema capitalista. Por ello, el puño en alto era relacionado a los socialistas y comunistas aunque con el tiempo el puño cerrado y en alto también fue utilizando por organizaciones y movimientos liberales, conservadores, nacionalistas, religiosos, socialdemócratas y socialcristianos y grupos de extrema derecha. Lo vemos en general en muchas protestas y luchas o en mítines de partidos de cualquier corriente filosófica e ideológica.

Tomó relevancia en los alzamientos realizados en algunos países de la ex Unión Soviética, conocidos como la Revolución de los Colores, en las protestas árabes de 2010-2012, conocidas como Primavera Árabe, también a estado muy en boga por los movimientos feministas y de los movimientos LGBT en todo el mundo, muy usado en las diferentes protestas, revueltas y rebeliones que desde 2010 han estado en movimiento por Latinoamérica. Y en Venezuela el puño en alto y cerrado es el símbolo de la resistencia contra el régimen explotador y opresor de Chávez-Maduro.

El rojo

Para la mayoría de las personas el color rojo es el único que expresa los ideales y principios  de los comunistas. Y aunque el rojo es el color mas importante y relevante, no es el único color. Eso lo podemos ver en las diferentes banderas y escudos de las republicas que pertenecían a la URSS, pero eso lo dejare para otro escrito.

Pero en general estos símbolos no solo han sido atacados y desdibujados los neoliberales, conservadores, posmodernistas, capitalistas todos, sino que también por los reformistas, posmarxistas, neomarxistas, revisionistas todos, ya que para ellos es una amenaza que los trabajadores del mundo tengan alguna historia o referencia de cualquier tipo, que les permita identificarse, organizarse y demoler estas estructuras de poder que mantienen a toda la humanidad atadas a la gran mentira, que es el capitalismo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.