Traición es una denuncia recurrente de los grupos que pretenden hegemonizar la contienda política. El gran polo patriótico llama a estar alertas de no ser infectados por el germen de la traición. Denominan traidores a gente como Raúl Baduel o Numa Rojas, entre muchos que primero disienten y finalmente se separan.
También en la MUD copian la receta y llaman traidores a quienes siendo oposición, plantean una política legítima y diferente a la orden del país.
Yo les pregunto a los venezolanos. Si hablamos de traidores ¿Quiénes podrían verdaderamente considerarse como tales? ¿Los bribones que protagonizan el peor gobierno de la historia del país y su comparsa opositora de la MUD, que nunca fue una dirección de políticas y propuestas, pero que si fue y es una elite que se conforma con la repartición de cargos, o quienes disienten gallardamente y se apartan del nefasto gobierno y de la peor oposición?
¿Quiénes son los traidores? ¿Los que generan más de 5.000 protestas al año por la escasez de alimentos, medicinas, repuestos, productos de higiene, asesinatos y robos que criminalmente acorralan a un país? ¿O los que se ponen de acuerdo para dejar por fuera a las mujeres que por ley y lucha se ganaron su espacio para ser parlamentarias? ¿No serán traidores los de la MUD? Que en vez de defender a los copeyanos se frotaron las manos ante el saqueo gubernamental a la tolda verde para repartirse sin ruborizarse los 27 puestos copeyanos.
¿Quiénes son los que practican una política ética y decente? ¿Esos? ¿O quienes de manera valerosa dan un paso al costado y llevan adelante una política amplia, plural, desprendida, que permite la incorporación de múltiples sectores del país para desarrollar planes de encuentros, de reconciliación que logren rescatar la paz y trabajar unidos como nación y no como parcialidades?
Esos mismos sectores pretenden engañar al pueblo planteando una contienda electoral entre dos. Ya pocos le creen al Polo Patriótico del PSUV y a la MUD encabezada por justicieros y adecos. Ambos mienten al expresar que solo ellos existen. La MUD incluso histéricamente repite hasta el cansancio que quienes se postulen fuera de la “Unidad” juegan a favor del gobierno.
Ratificamos que somos una fuerza opositora, disidente por naturaleza, amplia y plural, que cree en la descentralización y que entiende que el peor mal para el país son el PSUV y la MUD. En Venezuela estamos obligados a vencer la polarización, estamos obligados a ser la diferencia entre el país que tenemos y el país que queremos.
Venezuela no repudiará a quienes abandonen a los polos, Venezuela los entenderá. Venezuela ya aborrece a los mismos de siempre, a los que se retroalimentan, a los sectarios, a quienes han frustrado a un pueblo. Esos no son otros que los integrantes de la MUD y del PSUV.
Los ataques burdos nos hacen más fuertes, nuestras convicciones están por encima de las difamaciones. No hay quien compre a los venezolanos, trabajadores, mujeres, jóvenes, indígenas, deportistas, gente de la cultura, que hoy asumen a la tarjeta de Electores Libres como un símbolo de encuentro, como un símbolo de paz, como una luz que pretende brindar la esperanza de construir un país para todos. Nosotros no creemos en esa “unidad”. Nosotros trabajaremos incansablemente por la unión de todos.
Benjamín Gómez, de Electores Libres.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here