Siempre insistiremos en desenmascarar la falsedad de este régimen. Durante el despotismo de Chávez (1999-2013) permanentemente denunciamos que se beneficiaba a un sector social minoritario (la oligarquía financiera) a pesar de los discursos grandilocuentes contra los oligarcas y los explotadores. Varias publicaciones hicimos en este blog al respecto. Fallecido el déspota, el heredero devenido en dictador ha continuado la tarea que inició Hugo Chávez y que ha tenido durante 15 años a la vieja oligarquía y a los boliburgueses muy contentos. Esto echa por la borda el carácter supuestamente revolucionario y socialista del régimen, hoy convertido en dictadura. Veamos que dicen los números de las propias instituciones oficiales. 
Según el informe de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario, (SUDEBAN), del primero de enero al 31 de mayo del 2014, las ganancias netas de la banca totalizaron 26.372 millones de bolívares, por un 64,52 % sobre las ganancias del mismo período del 2013, cuando llegaron a los 16.029 millones de bolívares. 

AÑO
GANANCIAS DE LA BANCA
(EN MILLONES DE BOLIVARES)
1ER SEMESTRE 2013
16.029
1ER SEMESTRE 2014
26.372

Fuente: Editorial de la Caja de la Banca Venezolana del mes de Mayo 2014
En el cuadro anterior podemos evidenciar la verdad sobre de quienes son los principales beneficiarios de la política económica de este gobierno. Mientras los “boligarcas” se llenan los bolsillos, el pueblo llano se esta comiendo un cable, no encuentra productos de primera necesidad y si los encuentra (luego de hacer de largas colas) están carísimos; los trabajadores de la administración publica siguen luchando por el pago de deudas laborales y por la firmas de contratos colectivos; las empresas de Guayana están destruidas por la mala gerencia y la corrupción, sus trabajadores siguen exigiendo sus reivindicaciones; las universidades no tienen presupuesto justo, solo por nombrar algunos de los sectores sociales que no son beneficiarios de la política económica del régimen como si lo son los banqueros. Cuando estos sectores salen a la calle a reclamar sus derechos, la dictadura de Maduro reprime y criminaliza las justas y legítimas protestas sociales y populares.
Ante esta situación, al pueblo venezolano no le queda otra cosa que luchar por una solución pacífica, democrática y constitucional a esta crisis y eso pasa por la salida del poder de Nicolás Maduro, lo cual abrirá caminos para la reconstrucción nacional y enrumbar a Venezuela por caminos de progreso, democracia y bienestar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here