AL  PRESIDENTE  LE  IRRITA  LA  DEMOCRACIA
Las elecciones primarias realizadas el 12 de febrero marcan una nueva etapa en la lucha del pueblo contra el despotismo. La gran participación popular de más de 3 millones de electores evidencia claramente los anhelos de cambio del pueblo venezolano. A pesar de la campaña gubernamental contra las primarias, la madurez de la población se impuso, diciéndole al déspota y al mundo que quiere DEMOCRACIA. 

Pues bien, al oficialismo le irrita este espíritu democrático. Cada vez que la democracia se ejerce y sale vencedora (COMO SUCEDIÓ CON LA REFORMA) el presidente se molesta, le da urticaria, se descompone, insulta y amenaza a quienes participan en procesos opuestos a su proyecto. Y le molesta porque justamente la democracia es lo contrario a lo que el proyecta: un despotismo ramplón, de rasgos fascistas, que se disfraza de revolucionario y redentor de los pobres para seguir beneficiando a la vieja oligarquía y a la boliburguesía creada por su gobierno.

La descalificación y burlas que el oficialismo le hace al pueblo que participó votando en las primarias, es clara expresión de que se está quedando sin argumentos. De que la estrategia definida por la MUD está siendo aceptada por vastos sectores de la población. Que la gente está perdiendo el miedo y eso aterroriza al déspota, que vio a personas que simpatizaron con él haciendo las colas para votar en las primarias. Chávez sabe que la pauta política, a partir del 12 de febrero, la marca el pueblo ejerciendo la democracia, que no es solo el voto, sino que se expresa también en las múltiples y variadas movilizaciones populares exigiendo el cumplimiento de sus derechos conculcados por este desgobierno.

Ahora hay que reforzar la unidad. Ya tenemos al candidato unitario, Enrique Capriles Radonsky, a quien le daremos todo nuestro respaldo. Pero tener al candidato no es suficiente. Es necesario, como hemos estado planteando desde hace más de un año, impulsar la Unidad Superior, que rompa con la polarización artificial y que  convierta la opción electoral en una alternativa que impulse el CAMBIO POPULAR, que se exprese en la  sustitución radical de esta democracia de élites, por una democracia de verdadera y amplia participación popular; que supere el rentismo para convertirnos en una sociedad de productores; que busque diversificar la economía para romper con la dependencia del petróleo; que impulse una REVOLUCIÓN INDUSTRIAL que siembre fabricas en Venezuel, que agregue ciencia y tecnología para ser competitivos en los mercados internacionales. En fin, que impulsemos una política que tenga un claro y profundo compromiso patriótico y que se inscriba en esa oleada que se levanta por todas partes reclamando un mundo mejor. Una Venezuel de grandeza en un mundo que busca transformaciones al progreso.
COMITÉ POLITICO REGIONAL DE BANDER ROJ
LARA, FEBRERO DE 20112

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here