LA PARIDAD, LAS MUJERES Y LA DEMOCRACIA

2do Informe Alternativo sobre la aplicación CEDAW en Venezuela

El art 21 de la CRBV contempla como novedad en Venezuela, luego de un proceso constituyente, la igualdad ante la Ley de todas las personas, y además la garantía de que esa igualdad se haga real y efectiva adoptando MEDIDAS POSITIVAS a favor de grupos o personas que puedan ser discriminadas, marginadas o vulnerables. Este es el sustento constitucional bajo el cual las Mujeres, como grupo discriminado históricamente, podíamos tener un sistema de cuotas en la ley de Sufragio y Participación Política tal como lo teníamos en el art 144 de la Ley anterior y que garantizaba la cuota electoral femenina del 30% en las listas para cargos de elección popular. El sistema de cuotas es una MEDIDA POSITIVA que toma en cuenta la desigualdad histórica entre mujeres y hombres, persigue la efectiva igualdad política, refleja la eliminación de la discriminación de derecho y de hecho de las mujeres venezolanas y al ser una medida positiva no puede tomarse como contradictoria con el principio de igualdad de géneros. Muchos argumentos son utilizados por grupos políticos y hombres para negar el sistema de cuotas para las mujeres; incluso algunos hombres “ilustrados” hablan que el sistema de cuotas vulnera la decisión del electorado al obligarles a escoger entre cantidades de hombres y mujeres predeterminados, otros como los partidos políticos tienen el cinismo de argumentar que no cuentan con suficientes mujeres entre sus filas y que la paridad vendría a “enrredar” la selección de candidaturas. Todas estas posturas develan la poca disposición política para asumir la Democracia más allá del discurso y como estos no llegan a convertirse en acciones y prácticas políticas verdaderamente incluyentes. Vemos con tristeza que en Venezuela todos los partidos: oficialistas y de oposición actúan igual, hablan de DEMOCRACIA y de INCLUSIÖN, se llenan la boca con grandes perolatas sobre la democracia, pero al momento que deben ceder espacios para incluir a otras, en este caso a las Mujeres, el discurso se queda en mera retórica política, pura demagogia.
La democracia no avanzará sola por evolución, la democracia tenemos que impulsarla y empujarla los y las excluidas de siempre y no podemos callar ante esta nueva arremetida contra nuestra tan maltrecha democracia y contra el derechos a la igualdad ante la ley de nosotras las mujeres.
La Federación Venezolana de Abogadas (FEVA) desde el año 2000 viene solicitando la nulidad por inconstitucional de las resoluciones del TSJ y el CNE que derogaron ese artículo y permitieron que hoy no este presente en la LOPE, lo que nos coloca, desde el punto de vista democrático, en un franco retroceso. Esta es una de las observaciones que hacemos las Mujeres venezolanas en nuestro Informe Alternativo sobre la aplicación CEDAW en Venezuela, al analizar la situación de las Mujeres en la Vida Pública y Política. En el año 2005 el CNE dictó unas medida administrativas donde aprobó que las listas de los partidos y grupos electorales debían aplicar la PARIDAD de 50% para hombres y mujeres, pero como tan solo es una medida administrativa, no se aplica sino a discreción del CNE y este sabemos muy bien los intereses que representa y como maneja su discrecionalidad. Las cifras que resultaron de la aplicación de esta medida de Paridad en el año 2005 no pudieron ahogar totalmente la discriminación contra las mujeres y vemos como los resultados en cifras nos muestran que mientras el 70% de los hombres electos en esas elecciones son Diputados principales, 70% de las Mujeres son Diputadas suplentes. Las mujeres mejoramos relativamente nuestra participación política con la medida de Paridad pero cualitativamente estamos aún en lugares de segunda. Y aún así hay quienes se olvidad de la importancia de la medida positiva de la Paridad para las mujeres y para el avance de la verdadera Democracia.
Lo peor es que en estas actuaciones antidemocráticas no observamos a los supuestos “partidos democráticos” ni a la MUD pronunciándose y hablando de que el CNE está actuando por instrucciones del presidente y además de manera antidemocrática; será que estas instrucciones hoy si le convienen a los partidos de oposición y se corresponden con su discriminación hacia las mujeres, razón por la cual pecan por omisión y complicidad con una medida violatoria de los Derechos Humanos de las Mujeres venezolanas.
La ministra para la Mujer y la Igualdad de género, mujeres de partidos políticos y el Observatorio Venezolano de los DDHH de las Mujeres nos hemos pronunciado sobre la necesidad de respetar la MEDIDA POSITIVA de la PARIDAD para las próximas elecciones a la Asamblea Nacional, así como para todas las elecciones, para que se garantice la efectividad de la igualdad ante la ley y la participación política de las mujeres como derecho político que nos corresponde. Si bién en estos momentos tenemos que apelar a la Norma discrecional del CNE, por ser lo único que tenemos, debemos abogar porque sea incluido de nuevo el sistema de cuotas en la LOPE, como única manera de garantizar a las mujeres la posibilidad de ejercer el derecho a la igualdad ante la ley y allanar así el camino hacia la Igualdad de hecho.
Hisvet Fernández
Coordinadora del Núcleo Lara
Observatorio venezolano de los DDHH de las Mujeres
Barquisimeto 17-02-10
QUEREMOS IGUALDADQUEREMOS IGUALDAD

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here