Este régimen ha buscado desesperadamente un “culpable” para su ineficiencia y estafa al pueblo venezolano. Ha tratado de ocultar su responsabilidad ante la quiebra de la economía venezolana, la escasez y el desabastecimiento de todos los productos básicos alimentos y medicinas, las largas e inacabables colas que estamos sufriendo; la mortandad de nuestros hijos en las calles e incluso dentro de las cárceles, los femicidios en aumento que evidencian que no hay ni ápice de feminista en ellos; los altos índices de embarazos de nuestras adolescentes, las penurias en los centros de salud, la pérdida del salario real de trabajadoras/es, la destrucción del aparato productivo. Para evadir su responsabilidad, ha inventado cruzadas épicas contra Obama, guerras por territorios olvidados contra Guyana, una guerra económica que nadie cree, la invasión repentina de [email protected] que quiebran al país, convirtiendo el nombre “[email protected]” en el gran enemigo buscado. Pero nada le ha dado resultado.
Implementaron una represión con el nombre rimbombante de OLP, pero ha resultado en una razzia en los barrios. Combinado con esto, se inventó un enfrentamiento con Colombia bajo una política xenofóbica oficial con estado de excepción incluido, para culpar al pueblo pobre colombiano de ser el responsable de todos los males que estamos padeciendo. Pero este nuevo “falso positivo” tampoco le ha dado resultado; una semana después se ve obligado a abrir un “corredor humanitario” por la presión internacional y nacional que erosiona la poca popularidad del régimen y lo muestra como lo que es: una neo dictadura del siglo XXl.
Ya la mayoría de la población venezolana ha caído en cuenta de la responsabilidad del gobierno y de sus máximos representantes actuales y en más de un 80% reconocen al Gobierno y a Maduro junto a sus jerarcas civiles y militares como responsables de esta crisis. Hoy, solo está la desnudez de un régimen autoritario de corte dictatorial que ha perdido el apoyo de las mayorías y busca desesperadamente hacer puentes con quienes pueden darle un respiro para seguir en el poder, así sea, compartido. El gobierno hoy negocia su continuidad.
Pero el pueblo en las encuestas formales e informales expresa que no cree ni en el PSUV ni en la MUD, ni en otras transfiguraciones. El pueblo está orientando sus justas aspiraciones y deseos de cambio, que no han cesado, hacia una Alternativa Independiente que impulse verdaderas soluciones a la difícil situación política, económica y social que estamos viviendo. El pueblo venezolano está buscando una nueva esperanza.
Nadie quiere volver al pasado, en ninguna de sus representaciones, ni quiere este presente de pobreza y muerte. El Pueblo quiere una Alternativa Independiente que se comprometa al cambio verdadero. Por eso, la Alternativa Independiente por el cambio con Electores Libres (el) le propone a Venezuela llegar a la Asamblea Nacional para: 1ro. Rescatar su carácter deliberativo como espacio para el debate abierto, de los grandes problemas que aquejan al pueblo y resolver con soluciones verdaderas estos problemas. Que la AN sea el espacio para la denuncia y la fiscalización de la gestión del Ejecutivo y de todas las instancias del poder político. 2do. Que nuestra participación en la Asamblea sirva para desarrollar una política que garantice la salida del Régimen y la Reconstrucción Nacional y 3ro. Trabajar por la aprobación de leyes que favorezcan al pueblo, el interés nacional y las libertades democráticas en el marco de los pactos de Derechos Humanos para todos y todas sin discriminaciones. Y para la preocupación de muchos, ésta opción está siendo escuchada cada vez con más fuerza.

Hisvet Fernandez
Candidata Circuito 3 Estado Lara (Catedral, Santa Rosa, Palavecino y Simón Planas)
#ALTERNATIVAINDEPENDIENTE

#ELECTORESLIBRES

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here