Luz María Álvarez, secretaria del partido Movimiento de Integridad Nacional-Unidad -MIN Unidad-, lamentó que en Venezuela solo se hable de la Mesa de la Unidad Democrática –MUD y del Partido Socialista Unido de Venezuela –PSUV- mientras que los partidos minoritarios no son tomados en cuenta. “Es muy triste cuando se habla de democracia y no se habla de todo el espectro que conforman todas las organizaciones políticas”.

Para Álvarez, la legitimación de los partidos políticos es un proceso perverso y antidemocrático “porque si la decisión del Tribunal Supremo de Justicia –TSJ- decía que debía iniciarse el proceso rápidamente a partir del 25 de octubre de 2016, por qué el Consejo Nacional Electoral –CNE- espero tanto tiempo (…) Aquí no se respeta al ciudadano, solo se utiliza como mecanismo de voto”.

En el Foro A Tiempo de Unión Radio, advirtió que en el proceso de renovación de los partidos se repetirá la misma historia que con el Referendo Revocatorio –RR- ofreciendo a los electores 14 horas durante un solo fin de semana. “Si en este país se habla de restablecer el régimen democrático se debe comenzar por respetar a todas las organizaciones políticas y no que queden jugando solamente dos organizaciones”.

“Es imposible legalizar en 14 horas y MIN-Unidad no lo va a hacer porque ni tenemos las condiciones económicas ni humanas para movilizar a tantas personas en 14 horas. Vamos a proceder a hacer la comunicación y ratificamos que en esos términos no vamos, porque nos parece ilegal e inconstitucional y violenta mis derechos  democráticos y los de la ciudadanía”, sentenció.

Asimismo, Gabriel Puerta, secretario general del partido Bandera Roja, manifestó que se evidencia que en la decisión del CNE hay “una trasgresión de la ley, una violación flagrante a la constitución y a los principios y valores democráticos”.

Destacó que las reglas establecidas por el ente comicial restringen el derecho a la participación política “un derecho humano y fundamental por la vía de establecer una norma para la cual no está capacitado el CNE, porque el ente electoral no norma DDHH sino electorales, es decir va más allá de sus competencias”.

Por su parte, Carmelo González, secretario nacional del partido Unidad Popular Venezolana –UPV-, coincide al afirmar que no es posible recolectar las firmas necesarias para renovar un  partido en tan solo 14 horas. “Eso no lo recoge ni siquiera la gente del PSUV”.

González precisó que pese a estar dispuestos a acoger las decisiones del CNE, considera necesario que los plazos se amplíen. “Creo que abrieron un lapso de 90 días más, parece que están entendiendo”.

Pese a la coincidencia con casi todos los partidos de que las condiciones del CNE son imposibles de cumplir, ”UPV no está dispuesto firmar un acuerdo con ningún partido de derecha exigiendo al CNE la ampliación de los lapsos. Tenemos muy marcados a nuestros enemigos históricos. Creemos necesario que se abra un compás para la participación de todas las organizaciones políticas”

Tomado de Unión Radio

Audio completo aquí

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here