La bandera venezolana sobre sus hombros se convirtió en parte de su vestimenta habitual. Todos los días, desde febrero, sus cuerpos y sus mentes estuvieron puestos a disposición de la protesta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.