Presentamos la intervención de nuestro compañero Pedro García, presidente de la Asociación Civil de Educadores Jubilados y Pensionados Unidos de la Región Capital (ASOCEJUPRC) en un encuentro virtual de jubilados y pensionados con Juan Guaidó, realizado el 4 de junio del presente año.

Buenas tardes Sr. Presidente encargado de la República de Venezuela, diputado Juan Guaidó y demás participantes de este encuentro virtual con los jubilados y pensionados.

Les habla Pedro García, un educador jubilado. Presido la Asociación Civil de Educadores Jubilados y Pensionados Unidos de la Región Capital –ASOCEJUPRC

Sr. Presidente, soy portavoz de un sector muy golpeado, discriminado social y económicamente, al extremo que se nos considera un desecho humano porque supuestamente no producimos para la sociedad.

Pero la verdad es que somos un patrimonio cultural, académico y social de Venezuela, provisto de una experiencia invalorable con la cual se debe contar para la reconstrucción material, ética y moral de nuestra patria.

No voy a enumerar la larga lista de problemas que padece nuestro sector, usted los conoce. Si en algo ha igualado a todos los jubilados, pensionados y sobrevivientes este régimen, es en la pobreza y miseria absoluta. Este gobierno usurpador ha colocado a los adultos mayores en una extrema situación de vida o muerte. Es de tal magnitud la tragedia humanitaria, que para salvar vidas, para salvar a los jubilados y pensionados, para salvar la educación, al país todo, no es suficiente una que otra ayuda humanitaria temporal, porque ella solo alcanzaría paliar este desesperante y trágico drama por unos pocos meses.

Es por ello, Sr. Presidente, que nuestro llamado es demasiado urgente, es de vida o muerte. Use usted todo el apoyo nacional e internacional y todas las facultades que le da la Constitución Nacional para que concrete la constitución del Gobierno de Emergencia Nacional (GEN) con sentido de justicia social y con prevalencia del interés superior de Venezuela. Inicie de inmediato todas las gestiones necesarias para atender esta emergencia humanitaria, que a punto de convertirse en catástrofe humanitaria, con especial énfasis en la combatir el hambre generalizada y la precariedad en los servicios básicos.

Este Gobierno de Emergencia Nacional debe  asumir, entre sus tareas inmediatas, la reactivación del aparato productivo, la reindustrialización que permita reactivar el mercado interno del país. Póngase al frente del rescate PDVSA y las empresas básicas de Guayana, destruidas en 20 años por la mala administración y la corrupción. La idea es sentar las bases para que Venezuela produzca todo tipo de mercaderías, productos y servicios en una gran alianza entre los trabajadores, bien formados y alimentados, con buenos servicios y salarios, y con las empresas del estado y privadas. Con esta nueva política económica, Sr. Presidente, se le estaría dando un freno al entreguismo, a la política antinacional y destructiva del aparato productivo que lleva a cabo la tiranía.

Convoque ya, Sr Presidente, a todos los sectores sociales y constituya una dirección o vanguardia política bien amplia y  unitaria que se encargue de diseñar una única estrategia general, cuya principal tarea sea unificar todo el descontento social, que haciendo uso de todas las formas de lucha, se dirija como un solo bloque al derrocamiento de esta tiranía del hambre y de la opresión.

Sr. Presidente, para esta gesta liberadora, cuente con los educadores jubilados de Venezuela.

Buenas tardes.

Profesor Pedro García presidente de la Asociación Civil de Educadores Jubilados y Pensionados Unidos de la Región Capital –ASOCEJUPRC-

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.