La exigencia fue unánime: que se les reconozca como presos político. El Comité de Familiares por la Libertad de los Luchadores Sociales, FUNDAREDES y organizaciones defensora de derechos humanos (DDHH) hicieron una protesta de tipo semaforazo llamado DALE UN PARA`O A LA INJUSTICIA frente a la sede del PNUD en Caracas este viernes, 12 de agosto de 2022 en horas del mediodía.

Carteles con las caras de los luchadores sociales convertidos en Presos Políticos a principios del mes de julio, fueron mostrados por familiares, amigos y compañeros de lucha, quienes se plantaron en la entrada de la institución para visibilizar y sensibilizar a la población sobre esta aberración que ha cometido el régimen de Maduro contra este grupo de luchadores y defensores de DDHH.

La manifestación la representó Yorbelis Oropeza, esposa de Alcides Bracho, docente, artista plástico y dirigente del partido Bandera Roja, quien se encuentra recluido en la Zona 7 de la PNB en Boleíta. Denunció que su esposo fue sacado de su casa sin orden de detención ni allanamiento por funcionarios de la DGCIM y luego fue trasladado a la Zona 7 de la PNB, una cárcel para presos comunes, cuyas condiciones son inhumanas, pues «no hay ni agua, hay hacinamiento y mucha insalubridad», además de las terribles condiciones del sistema carcelario en Venezuela.

Por su parte Dianet Blanco, esposa de Gabriel Blanco, dirigente sindical, militante del partido Vanguardia Popular y trabajador humanitario, dijo que su esposo no ha cometido ningún delito. Solo se ha dedicado a defender los derechos de los trabajadores y además, promueve la defensa de los DDHH en parroquias caraqueñas. Recientemente estuvo enfermo en la cárcel de la PNB en La Yaguara (carcel de presos comunes), donde también hay hacinamiento, al punto que duermen parados o en cuclillas sobre la base de turnos establecidos por los propios reos.

Ambas mujeres refieren que estas detenciones, así como la del resto de luchadores secuestrados en este caso, responden al temor del régimen a las protestas que se han desarrollado en las últimas semanas y en las cuales sus esposos estuvieron participando. «Los quieren acusar de terrorismo por el solo hecho de defender derechos laborales y los derechos humanos en general», señalaron.

En la protesta participaron activistas de Fundaredes y Gritemos con Brío, quienes exigieron la inmediata libertad del profesor Javier Tarazona, Coordinador General de Fundaredes y quien fue detenido por denunciar la violación de derechos humanos en las zonas fronterizas, además de la presencia de elementos del ELN, las FARC y otras organizaciones irregulares armadas de Colombia, que comenten desafueros contra los venezolanos que viven en la frontera.

OTRO PRESO MÁS

Durante la civica protesta, el Secretario Ejecutivo de la CTV, Pedro Arturo Moreno, responsable de derechos humanos de la central sindical nacional, denunció la detención de Douglas González, quien es dirigente de los trabajadores de Venalum. «Fue detenido la semana pasada en el estado Anzoátegui por defender derechos de los trabajadores en una protesta de brazos caidos realizada en 2018». González se dirigía, junto a otros dirigentes, al ministerio público para denunciar una serie de irregularidades en Venalum.

SEMAFORAZO

Los participantes obstaculizaron el transito vehicular en varias oportunidades, desplegando pancartas que decían «LIBEREN A LOS LUCHADORES» y «LIBEREN A JAVIER TARAZONA».

Asimismo, amigos y familiares portaban retratos de los 6 luchadores detenidos: Alcides Blanco, Emilio Negrin, Nestor Astudillos, Reinaldo Cortés, Alonso Meléndez y Gabriel Blanco. Recibieron el apoyo de los transeúntes y de los vehículos que transitaban por la Av. Francisco de Miranda. Exigieron la libertad de todos los presos políticos y especificaron que son mas de 240 presos de conciencia por el hecho de protestar y oponerse a un gobierno que consideran dictatorial.

NUNCA FALTAN

Los participantes denunciaron que observaron la presencia de dos sujetos presuntamente policías en civil, que parecían cumplir funciones de inteligencia política, pues tomaban fotos a quienes arengaban en la protesta y al resto de participantes. Cuando se les abordaba, daban la espalda y evitaban se fotografiados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.