Mi Unicornio Azul ayer se me perdió,

Pastando lo dejé y desapareció.

Cualquier información bien la voy a pagar

Las flores que dejó no me han querido hablar

(Silvio Rodríguez, homenaje a Roque Dalton)

 

En “La ideología alemana”, Marx y Engels afirmaban que “las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época”. Lo que es lo mismo: La clase que tiene a su disposición los medios para la producción material dispone con ello, al mismo tiempo, de los medios para la producción espiritual, lo que hace que se le sometan, las ideas de quienes carecen de los medios necesarios para producir espiritualmente. Marx señala no sólo la dependencia general, de la esfera espiritual respecto al desarrollo de la producción material y las relaciones sociales, sino también la dialéctica interior de la creatividad cultural, la interconexión de la creación y la continuidad.

También Marx escribió que cuando criticaba a los capitalistas, lo hacía como miembros abstractos de una clase, no como personas. Podemos inferir que lo importante no es en que clase se nace, sino lo que se hace con la vida. Tenemos al mismo Engels, quien ayudó muchísimo a Marx. Existen muchos ejemplos de revolucionarios que ofrendaron su vida sin ser nacidos en la clase obrera, por la causa de una sociedad sin clases.

Esto me lleva a la muerte de Roque Dalton, el gran poeta revolucionario, asesinado por sus propios compañeros de lucha. Por su apellido, y por ser hijo de un norteamericano empresario fue acusado de ser espía de la CIA. Sus asesinos nunca fueron castigados y lo más terrible, hasta hoy en día, no han dicho donde quedó tirado su cuerpo. Negando con ello la posibilidad a su familia de hacer su duelo. Dijo un día uno de sus hijos a Silvio Rodríguez, que habían visto un caballito azul con un cuerno por el sitio donde se cree fue tirado el cuerpo del poeta. De allí la canción de Silvio. Este poeta revolucionario fue cuestionado por proceder de una clase burguesa. Incluso en sus discusiones públicas con otros escritores fue tratado de advenedizo a la lucha revolucionaria que se libraba en el Salvador.

Sin embargo, Dalton definía a los poetas diciendo: “Poeta porque sus obras son verdad. Poeta porque la verdad de sus obras informa totalmente de su conducta. Poeta, en fin, por eso: conducta moral en su totalidad de vida y creación. En suma, el que cante al pueblo debe poner a su servicio, además de su canto, sus puños, su sangre, su vida toda”. Otro cantante del pueblo ofrendó sus manos y su vida en Chile, en el Estadio Nacional, donde fue asesinado por los militares de Pinochet, me refiero a Víctor Jara.

Roque Dalton expresa que la cultura, es ante todo praxis transformadora de la realidad. No se encuentra disociada de la política, la economía o las relaciones sociales, sino que permea y a su vez es permeada por éstas. Así expresa “la poesía no es un simple producto terminado: la poesía es poiesis, es creación que crea, que transforma la realidad, pero también a su propio autor”. Aquí el poeta, recurre a Platón quien define en El Banquete el término poiesis como la causa que convierte cualquier cosa que consideremos de no ser a ser.

 Decía Marx que un revolucionario debe escuchar la hierba crecer, enfatizando la importancia del desarrollo de los sentidos, la virtud y la sutileza en el aprendizaje de la praxis revolucionario.

Cuando un árbol cae, se escucha el sonido en el bosque. Los habitantes saben que una nueva vida viene en camino. El ruido anuncia el término de algo, pero al mismo tiempo nos trae la certeza de que la vida continúa de una forma nueva, más poderosa, más fuerte. Cuantas veces vemos como las semillas se empeñan en brotar, aún bajo el concreto con que los hombres también se empeñan en cubrir la tierra. Eliminando con ello, el fragante olor a tierra húmeda, mojada por la lluvia. La belleza de la naturaleza se nos muestra con fuerza, y el sonido que produce y que ya con nuestros oídos castigados por los ruidos de la modernidad no pueden percibir. Marx fue claro al decirlo, un revolucionario debe agudizar sus sentidos, tanto físicamente, como para oír y diferenciar los sonidos de la naturaleza, como ser capaces de distinguir las contradicciones de lo que nos rodean, diferenciando cual sería la principal.

CRAC, célula revolucionaria de acción cultural, apunta a lo descrito. Célula porque es un organismo vivo, que puede reproducirse como en el inicio de la vida.  Revolucionaria porque trae cambios, irrumpe en una sociedad donde la cultura y sus manifestaciones artísticas son vistas como una mercancía, donde el precio lo ponen las industrias artísticas. Nos imponen una idea única acerca de lo bello. Dice Byung-Chul Han A la belleza no se la encuentra con un contacto inmediato. Más bien acontece como reencuentro y como reconocimiento”. Más allá, en La Salvación de lo Bello, dice que nos han impuesto un modelo social, donde se reniega de todo lo negativo, todo está ordenado, limpio, y se muestra suave. Nos dice el filósofo sudcoreano, que en esta sociedad hiperconsumista, ésto se repite en todas las expresiones artísticas, desde los celulares, hasta los cuerpos totalmente depilados, alejándonos de lo sublime de la realidad.

Los integrantes de CRAC, son de variadas procedencias, pero su praxis rompe con la cultura y el arte que se nos impone. Algunos se encuentran en Lima escribiendo poemas, otros en el austral Chile, en Margarita, en el Zulia, cárcel de Boleíta, cárcel de la Yaguara. También sus praxis artísticas son disímiles: cuentos, poemas, esculturas, pinturas, música. Los une aquello que definió Roque Dalton, su experiencia de vida está íntimamente cohesionada con su arte. Poeta porque la verdad de sus obras informa totalmente de su conducta. Conducta intachable, que incluso algunos son mantenidos en las cárceles por denunciar las injusticias. CRAC porque es el sonido que produce la lucha por un cambio de pensamientos, por concretar los sueños de una sociedad más justa.

 

 

 

1 Comentario

  1. Exacto en esra skciedad hiperconsumista que pretende sobrevivir en la imposición de la praxis contra natura, de la homosexualidad y que ahora levanta la falsa bandera de la diversidad sexual para atacar a la familia y a los niños. Usando redes sociales, y medios como el canal Disney para difundir estereotipos homosexuales a los infantes.
    Este mundo debe respetar el derecho universal de los niños y niñas a un mundo bueno, decente, amoroso, respetuoso a la dignidad humana, y sobre todo amando a Dios Padre Creador. La OMS desclasificó, el siglo pasado, a la conducta contra naturaleza de la homosexualidad, como enfermedad por lo tanto dicha actitud individual es un gusto de esas personas que actualmente representa como el 10 o 15 % de la población mundial.
    El reto esta planteado: la humanidad no puede existir de espaldas a la naturaleza y la naturaleza fue creada por nuestro Padre Creador; de la Pachamama.
    Viviremos y venceremos !!!
    La paz sea con todos. Así sea.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.