INTRODUCCIÓN

El presente material, tomado de la revista Unidad Y Lucha número 43 publicada en noviembre de 2021, muestra una densidad crítica y teórica que compartimos y que creemos importante reproducir para efectos de ser difundido como un aporte a la comprensión de las leyes que, descubiertas por el Marxismo Leninismo, rigen en la construcción del socialismo. La crítica hecha a la «crítica» guevariana a la NEP, la consideramos en términos generales correcta, pese a que no dejamos de reconocer la virtud de Ernesto Guevara en la búsqueda que, desde una perspectiva auténtica y franca y vistas sus limitaciones históricas y personales, emprendió en favor del socialismo, la revolución social y el comunismo. Guevara era un hombre desesperado en términos de su circunstancia histórica. Su desespero, quizás con una raíz muy particular en su padecimiento asmático desde niño, lo llevó a querer acelerar la revolución socialista en Latinoamérica y el mundo; y a buscar respuestas, algunas equivocadas, como a continuación se expone en el material. Tampoco militó en una organización comunista ni compartió con otros comunistas que libraran un debate sobre las cuestiones fundamentales y mucho menos era una organización comunista el movimiento de Fidel Castro. Esta circunstancia histórica concreta sobre su transcurrir, no cuestiona la integridad revolucionaria, la entrega y el espíritu de sacrificio que el Che legó a los revolucionarios del mundo, en su afán por liberar a la humanidad de las cadenas de la explotación capitalista. No obsta hacer la crítica y contextualización correcta de cómo fueron los acontecimientos y lo equivocadas que estaban muchas de las tesis que el Che fue descubriendo en su transcurrir revolucionario, sin que por ser francas y sinceras, necesariamente fuesen acertadas. Por otra parte, destacamos que los alzamientos populares a los que hace referencia el material y que también acontecieron en Venezuela -pese a que en el material se obvian-, y que tienen su raíz en las contradicciones que de forma natural lleva implícito el régimen capitalista, efectivamente confirman la urgencia de una vanguardia y de una dirección política proletaria mundial que, afianzada en el marxismo leninismo como guía teórica fundamental, permita encausar la acción de los pueblos y de los trabajadores hacia la revolución socialista. El presente trabajo, sirva pues, para el debate y la comprensión de las ideas y las leyes que rigen la construcción del socialismo.

Comisión Nacional de Propaganda

 

Aspectos de la ideología política y económica de Ernesto “Che” Guevara

Los diferentes alzamientos populares ocurridos durante el año 2019 en Ecuador, Bolivia y Chile, los que se destacaron por su masividad y combatividad, así como la participación de la juventud, dejaron un sin número de lecciones a partir de esta experiencia, en especial la necesidad de fortalecer y construir partidos de vanguardia marxista-leninistas capaces de dirigir los futuros alzamientos y llevarlos a un nivel superior de enfrentamiento con la burguesía y el imperialismo; determinar una estrategia colectiva para afrontar esta tarea y fortalecer la lucha ideológica para avanzar en un proceso revolucionario en Latinoamérica.

Otra consecuencia de la falta de dirección y el carácter inorgánico de la lucha ha llevado a sectores de la juventud que participaron de los estallidos sociales, en particular el caso chileno, a cuestionar la legitimidad del marxismo-leninismo como herramienta fundamental para la liberación de los trabajadores, buscando “nuevas” ideologías que estarían más acorde con la experiencia vivida en la lucha callejera, reviviendo al anarquismo e incluso al maoísmo pensamiento Gonzalo, este último sin mayor influencia.

Sin duda la más difundida y aceptada como la nueva guía para la acción es el pensamiento de Ernesto Che Guevara, pero sin ir más allá de admirar la figura del guerrillero heroico. Detrás de esto no existe un análisis o estudio de su obra política económica, que permita analizar sus postulados en el contexto actual latinoamericano y proponer una estrategia para la liberación de los pueblos. Es necesario esclarecer el verdadero carácter de sus ideas y cómo se llevaron a la práctica durante el primer periodo de la revolución cubana, analizar los efectos en el desarrollo económico, así como su estrategia revolucionaria.

La revolución cubana y el foco guerrillero

La Revolución Cubana es una clara confirmación de las tesis leninistas sobre la revolución, la teoría del Che Guevara del “Foco Guerrillero” no aconteció en Cuba, la revolución no tuvo un carácter agrario como quiso dar a entender el Che, porque los campesinos tuvieron muy poca participación directa en la lucha armada. La lucha contra la dictadura de Batista fue principalmente urbana y el levantamiento insurreccional del pueblo es lo que provoca la huida del dictador, pero será la huelga general de los trabajadores la que barrerá con la dictadura y los intentos de la reacción de permanecer en el poder, dejando el ejército de Batista de combatir, permitiendo que los guerrilleros de Fidel entraran a La Habana y se hicieran del poder.

En sus escritos, el Che Guevara no reconoce el carácter democrático burgués que tuvo la Revolución Cubana, que esta fue esencialmente urbana y las causas que permitieron que triunfara. Él concluye que la guerrilla fue el motor principal de la revolución y promueve a esta de una forma de lucha a un método para hacer la revolución, “método para lograr un fin… la conquista del poder” (Guerra de Guerrilla, el Método).

Lenin dice que no se puede “considerar la guerra de guerrilla como único, ni siquiera como el principal procedimiento de lucha, que este procedimiento debe estar proporcionado a los procedimientos esenciales de la lucha, esclarecidos por la influencia civilizadora y organizadora del socialismo” (Guerra de Guerrilla).

Y con relación a la “Guerrilla Vanguardia del Pueblo”, Engels dice, “La época de los ataques por sorpresa, de las revoluciones hechas por pequeñas minorías conscientes a la cabeza de las masas inconscientes, ha pasado. Allí donde se trate de una transformación completa de la organización social, tienen que intervenir directamente las masas, tienen que haber comprendido ya por sí mismas de qué se trata, por que dan su sangre y su vida. Esto lo ha enseñado la historia de los últimos cincuenta años. Y para que las masas comprendan lo que hay que hacer, hace falta una labor larga y perseverante. Esta labor es precisamente la que estamos realizando ahora, y con un éxito que sume en la desesperación a nuestros adversarios” (Introducción a la obra de Carlos Marx “La Lucha de Clases en Francia de 1848 a 1850”).

Según el Che Guevara, “no siempre hay que esperar que se den todas las condiciones, el foco insurreccional puede crearlas”. En Cuba existían todas las condiciones para derrocar la dictadura y estas eran: el dominio del país por los monopolios yanquis, los que eran los principales latifundistas, que contaban con el apoyo de la dictadura y los capitalistas nacionales; el 50% de la población en la pobreza extrema, en 1958 el desempleo era del 40%, 657 mil trabajadores sin trabajo, 500 mil trabajadores agrícolas de la industria azucarera que gran parte del año permanecían parados, el 63% del campesinado no tenía tierra; una clase obrera organizada con una rica experiencia de lucha, una resistencia activa del pueblo con 19.000 muertos en su lucha contra la dictadura, una oposición democrática organizada. Todo esto permitió que la guerrilla en tan poco tiempo ganara a las masas y pusiera tras suyo a todas las fuerzas oposito- ras, incluso al sector no monopólico de la burguesía, con los cuales constituyó un gobierno democrático revolucionario para dar paso posteriormente a la Revolución Socialista.

“…en América subdesarrollada, el terreno de la lucha armada debe ser el campo (Che Gue- vara “Guerra de Guerrilla, el Método”) Lenin dice “sería absurdo presentar al campesinado como el portador del movimiento revolucionario, que el partido que hiciese depender el carácter revolucionario de su movimiento del espíritu revolucionario del campesinado obraría de un modo insensato” (Proyecto de Programa).

Para el Che Guevara, el campesinado sería la fuerza principal de su ejército popular, relegando a la clase obrera a un lugar secundario, la que deberá plegarse a la lucha cuando la guerrilla lo requiera. Niega el rol dirigente de la clase obrera y de su partido, al exigir que el proceso revolucionario esté dirigido por el Estado Mayor de la guerrilla. Que la guerrilla debe ser continental, que la “cordillera de Los Andes está llamada a ser la Sierra Maestra de nuestra América” (ídem), desconociendo totalmente el desarrollo desigual que tienen los países de América y por ende de sus luchas revolucionarias, las que se van desarrollando de acuerdo a sus propias condiciones económicas-políticas y sociales.

Los fracasos de la guerrilla, llevadas a cabo por el Che en el Congo, de donde tuvo que salir por petición del Movimiento Democrático del Congo al gobierno cubano; en Bolivia donde fue capturado y asesinado, fueron consecuencia de su ideología individualista pequeñoburguesa, que lo llevó a pensar que el individuo estaba por encima de las masas, de creer que estas lo seguirían al saber que era el Che Guevara quien comandaba la guerrilla, como lo dice en la introducción de su diario en el Congo. Al fracaso del Che Guevara se sumaron los brotes guerrilleros que surgieron en América después de la Revolución Cubana, las que fomentó el Che.

¿Hacia una nueva economía política del socialismo?

Las críticas al Manual de Economía Política soviética de 1962

En este Manual están sistematizadas las reformas jruchovistas y cuyo centro es cambiar dos tesis fundamentales de Stalin, que tienen que ver con la construcción socialista y el comunismo y que son desarrolladas en el “Manual de Economía Política” del año 1954 y expuesta por Stalin en 1952 en “Problemas Económicos del Socialismo en la URSS”.

  1. La ley económica fundamental del socialismo es: “asegurar la máxima satisfacción de las necesidades materiales y culturales, en constante ascenso de toda la sociedad, mediante el desarrollo y el perfeccionamiento ininterrumpidos de la producción socialista sobre la base de la técnica más elevada”. Los jruchovistas la reemplazan por su carácter “consumista” ya que “la ley económica fundamental del socialismo (según ellos) es, ante todo, una ley de la producción socialista… y que expresa el interés material cardinal de los copropietarios de los medios de producción” (Manual de Economía Política de 1962).
  1. Que “Es indispensable, en segundo término, elevar la propiedad koljosiana al nivel de propiedad de todo el pueblo… sustituir la circulación mercantil por un sistema de intercambio de productos, para que el poder central o cualquiera otro centro económico-social pueda disponer de todo el producto social en interés de la sociedad”. Los jruchovistas dicen que se supera la idea de descartar de la esfera de acción del valor los medios de producción, que se fabrican y se venden dentro de la economía estatal, así como la compra y venta de productos entre la industria y la agricultura, o sea el comercio, ya que se puede “desarrollar y utilizar la ley del valor y las relaciones monetarias mercantiles durante el periodo de construcción de la sociedad comunista” (Manual de Economía Política 1962).

Reformas que provocaron contradicciones entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción que se desarrollaron con el tiempo y permitieron la regresión al capitalismo.

Reformas que se ampliaron en 1965 con Brézhnev, liberando las empresas estatales de la planificación central, las que sólo se ceñirían a objetivos generales recibidos, elaborando sus propios planes productivos, terminando con las restricciones a la ley del valor y las relaciones mercantiles que aún existían, que los incentivos materiales a los trabajadores irían de acuerdo con las ganancias de las empresas.

Estas reformas de los revisionistas jruchovistas son criticadas por el Che Guevara por la utilización de la ley del valor, de las relaciones monetarias mercantiles y el estímulo material en el comunismo. Pero también critica su utilización en la etapa de transición del capitalismo al socialismo y en el socialismo. Criticas que hace desde la posición de izquierda de los tiempos del “Comunismo de Guerra” de los primeros años de la Revolución Bolchevique.

Breve relación del comunismo de guerra y la Nueva Política Económica (NEP)

El periodo de Comunismo de Guerra es la consecuencia de que gran parte de las zonas productoras de trigo y materias primas cayeron en poder de las fuerzas invasoras extranjeras y al casi nulo comercio exterior, provocando la falta de artículos industriales y alimentos a ni- veles alarmantes, que ponían en peligro la revolución. El Poder Soviético, para superar esta crisis, procede a nacionalizar todas las industrias y el comercio interno, a los campesinos se les fijó cuotas obligatorias de granos, formando destacamentos armados de obreros para hacer cumplir dichas entregas. Ante las grandes emisiones de papel moneda que no tenían respaldo, el rublo pierde su poder adquisitivo, el comercio deja de existir, el dinero, los precios y el crédito dejaron lugar al trueque, utilizando diversos productos como dinero. El gobierno Soviético entrega víveres y artículos de primera necesidad con tarjetas de racionamiento, entre fines de 1920 y principio de 1921, dichas entregas se hacen gratuitamente, así como los servicios públicos, combustibles, alojamiento, medicamentos, etc. Las transacciones sin dinero entre las empresas estatales alcanzaron grandes proporciones, el aprovisionamiento de materias primas a las fábricas se hacían libre de cargo, el salario se pagaba en especies.

El reemplazo de la “Economía de Mercado” por una “Economía Natural” llevó a la izquierda a creer que se estaba a las puertas del comunismo, y fueron los que se opusieron a la Nueva Política Económica (NEP) que el Partido Bolchevique impuso para resolver la crisis político-económica, atendiendo las inquietudes de los campesinos y para permitir el desarrollo industrial.

La NEP reemplaza la requisición forzosa de productos agrícolas por el impuesto en especie, se permite la circulación monetaria mercantil operando las categorías de la ley del valor (dinero, precio, beneficio, compra-venta, créditos, impuestos, etc.), la autorización de vender en el comercio libre los excedentes que resultaran del pago del impuesto, libertad que se extendió a todo el comercio interior de productos industriales, “pasando del Capitalismo de Estado a la regulación estatal de las operaciones de compra-venta y de la circulación del dinero”. Lenin

Crítica del Che Guevara a la Nueva Política Económica (NEP)

Según el Che Guevara los problemas de la Unión Soviética y el surgimiento del revisionismo tienen su origen y fundamento en la Nueva Política Económica.

“Creemos importante la tarea porque la investigación marxista en el campo de la economía está marchando por peligrosos derroteros, al dogmatismo intransigente de la época de Stalin han sucedido un pragmatismo inconsistente. Y lo que es trágico, esto no se refiere sólo a un campo determinado de la ciencia, sucede en todos los aspectos de la vida de los pueblos socialistas creando perturbaciones ya enormemente dañinas, pero cuyos resultados finales son incalculables. En el curso de nuestra práctica y de nuestra investigación teórica llegamos a descubrir a un gran culpable con nombre y apellido: Vladimir Ilich Lenin.

“… nuestra tesis es que los cambios producidos a raíz de la Nueva Política Económica (NEP) han calado tan hondo en la vida de la URSS que han marcado con su signo toda una época. Y sus resultados son desalentadores; la superestructura capitalista fue influenciando cada vez más las formas más marcadas de las relaciones de producción y los conflictos provocados por la hibridación que significa la NEP se está resolviendo hoy a favor de la superestructura: se está regresando al capitalismo.”

“…constituye uno de los pasos atrás más grandes dado por la URSS. Lenin lo compara a la Paz de Brest-Litovsk…, si este hubiera vivido más hubiera corregido sus aspectos más retrógrados, sus continuadores no vieron el peligro y así quedó constituido el gran caballo de Troya del Socialismo” (Che Guevara “Análisis Crítico a la Economía Política”).

La NEP fue un paso atrás sólo en sus inicios, necesario para llevar a cabo las tareas democrático burguesas que habían quedado pendientes a causa de la guerra civil y de la invasión extranjera, lo que permitió restablecer la producción agrícola y la industria. Las críticas que hace el Che Guevara las hace desde las posiciones de la Oposición de Izquierda en el Partido Bolchevique lideradas por Trotsky:

1.- En sus escritos opone a la “hibridación” que es la NEP, de la cual hace responsable a Lenin por la utilización de la ley del valor y de las relaciones monetarias mercantiles en el socialismo, los planteamientos de la “Nueva Económica” que expresa la posición de los trotskistas a la NEP, los que plantearon en 1923 la industrialización acelerada cuyo financiamiento debía provenir de un intercambio desigual con la agricultura, en el cual no regiría la ley del valor (crisis de las tijeras), lo que el trotskista Preobrazhenski denominó la “acumulación socialista originaria”, la que debía ser la ley fundamental del socialismo, planteando la teoría de los dos reguladores. Dicha “acumulación socialista originaria” debía regular la economía estatal en la que la ley del valor no regiría, sólo debía haber un detalle de cuentas (dinero aritmético) mientras que el sector privado de las haciendas de los campesinos pobres y el capitalismo debían ser regulados por la ley espontánea del valor, que se estableciera una lucha entre ambos reguladores pero que dicha ley fundamental “modifica y hace desaparecer parcialmente la ley del valor y todas la leyes de la económica capitalista mercantil en la medida que esta se manifiesta y puede aparecer en nuestro sistema económico” (La Nueva Económica).

Planteamientos que fueron rechazados por el Partido Bolchevique por poner en peligro la alianza obrero-campesina, tomando el camino leninista de integrar al pequeño y mediano campesino a la construcción socialista, uniéndolos en cooperativas agrícolas para pasar en 1929 a la colectivización de la agricultura, lo que significó la desaparición del campesino rico, del kulak. 2.- El Che Guevara desconoce la importancia internacional de la NEP. Dice que, “…se puede caracterizar toda esta política como una táctica estrechamente ligada a la situación histórica del país y por tanto no se le debe dar validez universal de todas sus afirmaciones” (Sistema Presupuestario de Financiamiento), lo que quiere decir que el periodo que media entre la toma del poder por el proletariado, al de lograr la total socialización de la economía del país, en el cual se aplica la NEP, es una táctica sólo propia de la Rusia Soviética y que no tiene importancia universal, es decir, el Che Guevara niega la etapa de transición que media entre el capitalismo y el socialismo en los países con insuficiente desarrollo industrial. Según él, “las ideas socialistas tocan la conciencia de la gente del mundo entero, por eso puede adelantarse el desarrollo al estado particular de las fuerzas productivas en un país dado” (Sistema Presupuestario de Financiamiento), es decir, cualquier país puede realizar la revolución socialista, ya que según él, Stalin llegó a “considerar posible las revoluciones socialistas en las colonias y países dependientes” (Sistema Presupuestario de Financiamiento), no comprendiendo lo que Stalin dijo, ya que se refería a que las revoluciones de liberación nacional de las colonias y las Revoluciones Democráticas Revolucionarias o Populares de los países dependientes, minan las posiciones del capitalismo y del imperialismo, porque estas pasan a ser reservas de la Revolución Socialista.

La nueva economía cubana

En los primeros años de la Revolución Cubana se aplicó el Cálculo Económico con relativo éxito; pero en 1962, ante las reformas económicas que el economista soviético Alvin Lieberman propiciaba en la Unión Soviética, en Cuba el Che Guevara cuestiona la vigencia de las leyes económicas del socialismo, principalmente la ley del valor y el papel de las relaciones monetarias mercantiles en el socialismo, a la autogestión de las empresas, al Cálculo Económico. Propone para Cuba abolir a un breve plazo totalmente el dinero y las relaciones mercantiles, establecer un tipo de “economía natural de corte moderno”. Propone la teoría de los dos reguladores, reemplazar el Cálculo Económico (monetario) por el Sistema Presupuestario de Financiamiento, que desplazaría el control económico por medio del dinero; la contabilidad, el sistema de cuentas nacionales, estableciendo nuevas formas de cálculo que aseguren la racionalidad de los planes económicos, un nuevo tipo de gestión para las empresas “consolidadas”, un sistema de “recepción y entregas” de producción, de materias primas intercambiadas entre ellas y que permitan mediar el trabajo realizado sin recurrir al cálculo monetario, el que solo quedara para las transacciones internacionales; aplicando el igualitarismo en la retribución al trabajo, suprimiendo el estímulo individual, elevando el grado de conciencia para que cada trabajador despliegue el máximo esfuerzo individual en interés colectivo.

Como resultado de querer pasar al más breve plazo a un socialismo desarrollado, se impulsa una industrialización acelerada y se fijan precios a los productos agrícolas de los campesinos pobres y medios, los que se niegan a venderlos al Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA), provocando una crisis de alimentos; el gobierno responde confiscando los bienes de los campesinos, principalmente a los campesinos pobres, los que respondieron vendiendo sus productos en el mercado negro o declarándose en huelga, provocando la escases de alimentos, debiéndose recurrir al racionamiento, lo que provoca una espiral inflacionaria, ocasionando el ausentismo laboral de los trabajadores por la pérdida de su poder adquisitivo, decayendo la productividad y la calidad del trabajo ante la falta de incentivos materiales, por sus parte los trabajadores campesinos de las granjas estatales abandonan estas debido a los bajos salarios que les pagan, yendo a trabajar a las granjas privadas.

La crisis se supera cuando Fidel Castro da marcha atrás en la política del I.N.R.A. sacando al Che Guevara de este, y revoca todas las restricciones impuestas al campesinado, organizando recién cooperativas voluntarias, representado solo el 2% del total de la propiedad campesina. A la fecha, el plan de industrialización acelerada impulsada por el Che ha fracasado.

En 1964, con la visita de Jruchov a Cuba, hubo un cambio total en la política económica del gobierno cubano, tendiente a llevar adelante una descentralización para dar mayor autonomía a las empresas, las que estarían bajo el control financiero de los bancos, se aumentan los incentivos materiales, desplazando a un segundo lugar la industrialización dando mayor importancia a la agricultura, constituyendo todas estas reformas una derrota para las ideas favoritas del Che Guevara sobre el “socialismo cubano”.

En 1967 se intentó en Cuba llevar a la práctica “La Nueva Económica”, al suprimir el cálculo monetario provocando graves dislocaciones de las condiciones de reproducción.

Fundamentos de la utilización de la teoría del valor y de la circulación mercantil en el socialismo

Al único argumento teórico que recurre el Che Guevara para oponerse a la utilización de la ley del valor y, en consecuencia, al cálculo económico, al estímulo material, a la circulación mercantil en el socialismo, es el punto 3 del Programa de Gotha, donde Carlos Marx se refiere a la retribución del trabajo en el socialismo y que, según el Che, no se consideraría el uso del dinero para que cada trabajador retire de la producción nacional (descontando lo que trabaja para el fondo común) la parte que le corresponde por el tiempo trabajado. El propio Marx se encarga de rebatirlo, porque “de lo que aquí se trata no es una sociedad comunista que se ha desarrollado sobre sus propias bases, sino de una que acaba de salir precisamente de la sociedad capitalista y, por tanto, presenta todavía en todos sus aspectos, en la economía, en la moral y en el intelectual, el sello de la vieja sociedad de cuyas extrañas procede” (Marx. Crítica al Programa de Gotha, obras escogidas tomo 2)

En una sociedad en transición del capitalismo al socialismo, en la cual las fuerzas productivas no se han desarrollado totalmente ―especialmente en el campo― la forma de valor existe, ya que el campesinado no está por el socialismo, sólo acepta la circulación mercantil y por ende el pago en dinero de sus productos. Lenin, comprendiendo que la Rusia Soviética requiere fomentar el desarrollo económico industrial y agrícola, que necesita de inversiones, aumenta la actividad privada a través de un Capitalismo de Estado, ampliando este con la Nueva Política Económica (NEP), estableciendo para las empresas estatales una forma capitalista de gestión, la autogestión financiera, la que a través de los bancos se controlarán sus ingresos y egresos, lo que permitirá una “contabilidad general, para todo el Estado, un registro de la producción y la distribución de los productos”.

Que el “Cálculo económico está inevitable- mente e indisolublemente vinculado a la Nueva Política Económica y que en el futuro próximo, es seguro que este tipo será predominante, si no el único” […] “a la Rusia Soviética se le ofrece por primera vez la posibilidad de empezar a construir la economía de manera planificada, a elaborar científicamente, poner consecuente- mente en práctica el plan estatal de toda la economía nacional”. “La productividad del trabajo es el factor más importante, el decisivo para el triunfo de nuevo régimen social”. Sobre el estímulo económico Lenin dice: “no confiar di- rectamente en el entusiasmo, sino en la ayuda del entusiasmo que genera la gran revolución y sobre la base del interés personal, el estímulo personal elevará la producción; nosotros necesitamos ante todo y a toda costa que esta aumente”, “nosotros decimos que cada importante rama de la economía nacional debe ser construida sobre la base del interés personal”.

Estos principios fueron aplicados por Stalin en la construcción socialista, quien desarrolló el Sistema de Cálculo Económico, estableciendo el principio de la rentabilidad en la gestión empresarial a base de la contabilidad de los resultados económicos, tendiente a ahorrar costos de producción permitiendo una mayor acumulación de capital en la empresa, exigiendo una mayor entrega a sus trabajadores, los que serán retribuidos de acuerdo a su trabajo ya que “en el socialismo el salario debe ser pagado según el trabajo rendido y no según las necesidades” (Stalin – Nueva Situación Nuevas Tareas)

La ley del valor sigue rigiendo bajo el socialismo porque aún subsiste la producción mercantil y la circulación de mercaderías:

Primero, las fuerzas productivas no se han desarrollado en toda su plenitud para satisfacer plenamente las necesidades del pueblo, siendo distribuidos los productos de consumo de acuerdo a lo que cada cual aporta a la sociedad y por medio del dinero.

Segundo, porque aún subsisten dos formas de propiedades socialistas: la propiedad estatal de todo el pueblo y la de los campesinos koljosianos sobre la producción de los koljoses, cuyo intercambio de producción ―por intermedio de la circulación mercantil― hace necesario determinar el valor de los productos agrícolas y, por ende, de la producción industrial y de los salarios de los trabajadores.

La ley del valor no puede actuar como regulador de la producción (oferta y demanda) por- que la economía está planificada (ley del desarrollo armónico de la economía), sólo actúa en la circulación de mercancías, principalmente en artículos de consumo personal y en forma restringida, que se manifiesta en la planificación de los precios, teniendo en cuenta su valor expresado en dinero, en la corrección de la oferta y la demanda la que juega un rol más importante en el movimiento de los precios en el mercado koljosiano, el que es controlado por el Estado, ya que el volumen principal de mercancías se ven- den dentro del comercio estatal y cooperativo a los precios fijados por el plan.

Stalin dice: “cuando en lugar de los dos sectores principales de la producción, el estatal y el koljósiano, surja un solo sector que lo abarque todo y tenga derecho a disponer de toda la producción del país destinada al consumo, la circulación de mercancías, con su “economía monetaria”, desaparecerá, como un elemento innecesario, de la economía nacional.” (Problemas Económicos del Socialismo en la URSS)

“Para preparar el paso real, y no declarativo, al comunismo es necesario cumplir, por lo menos, tres condiciones fundamentales:

Primero, …el incremento constante de toda la producción social, y preferentemente el de la producción de los medios de producción… sin ella no es posible, en absoluto, llevar a cabo la reproducción ampliada.

Segundo, …elevar la propiedad koljosiana al nivel de la propiedad de todo el pueblo… Sustituir la circulación mercantil por un sistema de intercambio de productos.

Tercero, …es necesario alcanzar un ascenso cultural de la sociedad, que asegure a todos sus miembros el desarrollo universal de sus capacidades físicas e intelectuales”. (Stalin, Problemas Económicos del Socialismo en la URSS)

Stalin ve que aún existe una contradicción no resuelta entre la propiedad estatal y la koljosiana: “Sin duda alguna, hay y habrá contradicciones, por cuanto el desarrollo de las relaciones de producción va e irá a la zaga del desarrollo de las fuerzas productivas. Con una política acertada de los organismos dirigentes, estas contradicciones no pueden convertirse en contradicciones antagónicas, y no puede producirse un conflicto entre las relaciones de producción y las fuerzas productivas de la sociedad.

…Esto se refiere, ante todo, a fenómenos económicos como la propiedad de determinados grupos, de los koljóses, y la circulación mercantil. … fenómenos que comienzan ahora ya a frenar el poderoso desarrollo de nuestras fuerzas productivas, por cuanto son un obstáculo para que la planificación por parte del Estado abarque plenamente toda la economía nacional, en particular la agricultura. No cabe duda de que, con el tiempo, esos fenómenos frenarán más y más el desarrollo de las fuerzas productivas de nuestro país. Por consiguiente, la tarea consiste en liquidar esas contradicciones mediante la transformación gradual de la propiedad koljósiana en propiedad de todo el pueblo y la aplicación ―también gradual― del intercambio de productos en lugar de la circulación mercantil. (Problemas Económicos del socialismo en la URSS)

Stalin se refiere a las deficiencias que subsistían en la producción agrícola, siendo una de ellas la falta de interés del sector campesino en la producción de las granjas colectivas, los que aún mantenían su parcela al interior del koljós y que de abastecer en un 10% de sus productos a la población en sus mercados koljosianos, habían subido al 40% en el trascurso de la Segunda Guerra Mundial, existiendo koljoses millonarios, cuyos fondos fueron confiscados por inter- medio de una reforma fiscal.

En 1950 se lleva a cabo una fusión de varios koljoses en uno más grande, buscando con esto terminar con las tendencias individualistas que subsistían en el campesinado, buscando a la vez una mejor utilización de la maquinaria y lograr un aumento en la producción agrícola, lo que no se logra del todo, surgiendo al interior del Politburó del Partido una tendencia derechista que proponía rebajar los impuestos, mejores precios a pagar al campesinado y bienes industriales baratos, lo que fue combatido por propi- ciar el fortalecimiento de la propiedad koljosiana y el individualismo, así como la propuestas para vender la maquinaria agrícola, eliminando las Empresa de Maquinarias y Tractores (SMT), las cuales se le arrendaba a los koljoses. Jruschov, por su parte, propuso que el individualismo campesino debía ser combatido y suprimido trasladando a estos a unidades agroindustriales que se constituirían al centro de cada mega koljós, absorbiendo estos todas las parcelas individuales; esta propuesta no se aceptó porque podría sumir el campo en un enfrentamiento sangriento. La respuesta definitiva para resolver el problema de la agricultura la dio Stalin y fue la que se citó anteriormente, la que expone ampliamente en su trabajo teórico “Problemas Económicos del Socialismo en la URSS”.

A la muerte de Stalin, el 5 de Marzo de 1953, la nueva dirección del PCUS tomó la decisión de privilegiar la industria liguera en perjuicio de la industria pesada. En 1954, Jruschov, Ministro de Agricultura, lanza su política de conquistar las tierras vírgenes de Siberia, dejando de lado los proyectos de la era de Stalin de irrigación y de zonas forestales destinadas a disminuir los efectos de las sequías, desviando cuantiosos recursos financieros y brazos de la agricultura para su empresa de colonización, ya que hubo que construir nuevas ciudades y nuevas carreteras, etc. El primer año de cosecha se obtiene una gran producción, pero los años siguientes la producción bajo, no justificando sus grandes inversiones. Fracasa el VI Plan Quinquenal ante el atraso de la producción siderúrgica, de las minas de carbón y de la madera, esto a consecuencia de la política de favorecer la industria ligera. En 1957 se reduce el centralismo en las decisiones de la economía nacional, se disolvieron los ministerios industriales e instituyeron nuevos organismos de gestión regional. En la agricultura, desde 1956, los precios de recolección y ventas fueron aumentados y en enero de 1958 se abolió el régimen de entrega obligatoria de productos del agro, se reforman los Estatutos del Artel (parcelas individuales) para favorecer a los campesinos koljosianos, se liquida la Empresa de Maquinarias y Tractores (SMT) que pasa a ser propiedad de los koljoses. Estas reformas provocaron un aumento en la circulación mercantil contraviniendo todo lo dicho u obrado por Stalin.

Los resultados fueron que la producción industrial se estancó y la agricultura sufrió un retroceso en los años 1959 al 1963, provocando una gran escasez de alimentos, el nivel de vida de la población cayó, disminuyendo la construcción de viviendas, etc.

Como se puede concluir, hay un quiebre radical entre el periodo en que Stalin dirigió la construcción socialista y el periodo que sigue después de su muerte, en el cual el revisionismo toma el control del partido y de la URSS. Pero el Che Guevara no ve esta desviación de los jruchovistas del marxismo-leninismo, lo ve como acciones “pragmáticas inconsistentes” que han sucedido “al dogmatismo intransigente de la época de Stalin”, el que insistió en utilizar la ley del valor, ya que para el Che Guevara no era decisivo que las fuerzas productivas estuvieran desarrolladas para prescindir de la circulación mercantil, del dinero, puesto que sería la conciencia la que determina las fuerzas productivas y no estás la conciencia de las masas.

“El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia.” (Carlos Marx –Prologo de la Contribución a la Crítica de la Economía Política– Obras Escogidas Tomo2)

“Esto quiere decir que, en política, para no equivocarse y no convertirse en una colección de vacuos soñadores, el Partido del proletariado debe tomar como punto de partida para su actuación no los “principios” abstractos de la “razón humana”, sino las condiciones concretas de la vida material de la sociedad: no los buenos deseos de los “grandes hombres”, sino las exigencias reales impuestas por el desarrollo de la vida material de la sociedad”.

“El fracaso de los utopistas, incluyendo entre ellos los populistas, los anarquistas y los social revolucionarios, se explica entre otras razones, porque no reconocían la importancia primaria de las condiciones de vida de esta, sino que, cayendo en el idealismo, exigían toda la actuación práctica, sobre las exigencias de desarrollo de la vida material de la sociedad, sino independiente de ellas y en contra de ellas, sobre “planes ideales” y “Proyectos universales”, desligado de la vida real de la sociedad”. (Stalin – Sobre el Materialismo Dialéctico y el Materialismo Histórico)

Las enseñanzas de Marx, Engels, Lenin y Stalin nos indican que la “Teoría del foco guerrillero”, así como los postulados del “Sistema Presupuestario de Financiamiento”, están lejos de ser la aplicación del marxismo-leninismo a la realidad cubana; más bien es una mezcla ecléctica influenciada por el anarquismo-trotskismo-maoísmo, sus escritos y acción así lo confirman. El creer que la conciencia que tiene el hombre actual de la existencia del socialismo está por encima de las reales condiciones de la vida de las masas, lo hace elucubrar una visión sobre la revolución y la construcción socialista no solo herrada, sino que además terminaron en un rotundo fracaso.

 

Partido Comunista Revolucionario de Chile

Octubre de 2021

BIBLIOGRAFIA

Carlos Marx – Crítica del programa de Gotha – Obras Escogidas Tomo 2.

–             Prologo de la Contribución a la Crítica de la Economía Política, Obras Escogidas Tomo 1.

Federico Engels – Introducción a La Lucha de Clases en Francia 1848-1850.

V.I. Lenin – Guerra de Guerrilla –Ed. Lenguas Extranjeras

–             El Impuesto en Especie Obras Completas T.35

–             Acerca del Papel de los Sindicatos en las condiciones actuales- Obras Completas Tomo 33

–             Sobre el Plan Económico – Obras Escogidas

–             Informe Sobre la Guerra y la Paz Ante VIII Congreso, Obras completas. Tomo 37

José Stalin – Nueva Situación Nuevas Tareas

– Cuestiones del Leninismo

–             Materialismo Dialéctico y Materialismo Histórico

–             Informe al XVII Congreso del PC (B) de la URSS

–             Problemas Económicos del Socialismo en la URSS- Lenguas Extranjeras 1952

Ernesto Che Guevara – Guerra de Guerrilla, Un Método.

–             Sistema Presupuestario de Financiamiento

–             Análisis Crítico de la Economía Política

–             El Socialismo y el Hombre en Cuba

E.H. Carr – Historia de la Rusia Soviética

–             La Revolución Bolchevique 1917-1923 Ed. Alianza

  1. Baykov – Historia de la Economía Soviética Ed. Fondo de Cultura Económica

 

Tomado de la revista Unidad Y Lucha número 43. Noviembre 2021

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.