Destacada Circular

Foto Circular

Ante el pacto de élites, movilización del pueblo trabajador por una...

En Venezuela ya vemos cómo marcha un nuevo pacto entre las patronales para un arreglo de buenos socios en los negocios y la cohabitación política en la estructura burocrática del Estado. Se resuelven "diferencias" en aspectos superficiales de la polémica para concentrarse en lo que es realmente importante para el capital: amasar exorbitantes ganancias partiendo de salarios miserables y de la extracción de materias primas.

¿Hastío de la política o invisibilización de la lucha de clases?

Cada momento histórico se considera a sí mismo el final del desarrollo, del que todas las anteriores formaciones sociales han sido su antecedente lógico y en el que solo resta el perfeccionamiento del funcionamiento procedimental del presente. Cualquier idea de continuidad evolutiva resulta ofensiva y hasta criminal.

Un dilema del estudiante universitario: ¿gratuidad o privatización?

Hace más de siglo y medio, el 27 de junio de 1870, el presidente Antonio Guzmán Blanco dicta el Decreto de Instrucción Pública Gratuita y Obligatoria para todos los venezolanos, con lo que se anticipa a los países europeos más avanzados y se impulsa la educación en el país. Aunque Juan Bautista Dalla-Costa se le adelantó a Guzmán unos dos años, al publicar una circular en la que en el Estado de Guayana se obligaba a dar educación gratuita y obligatoria a todos sus ciudadanos.

El G4 nombra a Barboza y estampa la ruta escogida por...

El anuncio referido a “un proceso de reunificación” de las fuerzas opositoras en torno de la jefatura de este grupo es más preciso. Lo condensa la lapidaria frase que el propio Barboza expuso al periodista Gustavo Ocando Alex para el medio La Voz de América: la oposición “estará abierta a la participación de otras fuerzas o sectores de la sociedad civil que compartan nuestros objetivos”. Esto es, no se trata de unificar a los adversarios del enemigo principal, el régimen de Maduro y su camarilla, para desplazarlos del poder, sino de unificar a los que compartan los objetivos previamente definidos por este grupo.

Luchas sociales imponen agenda a la lucha por cambio de Gobierno

El gobierno sigue apuntalando la política de crecimiento sin desarrollo. Cuenta con recursos extraordinarios procedentes del aumento de precios del crudo y de los minerales, aunque no alcanzan para tantas demandas. Es que, mientras mantengan la idea de la honra del compromiso con la gran banca, con el capital financiero internacional, no alcanza como para estimular de mejor manera el crecimiento económico, que podría apuntalar algo de desarrollo. Mucho menos para cumplir con las demandas de los trabajadores por salarios, prestaciones y pensiones.

La gran estafa chavista: el salario mínimo, la cesta básica y...

Hay confusión, sobre todo y lamentablemente en el mundo sindical (quizás combinación de ignorancia, desideologización y propaganda desinformativa), que confunde la categoría de cesta básica con la de cesta alimentaria. De hecho, existen dos instituciones que regularmente definen este costo y que han recibido el reconocimiento de la sociedad y la dirigencia sindical, y que los medios de comunicación y periodistas, de forma muy equivocada y atentatoria contra la misma sociedad, se han encargado de legitimar.

La maternidad, una cruzada para las mujeres trabajadoras

La maternidad, socialmente enaltecida y promovida como bendición, se convierte en una cruzada para muchas mujeres que aspiran a desarrollarse en el mundo laboral. Aunque la maternidad debe ser decidida y no un destino para las mujeres, cuando se elige ser madre, se está eligiendo formar parte de la sociedad que vive con mayor desigualdad en el ámbito económico.

Pensionados y Jubilados regresan a la calle por #PensionesDeVidaYa

A pesar de las fuertes lluvias sobre la ciudad capital y las dificultades de transporte, los pensionados y jubilados salieron a la calle de...

Twitter, el nuevo fascismo y la “libertad” que busca Elon Musk

No hay diferencia entre el fascismo que te mata físicamente, al fascismo que te desaparece social y culturalmente y te conduce incluso al suicidio (cifras sobran). El padecimiento del silencio o el de la discrecionalidad de autorización de lo que se te permite decir, en una sociedad cada vez más vinculada entre sí, es igual de aplastante. Los nuevos campos de concentración son las redes sociales, pero no cuando estás en ella sino cuando te dejan al margen, en el “doloroso” mundo real.

A los trabajadores: Un pliego de demandas por salario y libertad

Los trabajadores requieren la unidad de clase condensada en un Pliego de Demandas que sea asumido por toda la sociedad. Reivindicar aspectos esenciales como el cumplimiento de la letra constitucional, salta como principal y en torno de eso deben girar las demandas inmediatas. Esta propuesta debiera ser asumida por todas las fuerzas sindicales, independientemente de las diferencias ideológicas y circunstanciales que puedan limitar la coincidencia y fraternidad que debe siempre imperar entre los trabajadores.