Que la dictadura de Maduro pague salarios dignos dependerá de las luchas que los trabajadores libren desde ya. No de si hay o no dinero. Son al menos $14 millardos de ingresos adicionales los que se pueden percibir este año solo por el aumento del precio del petróleo. Como hemos escrito en artículos anteriores, existen condiciones objetivas para pagar salarios de al menos $400 como piso a los trabajadores de la salud y la educación, lo que al año pudiera significar una inversión base de aproximadamente $2.6 millardos, sin contar las escalas y, pese a que esto no cumple con la Constitución, sería una significativa mejora para las condiciones de vida de los venezolanos.

Pero existe la confirmación de ingresos adicionales, distintos al precio del barril de crudo y suficientes como para cubrir estos pagos, si se le arrebata esta conquista al régimen de Maduro. La información proviene de fuentes del propio Gobierno, que aseguran la apertura a inversiones de EEUU a través de la Chevron en Venezuela. Ya el presidente de Pdvsa, Asdrúbal Chávez, ha sostenido encuentros con la petrolera para definir la forma en que esto se ejecutará.

Adicionalmente, Horacio Medina, presidente de la junta ad-hoc de Pdvsa designado por la AN de 2015 que controla algunos de los activos más importantes en el extranjero, confirmó este jueves 7 de abril que “es muy probable, muy probable, que a Chevron y a las empresas de servicios les van a extender las licencias”.

¿Pero qué significa esto? De acuerdo al investigador José A. Gil Yepes, “si EEUU autoriza más operaciones de Chevron en Venezuela, la petrolera norteamericana podría aportar cerca de 300 MBD a la producción”. Esto son unos 950 MBD en 2022 y unos 850 MBD de exportación. Yepez confirma lo que venimos señalando anteriormente cuando agrega: “multiplicados por altos precios, suponen 40 a 50% más de ingresos” para el país. Y esto solo por concepto de petróleo. Pero en este caso no habla del precio, sino un incremento en la producción. Entonces, esto es un ingreso adicional al que hemos identificado por concepto de precio.

Hemos dicho que el madurismo aprobó un Presupuesto Nacional 2022 calculado con un promedio de precios de $51,45 por barril en 2021 y bajo la producción actual. El precio medio del barril Opep el viernes 25 de marzo era de $113,93. Siendo que el presupuesto contempla Bs.62.379 millones, esto es $14 millardos de dólares a precio BCV actual, el régimen chavista pudiera recibir el doble de ingresos calculados para 2022, solo por concepto de precio del petróleo. Son $14 millardos de dólares la ñapa inicial, pero si sumamos este incremento de la producción descrito por Yepez, estamos hablando de al menos $7 millardos más. Es decir, al menos $21 millardos adicionales puede recibir el país.

Veamos que EEUU importó 670.000 bpd de crudo y productos refinados rusos en 2021. Si su política es la de sustituir esta producción, Venezuela es de los pocos países en condiciones de reemplazarlas cubriendo la demanda de las refinerías de la Costa del Golfo de EEUU. Las negociaciones son diálogo con la oposición y liberación de estadounidenses presos en Venezuela. Ambas cosas se vienen cumpliendo de forma acelerada.

Incluso Chevron ha comenzado preparativos para que sus empleados obtengan visas venezolanas en Aruba para venir a Caracas, luego de que el Tesoro estadounidense alivie sanciones, según dijeron a Reuters los involucrados.

Entonces, dinero habrá y suficiente. Queda en manos de los trabajadores, de cara a este próximo 1ro de mayo día del trabajador, exigir firmemente salarios dignos apegados a los artículos 89 y 91 de la Constitución nacional. Si “todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”, se debe definir la canasta básica para cubrirlas. Siendo más amplia que la alimentaria, estamos hablando de salarios muy por encima de los $600 al menos. Pedir menos es traicionar los principios de la propia Constitución.

Los economistas ya braman que “se pague la deuda”, pero no la de los trabajadores sino la de los bancos y los chinos y rusos. Los trabajadores, al contrario, deben exigir que se destine todo el ingreso extraordinario a mejorar las condiciones de vida de los venezolanos, principalmente de los adultos mayores, la educación y la salud. No para pagar deudas no adquiridas por los más empobrecidos del país.

Tomado de El Pitazo 

Más datos en:

El salario mínimo para salud y educación puede ser de $400

 

1 Comentario

  1. Este análisis de Bandera Roja, Yepez Gil. Y Horacio Medina suena lógico, si Diosdado.Padrin, Gorrin, Andrade y otros conocidos por su honestidad no le dan un palo a la piñata.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.