EL TIGRE (Anzoátegui) – Según los dirigentes del partido Bandera Roja, Belsaí Yánez y Melvis Oramas, la propuesta de Poder Popular, tal como la implementa el oficialismo, es un rotundo engaño para el pueblo. De hecho, el candidato oficialista en el estado Anzoátegui, ha llegado a decir que el poder popular es como un queso rallado, una hilacha para cada quien, ante tan denigrante descripción cabe una respuesta contundente: ni el pueblo es ratón, ni se conforma con hilachas, sr paracaidista.

Al respecto, Belsaí Yánez de Bandera Roja y candidata en el Voto Lista por la MUD al CLR del estado Anzoategui, señaló: los Consejos Comunales y las Comunas en lugar de proporcionarle más poder al pueblo, se han convertido en opresores de las luchas populares de las comunidades, en instrumentos de control debido a su dependencia del gobierno, no denuncian irregularidades, ni manifiestan los graves problemas que afectan a los sectores. Muchos voceros de los consejos han dejado de ser líderes comunales y se han transformado en alcahuetes, no son voceros del pueblo, mucho menos sus representantes, sino mandaderos del PSUV. Por otra parte, afirma Yánez, para que sea popular, el poder tiene que ser inclusivo, democrático, amplio, autónomo, debe resultar en el desarrollo y bienestar de los pueblos, no puede ser un poder subordinado, mucho menos cómplice y represor.

En este sentido, el coordinador de la comisión reorganizadora de BR en El Tigre, Melvis Oramas manifestó que como habitante de la comunidad de Andrés Bello en Simón Rodríguez, puede dar fe de la infectividad del mal llamado poder popular en su comunidad. Expone, que en su zona existe una “Potencial” Comuna denominada Árbol de las Tres Raíces, que se supone conformada por los sectores Las Magnolias, Los Chaguaramos I y II, Andres Bello, Cincuentenario Este y Oeste, Las Americas, San Miguel 1I,II y III, Parque Ferial, San Valentin y Santa Ines, pero en la cual sólo participan un grupúsculo de personas, sin ninguna vinculación real con los habitantes y sus necesidades.

Oramas, puntualiza que a dicha comuna debe ser aplicada contraloría social, porque sin estar constituida legalmente, recibió 2 millones 700 mil bsf del Banco Federal de Gobierno, con los cuales adquirieron 4 unidades de transporte que deberían prestar servicio a los sectores descritos, sin embargo, los vecinos sabemos que no están todas operativas, que no cumplen horario, ni completan la ruta y lo más grave: como comunidad desconocemos el destino del dinero que se recolecta diariamente, porque ni hay desarrollo sustentable, ni han invertido en mejoras de los sectores, ni nos han entregado cuentas a los habitantes. Ante tan delicada situación, los vecinos tenemos que elevar nuestra voz de protesta, enfatiza Melvis Oramas, debemos organizarnos realmente y luchar por la calidad de vida de nuestros sectores, como pueblo debemos impulsar cambios que sean reales, no esta falsedad que quieren hacer pasar por poder popular.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here