La bandera venezolana sobre sus hombros se convirtió en parte de su vestimenta habitual. Todos los días, desde febrero, sus cuerpos y sus mentes estuvieron puestos a disposición de la protesta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here