En estos días al oficialismo le ha dado por endilgarle, como arma arrojadiza, el calificativo de FASCISTA a todo el que se opone a sus designios. Tanto y con tanta virulencia que se termina dudando sobre lo que significa esa palabreja. Ante la completa diferencia entre lo que se viene observando en las acciones de “MENTIRA FRESCA” y copartidarios y sus palabras quisimos buscar lo que significa Fascismo.
Nos dice el creador del FASCISMO Italiano, Benito Mussolini, en  la Doctrina del fascismo:
“Somos libres de creer que este es el siglo de la autoridad, un siglo que tiende hacia ‘el bien’, un siglo fascista. Si el XIX fue el siglo del individuo (liberalismo implica individualismo), somos libres de creer que este es el siglo del ‘colectivo’, y por tanto el siglo del estado”
Así que en primer lugar es una ideología colectivista y estatista, creo que vamos dibujando a los fascistas de nuevo cuño del siglo XXI, pero continuemos con el fascista mayor:
“La concepción fascista del estado es totalmente incluyente; fuera del mismo no puede existir ningún valor humano o espiritual, mucho menos tener valor. Comprendido esto, el fascismo es totalitario, y el estado fascista – síntesis y unidad que incluye todos los valores – interpreta, desarrolla y potencia toda la vida de un pueblo”
No sé porque al leer este párrafo me retumban las palabras de Luisa Estela sobre la separación de poderes, que de un plumazo barrió en los hechos…pero continuemos:
“El fascismo es una concepción religiosa en la que un hombre es visto bajo la perspectiva de su relación inmanente con una ley superior y con una Voluntad objetiva que trasciende al individuo particular y le eleva a la pertenencia consciente a una sociedad espiritual. Cualquiera que no haya visto en las políticas religiosas del régimen fascista nada más que mero oportunismo, no ha entendido que el fascismo, aparte de ser un sistema de gobierno, es también, y sobre todo, un sistema de pensamiento”. Debería agregarse aquí, de pensamiento único.
¿Será que se necesita un cuadro más completo para mirar a nuestros FASCISTAS y dónde están?
Veamos de otro autor llamado Stanley G. Payne las principales características del FASCISMO:
Creación de un estado autoritario
Creación y control de un sector económico integrado en el estado
Uso de simbología fascista
Antiliberalismo
Conservadurismo
¿Reconocemos los signos o necesitamos más pinceladas?
Nos dice Roger Griffin:
“El fascismo se define mejor como una forma revolucionaria de nacionalismo, una que pretende ser una revolución política, social y ética, fusionando al “pueblo” en una dinámica comunidad nacional bajo el mando de las nuevas élites infusas en valores heroicos. El mito central que inspira ese proyecto es el de que tan solo un único movimiento populista e interclasista de purificación, un renacimiento nacional catárquico (palingénesis), puede detener la ola de decadencia.”
“El fascismo es una ideología política cuyo núcleo mítico en sus varias permutaciones es una forma renacimiento nacional, de ultranacionalismo populista”.
En resumen, después de leer las definiciones creemos que en realidad cuando los oficialistas, desde el más encumbrado al más utilizado, habla de FASCISTAS lo que está haciendo es mirándose al espejo, habría que recordarles que al escupir para arriba lo más seguro es que la saliva les caiga en la cara.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here