El doble discurso y la doble moral cabalgan libremente en nuestro país desde la misma voz de las autoridades. Mostrar preocupación por la alta incidencia de Feminicidios y a la vez apoyar la salida de Venezuela de la CIDH es un contrasentido y una patética muestra de Doble Moral.
Resulta que en el ámbito nacional la falta de actuación del Estado venezolano en los hechos de Violencia contra las Mujeres (existe un 98% de Impunidad), su negligencia comprobada en esta materia ( No existe un Plan Nacional para la Prevención de la Violencia contra las Mujeres , No existe Reglamento para LODMVLV, no hay Casas de Abrigo para Mujeres víctimas, No hay suficientes Tribunales especializados en violencia en toda Venezuela, No se asignan Presupuestos suficientes para entes gubernamentales ni para ONG que trabajan la violencia, no hay planes de formación para [email protected] del Sistema de Administración de Justicia entre las fallas más resaltantes) y el incremento de la Violencia contra las Mujeres, en particular losFeminicidios,  plantea la necesidad inminente de acudir antela Justicia Internacional para acusar al Estado Venezolanopor negligencia en sus responsabilidades en la violación del derecho de las Mujeres a vivir una vida libre de violencia.
Este organismo debería ser la CIDH, ya que existe jurisprudencia en este campo, México en el 2009, fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos con una sentencia considerada ejemplar sobre el asesinato de centenares de mexicanas de Ciudad Juárez. EstaCorte condenó por primera vez en la Historia a un país comoresponsable de Feminicidios, declarandolo “culpable de violentar el derecho a la vida, la integridad y la libertad personal, entre otros delitos” así como culpable de “no investigar adecuadamente” estas muertes de mujeres.Venezuela podría ser presentada ante la CIDH por la cantidad de Feminicidios que suceden en nuestro país, con casi absoluta Impunidad, pero hoy ya Venezuela no está en esta instancia.
La Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, reconoce el incremento de la Violencia contra las Mujeres y de losFeminicidios, solicitando que el referido delito se incorpore como un tipo penal autónomo. Informa que durante el primer trimestre del 2012  la Dirección para la Defensa de la Mujer del Ministerio Público registró 10 mil 352 denuncias por violencia física y 8 mil 783 denuncias por violencia psicológica contra las mujeres. Pero aunque informa que en el 2010, 1 de cada 4 muertes de mujeres fue consecuencia de un hecho de violencia, que en 2011 hubo 537 feminicidios eincluso que este es uno de los delitos que más se comete en el país, la Fiscal no dice que se mantiene el  98% de impunidad en estos delitos, lo que coloca en evidencia la ineficiencia  para prevenir, sancionar y erradicar la Violencia contra las Mujeres y la responsabilidad del Estado Venezolano ante la violación sistemática de los Derechos Humanos de las Venezolanas.
Aun reconociendo esta realidad sobre la Violencia contra las Mujeres, la Fiscal se pronuncia a favor de la salida de Venezuela de la CIDH. Un doble discurso que no mejora en nada las condiciones de violencia y discriminación en la que viven las venezolanas pero que si sirve para ocultar la realidad, salvar al Estado venezolano de cualquier condena y entretener a la gente con supuestas nuevas leyes. Hemos tenido dos Fiscales Generales: Isaías Rodriguez y Luisa Ortega Díaz que se han autodenominado FEMINISTAS y son responsables de la Violencia contra las Mujeres y de losFeminicidios que se han incrementado en tempos de sus respectivas gestiones, y hoy Venezuela sale de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, en franco retroceso.  
Hisvet Fernandez
Psicologa Social Feminista
11 de Septiembre 2013

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here