Mientras las masas tunecinas continuaban concentrándose en la Plaza del Gobierno en Qasbah, en la capital, y decenas de miles de tunecinos se manifestaban en Sfax, Túnez, Sidi Buzid, Jenduba, Nabeul y otras zonas del país, para echar abajo el gobierno de “Unidad Nacional”, nos imponían un gobierno modificado, dirigido por Mohamed Ghannuchi, con claras evidencias de la intromisión de Feltman, el Secretario de Estado de los EEUU.
Este gobierno es la continuación de la dictadura y la tiranía, y fue dictado por las fuerzas imperialistas de los EEUU y de los estados europeos, que han llevado a nuestro país al paro, el empobrecimiento y la marginación que estamos sufriendo.
En consecuencia, el “Frente 14 de Enero” declara lo siguiente:
1. Rechazo del gobierno rectificado de “unidad nacional”, por ir en contra de la revolución del pueblo y de las demandas y aspiraciones populares.
2. Rechazo de cualquier tipo de tutela por parte de los EEUU, de los estados europeos u otros sobre los destinos de nuestro pueblo y nuestro país.
3. Por la formación de un “gobierno provisional” aceptable para el pueblo, que debería ser resultado de una conferencia nacional para proteger la revolución y estar constituido por:
  • Todos los partidos políticos, asociaciones, sindicatos, organizaciones culturales y de derechos humanos y personalidades independientes, que respalden las demandas de la revolución popular y luchen por alcanzarlas.
  • Representantes de las fuerzas que han surgido de la revolución en todas las regiones del país, a través de los consejos, comités o asociaciones formados por la iniciativa de las masas.
  • Representantes de las asociaciones y organizaciones tunecinas en el extranjero, que han resistido a la dictadura y apoyado la revolución en Túnez.
4. La misión del “Congreso Nacional para la Protección de la Revolución” consistirá en preparar los textos que provean la libertad completa para el pueblo tunecino, revocando las leyes que prohiben la libertad y poniendo fin a los artículos constitucionales que niegan las libertades y la soberanía del pueblo, hasta la aprobación de una nueva constitución.
Las tareas del “gobierno provisional” son las siguientes:
  • La administración de los asuntos diarios.
  • La disolución de los cuerpos representativos designados.
  • El desmantelamiento del partido gobernante y su milicia, la expropiación de sus bienes y el llamamiento a rendir cuentas a las figuras que estuvieron tras los crímenes económicos y políticos.
  • El desmantelamiento del aparato de la policía política.
  • El nombramiento de funcionarios provisionales en el cuerpo diplomático, gobernaciones, delegaciones y sectores que deben llevar a cabo las tareas del período de transición.
  • Preparación de la elección de una asamblea constituyente en un ambiente de libertad. Esta asamblea debería representar a todas las fuerzas vivas en el país, tras llegar a un acuerdo sobre el tipo de representación en ella (uso de la representación proporcional), para evitar exclusiones.
  • La asamblea constituyente llevará a cabo la preparación de una nueva constitución para la moderna, democrática y civil república tunecina, que satisfaga las ambiciones de libertad, igualdad, justicia social y dignidad del pueblo tunecino.
Al adoptar estas posiciones, el Frente 14 de Enero advierte al “gobierno de unidad nacional” contra la continuación de cualquier medida represiva contra la movilización en la Qasbah y los manifestantes de cualquier parte del país.
El Frente llama a continuar la movilización, defendiendo a las masas, y requiere a todas las fuerzas políticas democráticas, así como a las organizaciones, grupos, asociaciones e individuos independientes, a continuar la lucha para conseguir los objetivos de la revolución popular, con lealtad hacia su voluntad y sus mártires.
Túnez, 28 de enero de 2011

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here