Respeto a la soberanía
  No a la usurpación
BR convoca al pueblo soberano a Desechar las ilusiones y prepararse para la lucha. La más amplia UNIDAD debe levantarse para enfrentar la nueva afrenta perpetrada por la cúpula chavista contra la voluntad popular expresada el 7 de octubre. Llamamos a impulsar la organización popular para preparar una fuerte organización social que haga frente a la crisis económica, social y política que ha decidido propiciar el gobierno usurpador del partid de gobierno.
El Gobierno Usurpador pretende distraernos de lo fundamental: la crisis de desabastecimiento, despidos masivos, destrucción del aparato productivo y deterioro del salario real que se nos avecina. Inseguridad criminal desatada y disminución en el gasto social serán los signos de esta nueva etapa que pretende inaugurarse disfrazada con un show jurídico que violenta salvajemente la Constitución y la voluntad del pueblo expresado en la última elección presidencial.
El Gobierno Usurpador no solo violenta la Constitución y la voluntad soberana del pueblo, sino que está decidido a aplicar un paquete disfrazado de “sacrificios bolivarianos” que solo harán los más pobres; la salud, la educación, la vivienda y la seguridad social serán las más afectadas con esta crisis que se avecina.
Sin embargo, debemos señalar que el TSJ se convirtió ayer en el legitimador de una violación flagrante de la Constitución Nacional. En un acto de irresponsabilidad y plagado de absurdos, perdió la oportunidad de mantener una imagen de independencia y seriedad frente al PSUV y ante la situación planteada con la salud del Presidente.
Desde hace días la cúpula del Psuv y voceros oficialistas comenzaron a crear la matriz de opinión de que había “continuidad del gobierno”. Usaron argumentos descabellados dejando de lado que el 7 de octubre se eligió un Presidente, no un gobierno. El gobierno lo designa el Presidente una vez que éste toma posesión del cargo.
De nuevo se viola uno de los principios consagrados en la Constitución: la soberanía popular, ya que Nicolás Maduro no es funcionario electo. Fue designado por el Presidente como Vicepresidente para que culminara en el periodo de gobierno anterior (2006-2012). Una vez que el TSJ avala la tesis de la continuidad, pretende legalizar a Nicolás Maduro como usurpador el cargo de Vicepresidente pues en el nuevo periodo (2013-2109) se debe proceder a una nueva designación, que debe aparecer en Gaceta Oficial. Y quien debe hacer esto es el Presidente electo, Hugo Chávez, hoy convaleciente.
Esta sentencia del TSJ no responde a los intereses del país. Responde a los intereses de una cúpula de un partid que sólo le interesa mantenerse en el poder, incluso violando la Constitución y desobedeciendo la orden de Chávez, quien planteó el cumplimiento estricto de la misma y dejó claro que Maduro sería candidato ante una eventual inhabilitación por razones de salud, como es el caso.
El TSJ dejo establecido, como un acto de desquiciamiento jurídico, que la ausencia del Presidente culmina cuando éste lo informe formalmente mediante decreto. Deja entonces sin límites la juramentación y enquista al Usurpador Maduro por tiempo indefinido en el poder. No sólo estamos ante una usurpación avalada por el TSJ, que se ha convertido en un instrumento para satisfacer a los intereses de la cúpula del PSUV, sino frente a un espaldarazo legal a una de las tendencias que dentro este partid se enfrentan por el reparto del poder.
Con esta sentencia el TSJ contribuye a mantener durante más tiempo del establecido en la CRBV a unos bandidos que sólo están pendientes de cómo hacerse más ricos incluso aprovechándose de la enfermedad del Presidente.
BR le pregunta al país, ¿Quién gobierna en Venezuel? Nosotros creemos que lo hace un usurpador y la cúpula de un partid que viola la soberanía popular y la Constitución permanentemente. BR convoca al pueblo soberano a Desechar las ilusiones y prepararse para la lucha frente a la crisis económica, política y social que se avecina. No es tiempo sino de construir una fuerza organizada y unitaria. Venezuel necesita un rumbo, y ese rumbo solo lo puede garantizar la más sólida unida popular, más allá incluso de los partidos. Avancemos y luchemos.
Caracas
Partid Bander Roj

Comité Político Nacional

10-01-2013

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here