Programa de Reconstrucción Nacional 

Reconstrucción Nacional

Esta propuesta la tiene el partido desde hace más de un año y
todavía tiene valides y es una propuesta que puede sacar al país del caos en
donde se encuentra
El proceso
destructivo que ha sufrido Venezuel por parte de la mafia gobernante obliga a
su Reconstrucción. Una reconstrucción que eche las bases para una sociedad más
avanzada; que deje atrás la cronicidad de problemas fácilmente superables desde
la perspectiva del interés nacional y el de las grandes mayorías.
La crisis,
expresada en todos los órdenes, obliga a un proceso de identificación de la
gente con un proyecto que refleje una perspectiva de superación, de cambio
positivo, que, reconociendo los problemas estructurales, afiance y realice los
derechos fundamentales de la ciudadanía, conquistados en la ley pero
desconocidos en los hechos.
La mayoría
nacional, desde cualquier sector, aspira sin duda a un cambio real de la
circunstancia crítica y sangrienta que vive Venezuel. Ese cambio debe
expresarse en un proyecto donde se vean reflejados los distintos sectores que
aspiran ese cambio.
Es así como la
unidad adquiere una nueva dimensión, que gira en torno de una idea de cambio
sustentada en un compromiso, en un proyecto viable cuyos objetivos se
encuentran claramente definidos, así como el camino para alcanzarlos.
*Programa de
Reconstrucción Nacional. Para el país
1. Una Nueva Democracia basada en la participación
asambleística donde se respete su carácter vinculante como lo establece la
Constitución. Establecer espacios donde se discutan los grandes problemas del
país. La representación popular en órganos deliberativos populares deberá estar
articulada con la realización de este espíritu democrático y genuinamente de
participación. Una nueva democracia que respete las libertades; donde el
derecho a la movilización y la protesta encuentre como respuesta la atención
de sus motivos y no la represión y la amenaza. Una nueva democracia que
garantice la realización de los derechos humanos de todos los ciudadanos sin
distingo de ningún tipo. Donde los poderes públicos hagan valer sus
competencias y su autonomía e independencia inspiradas en las ideas de justicia
e igualdad.
2. Una Nueva Economía para el desarrollo, cuyo sustento será
un plan de desarrollo industrial y agrícola diversificado que siente las bases
para alcanzar una revolución industrial como vía a la autonomía y soberanía
nacional, productiva y agroalimentaria. Una economía productiva que, respetando
las distintas formas de propiedad, brinde las mejores condiciones para la
producción, buscando armonizar la producción en el campo y la industria.
Promover el abaratamiento del crédito y la inversión productiva, tendrá como
complemento la importación de medios de producción que permitan el despegue de
una nueva economía productiva y soberana. Las importaciones de medios
productivos serán jerarquizadas mientras que la de bienes finales sustituibles
serán reducidas hasta lo imprescindible en la medida en que se alcance la
producción soberana y nacional. Así, el desarrollo de la economía productiva
permitirá ir sustituyendo la importación para satisfacer la demanda interna,
echándose las bases para el desarrollo diversificado y una verdadera Revolución
Industrial. Esto requiere de una nueva cultura económica que permita que el
venezolano aprecie la producción nacional. La producción criolla, por tanto,
debe ser competitiva en calidad y precio.
3. La inversión pública y privada y el ahorro social en
manos de la banca se dirigirán a la financiación de este proyecto a tasas de
interés bajas. Para ello debe implantarse una Nueva Política Económica que
permita que esos principios guíen la inversión. El presupuesto de ingresos y
gastos deberá alcanzar el equilibrio con base en el crecimiento de la
recaudación de Impuesto Sobre la Renta, buscando disminuir la presión
tributaria sobre la población. Lo que permitirá un aumento de la recaudación y
de la capacidad de demanda social. Así, el freno a la inflación permitirá
llevar a cabo una política de precios con base en la productividad y la
producción. Sin inflación, y con un equilibrio fiscal basado en la recaudación
a partir de la elevación de la producción el gasto social de manera creciente,
se garantizará la cobertura de los servicios satisfaciendo así la demanda en
cantidad y calidad. Más calidad en Educación, Salud y Vivienda, principalmente,
sin descuidar otras áreas como Transporte.
4. La política bancaria será ajustada a estas orientaciones
llevando al sistema en su conjunto a cumplir con su papel de intermediador y
catalizador del ahorro social hacia la inversión productiva a tasas bajas y en
correspondencia con la demanda de recursos. Fundamental en la realización de esta
nueva política económica serán las orientaciones en el sector externo de la
economía. Así, la política internacional para la Reconstrucción Nacional deberá
revisar todos los acuerdos alcanzados que atentan contra la producción
nacional. La protección para el desarrollo y la relación con otros países con
base en el beneficio mutuo resumen la guía de esta nueva política.
5. El petróleo será palanca para el desarrollo diversificado
de la economía. La renta será canalizada principalmente hacia la inversión
productiva. Mientras, la industria petrolera se diversificará en
correspondencia con las orientaciones de sustituir bienes importados en el
sector de derivados, sobre todo de los vinculados a la industria y su
desarrollo. La elevación de la producción petrolera estará sujeta al
comportamiento de la relación oferta y demanda en el mercado internacional y el
comportamiento del crecimiento de la economía mundial. Lo fundamental será la
perspectiva que brinde el desarrollo diversificado del aparato productivo nacional,
por tanto, la demanda interna que crecerá significativamente dado el desarrollo
del aparato productivo nacional, y será factor principal en la determinación
del crecimiento de la producción petrolera.
6. El carácter popular del nuevo orden se expresara en la
garantía para la realización de los principales derechos ciudadanos como la
Salud, Educación, Vivienda, Transporte, entre otros. El desarrollo de la
economía conducirá a mayores niveles salariales y de bienestar y ascenso
social. La base de la política de empleo será el desarrollo diversificado del
aparato productivo, que apuntale la elevación del empleo público en las
instancias del Estado garantes de derechos fundamentales del ciudadano, y no en
la burocracia. De esa manera, las dimensiones del Estado serán acordes con el
desarrollo de las fuerzas productivas y sus demandas de una población educada,
saludable y que goza de servicios públicos que garantizan mejores condiciones
de reproducción de la familia.
7. Nueva ética nacional. Este proyecto será factible con la
participación de la gente y con un liderazgo que sea fiel a la ética según la
cual los intereses populares y nacionales deben colocarse como norte de
actuación de cada venezolano. Una ética que en ningún caso obsta para elevarla
eficacia gubernamental y la eficiencia basada en el servicio público y el bien
común. Que, combatiendo la corrupción hasta extirparla, haga eficaz la
inversión pública para satisfacer las demandas sociales y eleve la producción
nacional.
Programa de Reconstrucción Nacional impulsado por
@Bandera_Roja a la discusión de todos los Venezolanos

Febrero de 2014

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here