Un conjunto de venezolanos preocupados por el destino de la educación en el
país, hemos decidido dar un paso al frente, con la intención de crear un
espacio de discusión y difusión donde converjan tanto individualidades como
representantes de los más diversos sectores del acontecer nacional, con el
único interés de expresarles al país y al mundo nuestro llamado de alerta sobre
el papel que el gobierno nacional pretende asignarle a la educación venezolana.
La nación ha sido testigo de cómo, desde el gobierno se han violentado todos
los principios democráticos a través de reiterados intentos por convertir a
nuestras instituciones educativas en instrumentos para el adoctrinamiento
político con la imposición  a nuestros
alumnos de  una sola visión del mundo,  con la intención de destruir los preceptos
constitucionales sobre la educación democrática y plural.
Desde sus inicios la estrategia fue clara con respecto a la educación y el
papel estratégico que ella debía cumplir en el impulso y consolidación del
modelo político que se nos ha querido imponer haciendo caso omiso a la voluntad
del pueblo venezolano, quien se pronunció en contra del llamado socialismo del
siglo XXI en el referéndum del año 2007. Los reiterados intentos por controlar
el sistema educativo y convertirlo en instrumento político-ideológico  de la revolución han sido repetidamente
rechazados por la sociedad civil organizada. Prueba de ello han sido los intentos
de partidizar la educación a través de diseños curriculares rechazados en
varias oportunidades por la sociedad civil. Más recientemente, retoma esta
estrategia con la promulgación de la Resolución 058, con ella se desnaturaliza
el papel de la escuela que la transforma de centro educativo,  en espacio para el control ideológico  por sectores ajenos al ámbito de las
escuelas. Si bien es cierto que esta política comenzó con el gobierno del Presidente
Chávez, tampoco lo es menos que el gobierno actual, presidido por Nicolás
Maduro, pareciera decidido a llevar adelante el asalto final a todo el sistema
educativo venezolano.
Hoy
les toca el turno a las universidades. Los factores
afectos al partido de gobierno  han
procurado, por todos los medios, hacerse del control de estas casas de estudio.
Estos intentos se han visto frustrados por la respuesta oportuna de los
miembros de la comunidad universitaria. Es importante señalar que, ni por la
vía de la violencia, ni por la vía electoral, han podido hacer realidad sus
deseos de domesticar a instituciones que, por su propia naturaleza y dinámica
histórica, nunca han sido sumisas al poder. Al no recibir el respaldo de los
universitarios, han escogido la vía de la asfixia presupuestaria como mecanismo
para doblegar la resistencia universitaria. Sumado a esto, se ha utilizado el
entramado legislativo y  judicial para
desnaturalizar la autonomía universitaria e impedir la elección de sus
autoridades. 
Es importante dejar claramente establecido que el
conflicto universitario va más allá de las justas reivindicaciones solicitadas
por los gremios, cuyas condiciones de vida se han visto afectadas por lo
miserable de los salarios. Esta deliberada política de cerco presupuestario
ha  traído como consecuencia la renuncia
de cientos de profesores cuya formación ha sido financiada por la universidad,
siendo su efecto inmediato, el deterioro de la calidad institucional. Es
preocupante observar cómo nuestros más prestigiosos centros de excelencia
académica se han ido convirtiendo en espacios que cumplen con extrema
dificultad la tarea de difundir el conocimiento ya producido, y donde se hace
cada vez más difícil la tarea de generación de nuevo conocimiento a través de
la investigación, lo cual es la función que corresponde cumplir a instituciones
de esta naturaleza. De igual manera, nos preocupa cómo se ha visto afectada la prestación de servicios a la
comunidad por la vía de la extensión universitaria. 
Como ciudadanos preocupados por la educación en el
país, no queremos que nuestras universidades sean arrastradas a replicar la
triste experiencia de instituciones de reciente data, donde no hay actividades
de investigación, ni mecanismos transparentes de ingreso al cuerpo docente, ni
carrera académica que indique la productividad intelectual de los mismos. No queremos una universidad recubierta por la
sombra del pensamiento único. El ambiente académico de una universidad
con aspiraciones de trascendencia debe ser de plena libertad y autonomía para
debatir sobre las diversas corrientes del pensamiento. Para ello es necesario
un presupuesto justo y el cese a las intenciones de acabar con la autonomía
universitaria.
Compartimos el reclamo de los profesores
universitarios por un salario justo y 
por el respeto que exigen a sus asociaciones gremiales, pues, ellas son
los interlocutores legítimos para discutir su contratación colectiva y no
organizaciones paralelas sin legitimación alguna, tal como ha venido sucediendo
en otros sectores de la vida nacional.  
Respaldamos la negativa de los universitarios  a aceptar un proyecto de contratación
inconsulta  que pretende cercenar la
autonomía y desnaturaliza el papel de la universidad como centro del
pensamiento plural y libre.  Acompañamos
los reclamos por un presupuesto justo que provea a los estudiantes de becas
decentes, transporte, servicios de comedor de calidad y por el fortalecimiento
de la importante misión que tienen las Organizaciones de Bienestar Estudiantil.
Hacemos un llamado al pueblo venezolano a
incorporarse activamente en la lucha por la defensa de la calidad de la
educación venezolana en todos sus niveles y modalidades. Esta cruzada debe
contar con la participación de los padres y representantes de los
estudiantes,  los egresados, las
Academias Nacionales, los Colegios Profesionales y  todos a quienes preocupa el destino del país.
Debemos cerrar filas para asegurar a las nuevas generaciones una educación
libre, democrática y de calidad para todos los venezolanos. 
¡Por una educación
libre, plural y de calidad!
¡Por la defensa de
la universidad del pueblo!
Todo el gremio magisterial
Gremio profesoral universitario
Movimiento Estudiantil Universitario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here