Túnez : “Contra los que quieren una simple liberalización de la dictadura…”

Translated mercredi 16 février 2011, par J.A.Pina
Hamma Hammami portavoz del PCOT, y su esposa Radhia Nasraoui, abogada y militante de los derechos humanos, reclaman una Asamblea constituyente, único medio de cambiar fundamentalmente el régimen
Un mes después de la fuga de Ben Alí, la situación sigue siendo extremadamente tensa en el país. En Kef, ciudad montañosa del noroeste, la ira estalló cuando dos manifestantes fueron fríamente abatidos por un comisario de policía vinculado al antiguo régimen, al que la población exigía su partida. En la cuenca minera de Gafsa, los parados han decidido bloquear las actividades de la Compañía de fosfatos hasta obtener trabajo. Para todos, se trata ahora de luchar para que la ruptura sea real, cuando muchos querrían que se limitase a simples cambios formales. Entrevista con Hamma Hammami, portavoz del Partido Comunista de los Obreros tunecinos (PCOT)
HD. ¿Cómo ve usted el mes de “transición” transcurrido ?
Hamma Hammami. El peligro de que la revolución sea confiscada está todavía presente. Aunque haya caído la dictadura, las estructuras de la misma permanecen. Lo que me tranquiliza es la continuación de la movilización popular. Hay manifestaciones en la calle y huelgas con reivindicaciones sociales y políticas. La movilización es, por ejemplo, muy importante desde el nombramiento de nuevos gobernadores. ¡De 24, 19 son del RCD, partido de Ben Alí ! Con la presión de las manifestaciones, el de Gafsa ha sido obligado a marcharse. El pueblo que ha hecho la revolución no quiere ser engañado con la adopción de simples reformitas.
HD. ¿No os convence el nuevo gobierno nombrado tras la gran movilización de los tunecinos ?
H.H. No hay que dejarse engañar : este gobierno difiere poco del primero. Los nuevos ministros son presentados como tecnócratas, pero muchos son adictos a la línea de los anteriores dirigentes. Elyès Jouini, ministro encargado de las Reformas económicas y sociales es conocido por sus convicciones capitalistas neoliberales. De hecho, esto responde a los intereses de los Estados Unidos y de los europeos. Ni los unos ni los otros desean que la revolución culmine.
Quieren una liberalización del régimen que preserve la economía neoliberal. La población sabe que, por el momento, no hay una ruptura real, sino una simple gestión de liberalización de la dictadura. Yo lo he dicho : los nuevos gobernantes son en su mayoría provenientes del RCD. Lo mismo en los nombramientos a la cabeza de los medios audiovisuales. La policía política todavía no ha sido disuelta. El Parlamento es una asamblea fantoche que acaba de votar poderes excepcionales para el gobierno, etc. Actualmente hay un intento de contener la revolución.
HD. El PCOT forma parte del Frente 14 de enero, que reúne a varios partidos de izquierda. ¿Cómo piensan ustedes influir en este periodo ?
H.H. Nosotros exigimos la formación de un gobierno provisional donde sus miembros no tengan nada que ver con el antiguo régimen. Debería ser nombrado por un congreso nacional de salvaguarda de la revolución que reuniese a representantes de los partidos y organizaciones que han luchado contra la dictadura, a los comités populares que han surgido en el curso de la revolución, a asociaciones provenientes de la inmigración. Este gobierno tendría por tarea gestionar los asuntos corrientes y organizar la elección de una asamblea constituyente. Asamblea que tendría la soberanía popular y estaría por tanto facultada para definir el régimen político que los tunecinos quieran. Concretamente, nosotros continuamos movilizando en la calle. Reforzamos nuestro trabajo con los comités populares aparecidos durante la revolución para que tengan peso en el proceso de cambio. Estamos también desarrollando el Frente a escala local, regional y sectorial.
HD. ¿Cómo ven ustedes las elecciones presidenciales previstas para dentro de seis meses ?
H.H. Nosotros no queremos estas elecciones presidenciales. ¿Quién dice que los tunecinos quieren un régimen presidencial ? La mayoría, incluidos los partidos, se manifiestan por un régimen parlamentario. Además, para que las elecciones sean democráticas, es necesario abolir la Ley de la prensa, la de partidos, la de asociaciones, la Ley electoral… es necesario disolver previamente el Parlamento y la policía política. Actualmente, hay una auténtica carrera contra reloj que iniciada entre las fuerzas democráticas y el gobierno para que no nos encontremos dentro de unos meses con un nuevo gobierno RCD.
HD. La contestación social crece. ¿Es una fuerza para la transición ?
H.H. Es verdad, el movimiento social está tomando el relevo. La huelga más importante ha tenido lugar en la cuenca minera de Gafsa, pero otras muchas han estallado en otras regiones y sectores claves. En 23 años de reinado de Ben Alí, ha habido un empobrecimiento generalizado de los obreros, de los artesanos, de los pequeños comerciantes… la carestía de la vida se ha hecho insoportable, no sólo para los parados sino para todos los trabajadores, cuyos derechos han sido violados por el régimen. El empobrecimiento es tal que hablar de “capas medias” es un simple eslogan ideológico. Todo esto, y los espacios de libertad que han sido conquistados, impulsa a la gente a reivindicar.
TOMADO DE L´ HUMANITE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here